logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

Educación Universitaria
Miércoles, 25 Febrero 2015 20:18

Propuestas en materia de Educación para las elecciones andaluzas de 2015

Propuestas en materia de Educación para las elecciones andaluzas de 2015 Autor: Nemo/pixabay.com
Por 

En una semana marcada por las protestas de los estudiantes universitarios y de institutos contra la nueva reforma que propone el Ministro José Ignacio Wert, la conocida como reforma 3+2, hemos querido preguntarle a los diferentes partidos políticos cuáles serán sus propuestas en materia de Educación para las elecciones andaluzas del 22 de marzo. Lo curioso es que todos apuestan por una Educación pública y de calidad, en la que no haya recortes, pero ninguno asume que haya realizado esos recortes. La forma de asegurar esa Educación pública y de calidad también difiere. A continuación, os dejamos un resumen de las principales ideas o propuestas de los distintos partidos.

PSOE

Empezamos, como es habitual, por el PSOE, al ser éste el partido que gobierna en Andalucía. El Partido Socialista basa su política de educación en convertir nuestra comunidad en “un muro de contención” contra la aplicación de leyes del Gobierno central como la conocida como 3+2, que convierte los grados universitarios en carreras de tres años con la casi obligatoriedad de tener que cursar un máster de dos años. Nos lo contaba Agustín Cañete, Secretario General de Juventudes Socialistas de Sevilla, quien también recordaba que la Junta ya se ha opuesto a otras leyes educativas del Gobierno central que consideraba injustas, como aumentar la ratio de alumnos en las aulas o la supresión de los cheques-libro, ya que “Andalucía es la única comunidad autónoma en la que se siguen manteniendo los cheques-libro”.

El portavoz del grupo socialista en el Parlamento andaluz, Mario Jiménez, ha querido dejar claro que, con el PSOE en la Junta, “la educación pública y de calidad está garantizada”. El dirigente socialista ha afirmado que, pese a los recortes que impone el Partido Popular desde el Gobierno central, “los recursos públicos están garantizados plenamente, así como la educación pública de calidad, que permite que los niños andaluces puedan llegar hasta donde quieran sin que las circunstancias económicas sean una limitación para que las familias de Andalucía puedan escolarizar a sus hijos”.

Sobre la reforma universitaria del 3+2, el portavoz socialista pide que se “paralice definitivamente” porque es “una medida claramente discriminatoria que busca la dualización de la sociedad y la discriminación y la segmentación entre aquellos que pueden pagarse una titulación universitaria, cada vez más exigente desde el punto de vista económico por decisión del Gobierno de España, y aquellas  familias que tienen dificultades para poder garantizarle unos estudios universitarios a sus hijos”. Por tanto, ha prometido que el PSOE se opondrá a que se aplique esta ley en nuestra comunidad y ha recordado que “el sistema universitario andaluz es el más justo, equitativo y en términos de calidad, está entre los primeros del conjunto del Estado”. En el mismo sentido se ha expresado Susana Díaz, quien denuncia que “se está tratando a las universidades como centros comerciales” y que “mientras sea la Presidenta de Andalucía avalado por los andaluces aquí en Andalucía con la Universidad pública no se juega”.

PP

Desde el Partido Popular apuestan por un “gran pacto educativo” con el PSOE que sirva “para ofrecer las mejores soluciones a los problemas enquistados en la educación andaluza”. Así lo ha defendido la portavoz de Educación del PP andaluz, Marifran Carazo, quien denuncia “los tres años en blanco” que ha sufrido el sistema educativo andaluz con el gobierno bipartito, cuya gestión se ha caracterizado por “ausencia de diálogo, recortes sin precedentes y acumulación de problemas sin resolver”. Según Carazo, “estos tres años nos dejan centros educativos empobrecidos, e infraestructuras con serias deficiencias por la reducción, año tras año, de la partida de los gastos de funcionamiento de los colegios e institutos públicos”, y además agregó que el profesorado andaluz se encuentra “machacado y sin esperanza, que es el que menos cobra de España, y que está hoy concentrado reclamando la devolución de su paga extraordinaria”.

