logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

Mayores
Miércoles, 22 Octubre 2014 23:31

Envejecimiento activo: afrontar en positivo un fenómeno demográfico imparable

Mujeres mayores practicando deporte Mujeres mayores practicando deporte Beatriz Peña
Por 

“Cada segundo dos personas celebran en el mundo su sesenta cumpleaños”. Una curiosidad estadística que señala Jesús Ferreiro, secretario general de la Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales y que pone en evidencia el presente y el futuro que nos espera desde el punto de vista demográfico.

Más de 1.200.000 andaluces y andaluzas tienen más de 65 años. Más de 300.000 superan los ochenta. La esperanza de vida en Andalucía crece: en hombres roza los 76 años y en las mujeres, los 83. Cada vez hay menos nacimientos y menos muertes. La población se mantiene gracias a la longevidad. Los poderes públicos hace ya años que llevan analizando las repercusiones del envejecimiento demográfico y hay varias conclusiones:

Es un colectivo que no puede ser obviado. En España representan casi el 20% del censo. Deben participar activamente en la vida pública: su experiencia y sabiduría es incalculable. Tienen necesidades sociosanitarias especiales: ser mayor no implica ser dependiente, pero evidentemente hace falta trabajar en la prevención de las patologías que están asociadas a la edad y que pueden derivar en una progresiva falta de autonomía. Necesitan dinero: el sistema de pensiones debe garantizar un nivel adquisitivo acorde con sus necesidades y situaciones y este asunto no debería depender de gobiernos o estrategias electorales porque se trata de justicia social.

Con estas reflexiones nos acercamos a un concepto: el de Envejecimiento Activo. Según el Libro Blanco que la Junta de Andalucía ha elaborado al respecto, se trata de “vivir seguro, contando con los apoyos sociales, jurídicos y sanitarios, caso de necesitarse. Es vivir con salud, disponiendo de recursos que le permitan desenvolver una vida saludable. Es vivir sintiéndose reconocido respetado y requerido para aportar a la sociedad. Es vivir formándose y educándose a lo largo de toda la vida”.

Andalucía fue pionera, según Ferreiro, en el abordaje de estas cuestiones, no sólo desde el punto de vista de la atención al colectivo, sino también en el ámbito de la investigación y el análisis en profundidad del fenómeno, a fin de tener un marco teórico con el que poder implementar políticas eficaces. Jesús Ferreiro ha sido, además, el coordinador técnico de este documento y la conversación con él ha sido muy interesante.




En Andalucía contamos con muchos ejemplos de las nuevas inquietudes y ocupaciones de las personas mayores. En Sevilla se han celebrado varias ediciones de Olimpiadas para Mayores “Miniolimpiadas” en las que los participantes mostraban estar en plena forma.

Actividades tan sencillas como el baile también son muy saludables y accesibles al colectivo de mayores. En algunos casos se celebran competiciones y exhibiciones públicas, un aliciente más para ensayar, practicar y disfrutar del tiempo libre del que se dispone tras la jubilación.

-->
-->