logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

Código Fuente
Miércoles, 10 Junio 2015 12:13

Código Fuente: #CalidadAireAD

Contaminación del aire. Contaminación del aire. Pixabay
Por 

En la edición de esta semana nos preguntamos qué tal es el aire que respiramos en Andalucía y cómo afectan a nuestra salud y a nuestra calidad de vida las centenares de partículas en suspensión a las que estamos expuestos.

Hace unos días, la organización ecologista Greenpeace colgaba una enorme pancarta en la fachada de un hotel sevillano en el que se reunían representantes de la UE y de las principales industrias contaminantes para definir la futura Directiva de emisiones permitidas para las grandes instalaciones industriales de combustión.

La organización ecologista ha denunciado que las negociaciones se están realizando en secreto, que no están trascendiendo detalles y que el único borrador que se conoce es bastante negativo pues relajaría los límites actuales para las centrales térmicas de carbón y puede suponer la muerte de más de 70.000 en una década.

Greenpeace no sólo denunciaba con esta protesta la posible manga ancha de Europa sino la presencia de las industrias implicadas en la negociación. Según el colectivo, siete de los once miembros de la delegación gubernamental española pertenecen a la industria y cuatro de ellos a compañías eléctricas.

Hablaremos de los efectos ecológicos que tienen las emisiones contaminantes y de la calidad del aire que respiramos en nuestros pueblos y ciudades. Las áreas metropolitanas de Granada y Sevilla, por el intenso volumen de tráfico que soportan, y las zonas industriales de Algeciras y Bailén, por la concentración de industrias, son los cuatro puntos negros de la contaminación ambiental en Andalucía.

Los informes de Ecologistas en Acción al respecto concluyen que 9 de cada 10 andaluces respiramos un aire que supera los límites de contaminación establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En el ámbito europeo, el panorama no es mejor. La Organización Mundial de la Salud alerta que la contaminación del aire provoca unas 600.000 muertes prematuras en Europa. El coste de estas muertes y de tratar el resto de enfermedades relacionadas con la calidad del aire que respiramos asciende a unos 1,4 billones de euros al año.

España sería el octavo país europeo con más pérdidas por este motivo, y entre las 100 instalaciones más contaminantes hay cinco españolas: las centrales térmicas de Andorra, en Teruel, en el puesto 61; la de Escucha, también en Teruel, en el 85; la de Litoral de Almería, en el 88; y la de Compostilla, en León, en el número 95. Cierra la presencia española el complejo industrial de refino que tiene Repsol YPF en Tarragona, en el número 97.

Los efectos para la salud de esta contaminación atmosférica van más allá de provocar enfermedades respiratorias. Según varios estudios, estar expuestos a altos de niveles de polución también provocaría mayor riesgo de sufrir ansiedad y accidentes cerebrovasculares.

Efectos de la polución en el ser humano

Otro informe, en este caso del Centro de Investigación en Epidemiología Ambiental de Barcelona, constata que los alumnos de escuelas cercanas al tráfico tienen un desarrollo cognitivo más lento. Según las conclusiones de esta investigación, sustancias como el diesel desprenden partículas que afectan a nuestro cerebro, interfiriendo en la liberación de algunos neurotransmisores.