logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

Al natural
Jueves, 27 Marzo 2014 22:11

Mercadillos ecológicos en Málaga: consumo sostenible, producción responsable

Naranjas del Guadalhorce Naranjas del Guadalhorce Miradas de Andalucía/ Flickr.com
Por 

 

Los fines de semana en Málaga y el Valle del Guadalhorce tenemos la oportunidad de conocer, comprar y compartir productos ecológicos. Marbella, Cártama, Mijas, Coín y Benalmádena instalan en sus plazas una o dos veces al mes los puestos en los que productores ecológicos de la zona ofrecen frutas y verduras de temporada y del terreno creando una red de consumo sostenible.

La comarca malagueña del Valle del Guadalhorce se incluye entre las 25 áreas que la Junta de Andalucía tiene previsto incluir en el catálogo de Zonas de Especial Conservación que ha aprobado recientemente y que está aún en fase de información pública. Primar los procesos ecológicos; restaurar los hábitats degradados o desnaturalizados; conservar la flora y la fauna y garantizar la protección del paisaje. Estos son los puntos principales sobre los que incidiría esta figura de protección europea de la Red Natura 2000 cuyo objetivo es el mantenimiento y la recuperación de hábitats y especies de interés comunitario.

La Asociación Guadalhorce Ecológico no tiene ánimo de lucro y desde que nación, en 2008, agrupa a productores y consumidores de productos ecológicos de casi toda la provincia de Málaga. Lleva, por tanto, más de seis años promoviendo valores como la ecología, la sostenibilidad, el consumo de productos de temporada y proximidad.

Este colectivo apuesta por producir, transformar y comercializar alimentos y bienes provenientes de la agricultura y ganadería ecológica y por fomentar la formación y la sensibilización entre la población sobre la repercusión que tiene sobre la naturaleza un consumo irresponsable.

Y entre sus actividades destaca la red de mercadillos de agricultores ecológicos que, bajo el nombre de Guadalhorce Ecológico, ofrecen a los malagueños y malagueñas la posibilidad de “acceder a productos alimentarios ecológicos de máxima frescura, de temporada y cercanos (KM-0) durante todo el mes a un precio muy justo tanto para productores como consumidores”.

Cada fin de semana, consumidores y productores tienen la oportunidad de encontrarse y compartir experiencias y buenos alimentos en los mercados que se celebran por la comarca y que no se olvidan de nadie: ni siquiera de los más peques. La asociación piensa en ellos y organiza “El Taller de los Sentidos” o “El Taller de Siembra” con los que aprenden a distinguir productos de temporada y el proceso de producción de frutas y hortalizas, para sembrar en ellos la inquietud y el interés por el cuidado de la naturaleza.