logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

Doñana
Miércoles, 28 Enero 2015 13:35

Breve repaso a la historia de Doñana

Restos tartésicos Restos tartésicos en.wikipedia.com
Por 

Fuente de leyendas y mitos, lo que hoy conocemos como Parque Nacional de Doñana y su entorno ha ocupado un lugar predominante en la literatura mitológica grecorromana. Sin embargo, más allá de estas consideraciones, los hallazgos arqueológicos nos muestran como el ser humano ha poblado este espacio desde el siglo II a.C. Hoy nos ocuparemos de destacar a modo de reseña la evolución de esta presencia en este hábitat único en el continente europeo.

Los primeros restos arqueológicos que se han encontrado en la Parque Nacional de Doñana se datan en el siglo II a.C. durante la época de dominio romano de la Península. Sin embargo, son muchas las leyendas y mitos que sitúan en este rincón de nuestra Andalucía algunos de los lugares legendarios de la mitología grecolatina.

Así, en los últimos años, han aparecido estudios que aseguran que es en Doñana donde se podrían hallar los restos de la legendaria Atlántida, hasta el punto que hay un corriente investigadora que pretende recabar los permisos suficientes como para escabar y poder así corroborar sus tesis.
Más allá de esta posible tesis, lo cierto es que disponemos de fuentes documentales que describen estos humedales desde la época romano, momento del que también se conservan restos arqueológicos.

Os dejamos un enlace a la web Cuadernos de Campo donde podéis consultar una cronología bastante exhaustiva sobre la evolución de la presencia del ser humano en Doñana.

Edad Media

Son escasos en lo que se refiere a la época de dominio musulmán, y no será hasta conquista de Alfonso X el Sabio cuando comiencen a proliferar ermitas e iglesias fruto del intento de la cristianización de la zona.  A partir de ahí, especialmente a lo largo de los siglos XV y XVI encontramos restos tanto de construcciones militares, como las almenaras que protegían la costa de los ataques berberiscos.

¿Por qué se llama Doñana?

En lo que se refiere al nombre, proviene del séptimo duque de Medina-Sidonia que construyó un palacio que finalmente regaló a su esposa Doña Ana Gómez de Mendoza y Silva. Un nombre que posteriormente iría simplificándose con el uso hasta convertirse en el Coto de Doñana, ya que es durante esta época cuando comienzan a configurarse los lindes y señoríos de la zona.

Finalmente, a partir del siglo XVIII, tras siglos cuya única explotación del entorno fue la caza, nos encontramos el inicio de tres usos y actividades que marcarían el devenir del parque en las siguientes décadas:

-    La explotación forestal del bosque.
-    El mantenimiento de las dehesas y pastos para la ganadería.
-    Fomento del coto como cazadero, para lo que se acondiciona de nuevo el antiguo palacio.

Finalmente, ya en el siglo XIX comienza el interés científico por la biodiversidad que alberga el parque a partir del catálogo de aves realizado por D. Antonio Machado y Núñez, para más tarde entrar a formar parte de los Parques Nacional y ser un especio con la máxima protección ambiental desde diversos organismos internacionales.

Nota: Los contenidos de este artículo provienen en su mayor parte de las publicaciones realizadas por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía.

-->
-->