logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

Al Ándalus
Miércoles, 22 Abril 2015 18:47

Sebastián de la Obra: "Al-Ándalus es el primer Renacimiento que existe en Europa"

Poema de Yusuf, obra anónima del siglo XIV Poema de Yusuf, obra anónima del siglo XIV wikipedia.org
Por 

“Al-Ándalus es una palabra que es como un salvoconducto, como en los cuentos cuando éramos pequeños y decíamos una palabra y se abría una cueva, o se iniciaba un camino o se caía una muralla”. Hablar con Sebastián de la Obra siempre es un placer, y más de un tema que le encanta como es el del legado andalusí que queda en nuestra tierra. Así que, en su presencia, pronunciamos la palabra mágica de Al-Ándalus y nos dejamos llevar a ese mundo onírico que tan bien conoce.

“En Al-Ándalus se mezclan el mito y la razón”, nos cuenta Sebastián de la Obra. El director del Archivo y Servicio de Documentación del Parlamento de Andalucía, además de fundador de la Casa de la Memoria de Sevilla y de la Biblioteca de Casa de Sefarad-Casa de la Memoria de Córdoba, entre otros muchos cargos, nos invita a conocer esas dos realidades de uno de los periodos históricos más importantes de Andalucía. “Es un periodo que tuvo una enorme complejidad desde el punto de vista histórico, con realidades incuestionables en el plano político, cultural, ideológico, religioso, lingüístico, etc.”, pero que también tuvo una gran importancia desde el punto de vista mitológico, onírico, ya que “Al-Ándalus es posiblemente uno de los mejores sueños, de los más fructíferos, de los que pueden posibilitarnos mirar un futuro mejor”, gracias al concepto de la “diversidad y de la tolerancia”.


“Quienes reivindican Al-Ándalus desde la violencia y el resentimiento no tienen ni idea de lo que significó”

Como toda palabra mágica, Al-Ándalus tiene mucho poder, y un poder que puede ser mal utilizado si cae en malas manos, como la de “los tontos terribles y violentos que han convertido la palabra Al-Ándalus en un instrumento cruel para aplicar el horror”. Como habrán podido adivinar, nuestro invitado se refiere a gente de Al Qaeda o del Estado Islámico que desean “volver a una época de la que no tienen ni idea”. Pero también carga contra los que se quedan sólo en el romanticismo y no quieren ver la cruel realidad de este periodo, en el que no todo fue paz y cultura, o los que “niegan que el mejor y mayor momento de esplendor cultural, político y de diversidad que ha existido en la Península Ibérica es Al-Ándalus”, algo que hacen por “ignorancia y por manipulación”. Por eso, Sebastián de la Obra no duda en califica este periodo como “el primer Renacimiento que existe en Europa”, muchos años antes que el italiano que todos conocen. “Aquí hubo tensiones tribales, hubo dominio, hubo explotación; pero también hubo una explosión cultural como en el continente europeo no se había dado”. Esa explosión cultural se basó en dos pilares: una élite cultural y un respeto a la gran diversidad lingüística, cultural, religiosa y étnica.

En este sentido, se queja de que hayamos estado “500 años negando esa realidad” para ahora recuperarlo por parte de los organismos públicos por “su mero interés mercantil”. “Cuidan el producto de consumo, no la noción de identidad”, por eso “hablan de la Alhambra, de la Mezquita o de la Giralda no como el resultado de una realidad múltiple y diversa sino como un elemento producto para el mercado”. En este punto, recordamos la polémica de la Mezquita-Catedral de Córdoba, del que ya hablamos con nuestro invitado en su día, y que considera “un asunto electoral”. Por ello, critica “la profunda hipocresía de los poderes públicos y de los partidos políticos que no han dicho ni pío en los últimos 30 años y que en periodo electoral se suman a las campañas” y la actitud de la Iglesia, que “más torpe, más inútil y más ciega no puede ser”. “La Mezquita de Córdoba es posiblemente el templo más hermoso, más sincrético, más diverso de todo el continente europeo, y borrarle la palabra que le otorga ese simbolismo y esa realidad es... podría decir muchos adjetivos pero no son los propios ni de mi persona ni del espacio en el que estamos”.


“Lo andalusí, el patrimonio intangible de Al-Ándalus, somos nosotros”

En cuanto a la convivencia pacífica de las tres religiones durante este periodo, Sebastián de la Obra aclara que no se debe utilizar el término convivencia, un concepto muy moderno y con unas peculiaridades que no se daban en los siglos IX y X, sino el de coexistencia o vecindad, “una peculiaridad que no se daba en otros lugares”. Aunque hubo “momentos de persecución”, también los hubo de “absoluta inteligencia para vivir en común”, algo que se vivió en su mayor esplendor durante el Califato de Córdoba. “La realidad socio-política y cultural de reconocimiento a la diversidad que hubo en el Califato de Córdoba no se ha vuelto a dar en la historia de este país hasta nuestra democracia”.

Respecto al legado que nos dejó esa época, el legado andalusí está presente en la mayoría de lo que somos, desde nuestro lenguaje, nuestra gastronomía o nuestras ciudades, que “sólo se dan aquí y no en el norte”. Pero el problema es considerar ese legado como una herencia árabe, cuando “lo andalusí, el patrimonio intangible de Al-Ándalus, somos nosotros”, es decir, que todavía nos cuesta asumir que ese legado es algo ajeno, cuando es algo nuestro, “que formamos parte de esa identidad”.

Puedes escuchar en este podcast toda la entrevista y disfrutar de los conocimientos que comparte con Sebastián de la Obra.