logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

Ciudad Verde
Jueves, 16 Octubre 2014 08:31

¿Cuáles son las ciudades más verdes en Andalucía?

Huerto urbano Huerto urbano wikipedia.org
Por 

Los espacios verdes en una ciudad tienen funciones sociales y ecológicas que los convierten en algo más que un lujo para determinadas zonas muy urbanizadas. Las personas tienen una necesidad innata de contacto con la naturaleza, algo accesible si vivimos en un entorno rural pero no tanto si lo hacemos en grandes ciudades, donde podemos pasar un elevado porcentaje de nuestro tiempo rodeados de cemento y asfalto. Un problema que se debe solucionar habilitando más zonas verdes y facilitando su conservación y acceso.

¿Cuál es el mínimo de zonas verdes por habitante que debe tener una ciudad?

El mínimo varía según el organismo o institución. Así, la Unión Europea es más permisiva y establece que debe haber 5 m2 de zona verde por cada habitante, mientras que la legislación española se rige por los estándares de la Organización Mundial de la Salud y eleva esta cifra hasta los 10 ó 15 metros cuadrados. Sin embargo, apenas hay unas cuantas ciudades españolas que cumplan con este objetivo.

¿Cumplen las ciudades andaluzas este objetivo?

La gran mayoría, no. Sólo Córdoba alcanza los 15 m2 por habitante  y muchas ciudades ni siquiera llegan a los 5 m2 que fija la normativa europea.

¿Cuáles son las ciudades andaluzas más verdes?

En el ranking de espacios verdes en Andalucía, Sevilla es la provincia con mayor cantidad de parques y zonas verdes, aunque es la ciudad de Córdoba la que mejor proporción de zona verde por habitante tiene, como hemos dicho antes. Córdoba, además de Huelva, también puede presumir de tener esas zonas verdes bien ubicadas, ya que ambas consiguen que el 80% de la población tenga una a menos de 300 metros de distancia, que es lo recomendable.

¿Y las que menos?

En el lado opuesto estarían la provincia de Cádiz y más concretamente Algeciras, la ciudad andaluza con menos zonas verdes públicas, con apenas 95, la única que no llega al centenar. Números parecidos tienen otras ciudades como Jaén, Dos Hermanas o Cádiz, que tiene el dudoso honor de ser la peor ciudad andaluza en proporción de zona verde por habitante. Cádiz tiene 2,55 m2 de espacio verde por habitante, poco más de la mitad de lo que exige la ley y muy lejos del estándar de salud recomendado.

¿Son conscientes los andaluces de este problema?

Según el Ecobarometro de Andalucía 2013, sí, ya que los andaluces consideran la ausencia de parques y zonas verdes como el segundo problema ambiental más grave de sus ciudades, sólo superado por la suciedad de las calles, y por encima de otros como los residuos o la contaminación lumínica y del aire.

¿Qué beneficios tienen las zonas verdes urbanas?

Desde un punto de vista ecológico, los espacios verdes cumplen funciones beneficiosas y fundamentales: actúan como sumideros de CO2, limpian el aire, funcionan como reguladores térmicos gracias a su permeabilidad y a su composición vegetal y son reservas de biodiversidad. En el sentido de conservación de esta biodiversidad, la planificación urbana debe perseguir que las distintas zonas verdes de una ciudad formen una red y no una serie de espacios aislados.

Pero es que, además de estos beneficios ecológicos, también tienen beneficios en nuestra salud. De hecho, existe una rama de la psicología, la denominada psicología ambiental, que estudia la influencia del entorno en la psique y el comportamiento de las personas. Según estos estudios, un mal diseño del paisaje urbano, con falta de espacios verdes o lugares donde socializarse, puede provocar la aparición de diversas patologías psicológicas, además de otros problemas como hastío, estrés o irritabilidad.

¿Cuáles son los mayores riesgos a los que se enfrentan las zonas verdes urbanas?

Son varios. Los ecologistas denuncian como los más habituales las promociones y edificaciones en zonas calificadas como de parques y jardines, la mala gestión y cuidados de estos, y las talas indiscriminadas de árboles en las calles, como la llevada a cabo en Sevilla este verano.

¿Qué iniciativas se están llevando a cabo para mejorar la situación?

Uno de los proyectos con más peso en los últimos años en las ciudades son los huertos urbanos, una forma educativa, social y de ocio de revalorizar la cultura agraria además de aportar espacios verdes y ser fuente de empleo y de recursos alimentarios. En este sentido destaca el huerto urbano del barrio de Miraflores, en Sevilla, una iniciativa que pusieron en marcha unos vecinos del barrio que en 1983 crearon la asociación Comité Pro-Parque Educativo Miraflores. El proyecto ha recibido este año el Premio Andalucía de Medio Ambiente al mejor proyecto de educación ambiental y hace dos la Medalla de la Ciudad de Sevilla.