logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

Al natural
Viernes, 06 Febrero 2015 11:32

¿Consumes ecológico? ¿Qué tipo de consumidor eres?

Frutas y Verduras Frutas y Verduras (cc) pixbay.com
Por 

El consumo de productos ecológicos sigue creciendo y la preocupación por el origen de los alimentos también. Según un estudio del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, uno de cada tres españoles consume productos de origen natural, cultivado sosteniblemente. El 25% de quienes consumen ecológico lo hacen a diario. Estos alimentos suponen casi el 30% de nuestra cesta de la compra.

La mayoría empezamos a buscar frutas y verduras ecológicas y luego vamos incorporando a nuestra cesta otros productos, para la despensa, para la limpieza, incluso para vestirnos o trabajar. Pero, como en todo, hay quienes se implican más y menos. El perfil sería el de una mujer de más de 35 años que vive en una población de menos de 200.000 habitantes y pertenece a un hogar en el que viven unas cuatro personas. En el estudio sobre los perfiles sociodemográficos de los consumidores de productos ecológicos, se establece una tipología curiosa

  1. Los "desimplicados", que apuestan por lo ecológico porque está de moda.
  2. Los ecologistas, que intentan hacer un consumo sostenible y consecuente con su preocupación por la conservación de la naturaleza.
  3. Los convencidos, que reivindican una alimentación natural y hábitos de vida respetuosos con el medio ambiente.
  4. Los preocupados por la salud que se acercan a estos productos en busca de calidad y bienestar propio.

En general se trata de consumidores y consumidoras informados y preocupados tanto por su salud como por el medio ambiente; comprometidos con la sostenibilidad y que consideran que el producto ecológico tiene una calidad superior. El informe pone de relieve que 8 de cada 10 prefieren consumir productos locales y cultivados cerca de donde viven y que el 60% comprean evetualmente productos de comercio justo.

Gracias a los mercados ecológicos, que están presentes en casi todas las ciudades y muchos pueblos, además de las cooperativas de productores y consumidores eco y sumando las mejoras de los sistemas de distribución y el auge de los huertos urbanos, estos productos frescos y ecológicos son más accesibles. Aun así, en este estudio se pone de relieve cómo la crisis económica ha hecho mella y si hace tres años el precio era algo que sólo preocupaba al 26% de la población, en la última encuesta, el 42% afirmaba que no se planteaba consumir ecológico por su precio.

Hace poco leía en un blog que unos investigadores de una Universidad de California, en EE.UU. habían tumbado el mito de que la agricultura convencional intensiva era más productiva que la ecológica. Entre otras cuestiones, los investigadores destacaban que “nuestro sistema agrícola actual produce más comida de la que se necesita para alimentar a todo el planeta. La erradicación del hambre mundial requiere aumentar el acceso a los alimentos, y no simplemente la producción. Además, el aumento de la proporción de la agricultura que utiliza métodos sostenibles, la agricultura ecológica, no es una opción, es una necesidad. No podemos seguir produciendo alimentos en el futuro sin cuidar de nuestro suelo, el agua y la biodiversidad “.