logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

Alergias
Jueves, 31 Marzo 2016 09:16

Alergias alimentarias: cuando comer pone en riesgo la vida

Por 

"Haría falta un mayor compromiso por parte de la administración para mejorar la calidad de vida de las personas con alergias alimentarias". Esta es la principal reclamación de colectivos como la Asociación Avanzax, que reconocen avances en etiquetado y en lugares clave, como los comedores escolares, pero que también denuncian la inseguridad que sienten en bares y restaurantes, pero también en servicios públicos esenciales como los hospitales. Los alimentos que producen más reacciones alérgicas son, la proteína de la leche de vaca, las proteínas del huevo, los pescados y mariscos, las legumbres, las frutas y las verduras, además de los frutos secos o los cereales.

Hemos conversado con la presidenta de Avanzax, Encarnación Cortés, que ante la confusión, frecuente, entre alergias alimentarias e intolerancias, afirma rotundamente: "una persona alérgica puede morir como consecuencia del contacto con el alérgeno". Denuncia una falta de sensibilización social y estigmatización, por desconocimiento, de las personas con alergia a los alimentos porque pueden hacer una vida aparentemente normal, pero tienen importantes restricciones.

El etiquetado es uno de los elementos fundamentales para estas personas, siempre que éste sea correcto. La normativa europea regula la información que debe indicar las etiquetas de ingredientes, así como la información que deben exponer los lugares públicos como restaurantes o bares sobre la existencia o no de carta de alérgenos. Encarnación Cortés ha puesto el acento en el problema que tiene con el etiquetado de medicamentos, puesto que la actual normativa sólo obliga a mencionar si hay contenido de lactosa, no leche, ni huevo, legumbres y demás alérgenos.

Trazabilidad y seguridad en la manipulación de alimentos

La alergia alimentaria no es una enfermedad, sino una reacción del organismo, de origen inmunológico, frente a alimentos que son inofensivos para la mayoría de la personas. La alimentación debe, por tanto ser muy cuidada y se ha de ser muy escrupuloso a la hora de manipular los alimentos y cocinarlos para evitar contagio. Según Encarnación Cortés, en Andalucía tenemos una buena normativa, que obliga, por ejemplo, a los comedores escolares a adaptar los menús.

El problema, en la mayoría de los casos es la inseguridad que provoca las cuestiones de trazabilidad: ¿cómo puede una persona alérgica estar segura de que lo que ingiere ha sido cocinado, manipulado y servido con garantías de no ser contaminado por los alérgenos que le perjudican? La Asociacion Avanzax ha preparado varios talleres para la próxima semana – Semana Mundial de la Alergia- para sensibilizar, informar y pedir la colaboración y la comprensión de la ciudadanía ante este colectivo que ve limitada