logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

Elecciones europeas 1
Miércoles, 14 Mayo 2014 12:58

Fondos de desarrollo regional y política agraria: repercusiones económicas de la UE en Andalucía

Olivar Olivar Fran Villena / Flickr.com
Por 

Desde hace años, nuestros pueblos y ciudades se han llenado de carteles que anunciaban obras o proyectos con cargo a presupuestos comunitarios. Fondos Feder, Fondo Social Europeo, Fondos de Cohesión o los Feader. Siglas todas ellas que han pasado a formar parte de la jerga administrativa y económica como consecuencia de nuestra pertenencia a la Unión Europea. ¿Pero qué han significado para Andalucía?

El hecho de que nuestra comunidad fuera una región Objetivo 1 nos ha situado en el foco de todas la ayudas y subvenciones destinadas al equilibrio territorial de la Unión. Hablamos de los Fondos Europeos. El más importante, en cuanto a cuantía, es el FEDER más de 6.800 millones de euros para nuestra comunidad en el periodo 2007/ 2013.

Destinado específicamente al Desarrollo Regional, al FEDER le complementan otros fondos como el Social Europeo, que ha destinado a nuestra comunidad más de 1.155 millones de euros en el último periodo presupuestario. En torno a los 1.900 millones de euros es lo que ha destinado otro de los programas que más relevancia ha tenido para Andalucía, el FEADER, para el desarrollo rural.

Hasta el año 2013, la inversión de la Unión en Andalucía ha sido constante y, hasta cierto punto, abundante, pero ese año se ponía fin a un periodo en el que nuestra región era considerada prioritaria. La entrada en el marco comunitario de países y regiones más pobres ya hacía previsible un descenso de las inversiones. Andalucía deja de ser región Objetivo 1 a ser una región en Transición a efectos financieros.

En el periodo 2007 al 2013, el marco financiero ha permitido la llegada directa a Andalucía de casi 11.000 millones de euros repartidos en los diferentes fondos y programas operativos de la Unión. Para el próximo periodo: el que va de 2014 a 2020, las inversiones descienden un 22%.

Pero, si hay un sector que se ha visto afectado por nuestra pertenencia a la UE, este ha sido el agrícola. La Política Agraria Comunitaria ha marcado precios, ha cambiado cultivos y formas de producir en un contexto de fuerte competencia y de crisis constante.

-->
-->