logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

Inmigración
Jueves, 03 Abril 2014 01:31

¿Cómo se aborda el fenómeno migratorio?

Un sólo mundo Un sólo mundo iuvalladolid.org
Por 

Una reflexión, sobre cómo se está viviendo en la Europa actual y sobre el camino hacia una sociedad intercultural con la compañía de Julio Figueroa, de La Plaza de Babel y Voces de la Tierra

En Bruselas se está celebrando la Cumbre UE-África, en la que está previsto acordar un plan conjunto contra la inmigración ilegal. Mientras, en algunos países de la Unión Europea se estudian restricciones a la inmigración -incluso la comunitaria-, como es el caso de Alemania; en el caso de Francia, la llegada al puesto de primer ministro de Manuel Valls, nacido en Barcelona, se interpreta como una mayor intransigencia respecto al fenómeno migratorio, tras las recientes elecciones municipales que han supuesto el avance de la ultraderecha y marcadas por la abstención.

En España, las últimas semanas han tenido a los sucesos fronterizos en Melilla como protagonista del tratamiento mediático en lo relativo a la inmigración: Por su parte, el secretario de Estado para la Unión Europea, Íñigo Méndez de Vigo, ha señalado que la presión migratoria en la frontera española "es un problema de Europa".

Sin embargo, la sociedad española no percibe que la inmigración sea un problema o, al menos, que sea un problema importante en la actualidad. Según el último barómetro del CIS, sólo para el 2% de los encuestados, la inmigración estaría dentro de los tres principales "problemas que existen actualmente en España". El paro, la corrupción, los asuntos económicos, la clase política y la sanidad son, en ese orden, serían los cinco primeros. La inmigración se encuentra en el puesto 16 de este estudio.


En primera y tercera persona
Julio Figueroa

Julio Figueroa lleva 12 años en Andalucía. Mantiene los lazos con su tierra natal -Perú- y los sigue tejiendo con otras comunidades a través de los programas de radio 'La Plaza de Babel' y 'Voces de la Tierra'. En referencia al punto de vista que está teniendo el estado respecto al fenómeno migratorio, critica que "lo problematice", en lugar de mantener una actitud "normalizadora". También ha llamado la atención sobre el papel que están jugando algunos medios de comunicación con ciertas manifestaciones xenófobas.

Unas actitudes que pueden llevar a largo plazo a una "fractura social", pese a la percepción poco desfavorable de la sociedad española actual hacia el fenómeno migratorio. Sin embargo, la crisis ha puesto piedras en el camino, tanto por los factores económicos y laborales que ha tenido para el conjunto de la sociedad como por el descenso de las ayudas y políticas públicas de inclusión.

Respecto al camino de una sociedad multicultural a una intercultural, Julio Figueroa ha comentado que si bien ésta es una tierra integradora y que, en los años que lleva en Andalucía, ha observado un avance en este proceso, observa carencias aún.

Como él mismo señala, la inmigración en Andalucía es un fenómeno relativamente reciente y a día de hoy, el saldo migratorio, tanto de la comunidad andaluza como del conjunto de España, es negativosegún el Instituto Nacional de Estadística; esto quiere decir que se van más personas que las que llegan. Volvemos a ser tierra de emigrantes y cada vez más deshabitada.