Otras críticas a la gestión educativa de la Junta son la política de becas, a la que califica de “fraude” ya que deja a 40.000 jóvenes andaluces sin poder acceder a la oferta de FP básica; los todavía 174 centros en Andalucía que tienen que dar clases en aulas prefabricadas; los recortes de “economía de guerra” que sufren los centros educativos”; y otros “escándalos” como el despido de monitores de los centros educativos, las bajas sin cubrir, o el “fracaso reconocido” de la Beca Segunda Oportunidad y de la beca Adriano, que han supuesto “un engaño a las familias”. Además, reclama la convocatoria de oposiciones “con normalidad y en los tiempos previstos”, y desbloquear la convocatoria de plazas de profesores en los conservatorios, paralizadas desde hace 15 años.

En el mismo sentido se expresaba hace unos meses la vicesecretaria general del PP Andaluz, Virginia Pérez, quien denunciaba que “Andalucía es la segunda comunidad que menos gasta por alumno en educación pública”.

Izquierda Unida

Izquierda Unida, al igual que el PSOE, también ha cargado contra los recortes realizados por el Gobierno del PP en esta área. El candidato de la coalición de izquierda por la provincia de  Huelva, Rafael Sánchez Rufo, explica que la propuesta de su formación en materia educativa es “una apuesta por la educación pública, gratuita, de calidad, laica y no sexista”. En este sentido, Izquierda Unida defiende que “Andalucía se debe convertir en un espacio en el que la educación esté libre de los recortes” y propone, entre otras cosas, racionalizar la ratio de alumno “para llegar a 20 alumno por clase en Educación Infantil, de 25 en Educación Primaria y Secundaria, de 30 en Bachillerato” para que se pueda alcanzar esa educación de calidad y evitando la saturación y masificación de las aulas.

Igualmente, Izquierda Unida también apuesta por “una red pública de Educación que se extienda también a la Educación Infantil de 0 a 3 años y al bilingüismo”, apoyando también la figura del monitor escolar y del educador o trabajadores sociales. Sánchez Rufo también explica la propuesta de su partido de aportar “instrumentos de formación y adecuación permanente de los conocimientos del profesorado”.   

Respecto a los recortes del Gobierno central en las Universidades, el candidato de Izquierda Unida ha hecho una defensa de una universidad pública y accesible para todas las clases sociales, que “necesita más financiación, más democracia interna y más apuesta por la investigación”. Por ello, afirma que su partido apostará por las becas que ayuden a que “los estudios universitarios sean un derecho accesible a los hijos y las hijas de la clase trabajadora” frente a la Ley Wert del 3+2 que busca una educación elitista.

Partido Andalucista

El Partido Andalucista critica que, “aunque hemos visto al Gobierno del PSOE e Izquierda Unida detrás de las pancartas en protesta por la reforma educativa del Partido Popular, la realidad es que somos la segunda región que más ha recortado en Educación en 2014”. Son palabras de su Secretario Nacional de Programas electorales, José David Sánchez de Medina, quien, ante este panorama, propone “un pacto federal, un pacto de Estado que garantice la financiación suficiente para que ese gasto medio por alumno se unifique y sea una consignación presupuestaria fija”, lo cual evitaría “estos niveles de abandono y de fracaso escolar que tenemos en Andalucía”. Otras propuestas andalucistas en materia de educación son sacar más plazas de profesorado, hacer un plan de infraestructuras que permita abandonar las caracolas o aulas prefabricadas para dar clase y acabar con el déficit financiero de las universidades.

Por otra parte, el secretario general del Partido Andalucista y candidato a la Presidencia de la Junta, Antonio Jesús Ruiz, ha manifestado su apoyo a las monitoras despedidas de sus centros educativos y que se manifestarán esta misma semana contra le gestión que está realizando la Junta en este conflicto. Ruiz ha reiterado su defensa de “un colectivo que continúa en lucha frente a lo que es una injusticia cometida por la administración andaluza, y que podría salirnos muy cara si el gobierno andaluz no rectifica y busca una salida negociada”.

Sobre los recortes de la Junta al dinero de las universidades también habló Javier Checa, candidato a la alcaldía de Málaga por el PA, quien afirmó que “el PSOE de la Junta de Andalucía le debe 90 millones de euros a la Universidad de Málaga”. Checa también recordó que “invertir en educación es invertir en el estado de bienestar social”.

UPyD

El partido de Rosa Díez apuesta por devolver al Estado las competencias de Educación como forma de asegurar la igualdad de todos los españoles. Critican que actualmente la Educación es una competencia transferida completamente a las Comunidades Autónomas con el resultado de tener 17 sistemas educativos distintos en España. Sin embargo, aseguran que su sistema no significa una recentralización, ya quedaría en manos de las Comunidades Autónomas la gestión.

UPyD, al igual que la mayoría de partidos, aún no tiene cerrado su programa electoral para las elecciones del 22 de marzo, pero si nos atenemos al que presentó a las elecciones de hace tres años, sus propuestas educativas girarán en torno a mejorar la integración de la Universidad andaluza en el Espacio Europeo de Educación Superior; racionalizar el número de universidades públicas mediante fusiones; establecer un programa de becas y apoyar la manutención y/o alojamiento con fórmulas de préstamos sin intereses; equiparar el precio del crédito al coste del mismo y establecer una nueva política de tasas universitarias; fomentar la participación de empresas y fundaciones en la financiación de las Universidades; y optimizar el ratio personal docente / personal no docente, entre otras.


Ciudadanos

Desde Ciudadanos, consideran la educación como uno de los pilares de su programa político, apostando por un sistema educativo público, gratuito, universal e igualitario. Así lo defiende Antonio Espinosa, Secretario de Acción Política de Ciudadanos, quien recuerda que cualquier gasto que se haga en educación no se debe considerar gasto sino inversión, porque repercute en “más prosperidad y más bienestar para las poblaciones”. Entre las medidas concretas que tiene este partido en Educación están las de luchar contra el fracaso escolar, ya que consideran que “el abandono escolar es una lacra, un impedimento para lograr ese bienestar que da la educación”, por lo que “hay que poner todos los esfuerzos en que los alumnos andaluces puedan llegar y acabar la enseñanza obligatoria”; y mejorar la calidad del profesorado, implantando “una especie de MIR, como hacen los médicos”, lo que le permitirá a esos profesionales ofrecer a sus alumnos “recursos y riquezas desde el punto de vista didáctico”.

Entre los ideales de Ciudadanos también está ofrecer un Plan Nacional de Educación para garantizar una educación de calidad, gratuita, universal y sin imposiciones ideológicas para formar buenos profesionales, buenas personas y buenos ciudadanos. Dicho Plan se basa en una escuela pública y laica donde haya igualdad de oportunidades para todos; reconocimiento, formación y evaluación del profesorado; una mayor autonomía de los centros para la gestión del personal docente y la elección de asignaturas no básicas; y una serie de valores cívicos y constitucionales.


Podemos

En Podemos Andalucía proponen “una defensa a ultranza del sistema público andaluz de educación”, con medidas como “la paralización de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad en la Educación, la conocida como LOMCE” y del Plan Bolonia para Universidades, para asegurar “una Universidad pública accesible a todo el mundo y de calidad”. Nos lo contaba José Ignacio García Sánchez, candidato de Podemos por la provincia de Cádiz, quien también promete “un sistema público de becas así como la defensa de las medidas de inclusión para todo el alumnado con más dificultades”.

En cuanto al profesorado, García Sánchez asegura que Podemos defiende “la contratación de todo el profesorado interino que ha sido despedido en los últimos años debido a los recortes”.

Vox

Por último, Vox plantea devolver las competencias de Educación al Estado, para así poder “crear un nuevo modelo que nos proporcione estabilidad normativa y que perdure en el tiempo”. La vicepresidenta del Consejo Ejecutivo Provincial de Vox en Sevilla, Cristina Peláez, garantiza que así “trasladaríamos el poder de elección de los centros escolares a los padres, para que sean ellos los que elijan en libertad”. Para ello, implantarían el cheque-escolar. Vox también apuesta por modernizar los métodos de enseñanza, profesionalizar la dirección de los centros educativos, implantar “un modelo de inspección educativa más moderno en el que reine la ayuda y el asesoramiento frente al control”, mejorar los planes de estudios de la Universidad española “para hacerla más competitiva e impulsar una Universidad emprendedora en la que la empresa, Universidad, tecnología e innovación vayan de la mano”,  además de diseñar “una especie de MIR para elegir y seleccionar a los mejores docentes”.  

 

-->
-->