logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

Alergias
Lunes, 28 Marzo 2016 22:11

Todo lo que necesitas saber sobre las alergias y cómo combatirlas

El terrible destino de los que sufren alergia al polen El terrible destino de los que sufren alergia al polen sha3teely.com
Por 

Ha llegado la Primavera, la época del año favorita para muchas personas. Los días son más largos, la temperatura es más agradable y el paisaje a nuestro alrededor se vuelve más verde y bonito. Sin embargo, la llegada de la Primavera no es una época tan feliz para un número cada vez mayor de personas. Nos referimos a los alérgicos, a aquellas personas que sufren en su cuerpo la reacción a componentes característicos de la Primavera, como el polen de algunas plantas. Sin embargo, el polen es sólo uno de los elementos alérgenos que existen, y ni siquiera el más habitual. Cada vez existen más, y con ellos aumenta el número de personas alérgicas. En la actualidad, uno de cada cinco niños lo es, y enfermedades similares como el asma se han duplicado en las últimas tres décadas. Por eso, os explicamos qué son las alergias y cómo defenderse de ellas. 

¿Qué es una alergia?

Aunque no lo parezca una alergia es una reacción defensiva de nuestro sistema inmunológico, aquel que vela por que nuestro organismo funcione correctamente y no se vea afectado por elementos peligrosos. El problema es cuando este sistema defensivo toma por dañinos elementos que no lo son, como el polen o el polvo. Cuando uno de estos elementos entra en nuestro organismo a través del aire o la comida, nuestro cuerpo reacciona exageradamente para defenderse de él, provocando reacciones que van desde picor en nariz y ojos, moqueo o golpes de tos, hasta inflamaciones, cansancio o dificultad para respirar. Vamos, que en este caso, como se dice, el remedio es peor que la enfermedad.

¿Qué síntomas o reacciones provoca?

Los síntomas de una alergia son muy diversos y dependen del factor que las provoque, y ni aún así es fácil establecer una sintomatología común, ya que el mismo componente alérgeno puede tener distinta reacción en dos personas diferentes. Los síntomas más comunes son picor en nariz o en ojos, moqueo, golpes de tos, dificultad para respirar, enrojecimiento de la piel, inflamación, cansancio, jaquecas y molestias a la luz. Si consideramos también las alergias alimentarias, cada vez más frecuentes, podemos incluir otros síntomas como gases, diarreas, irritabilidad, dolor abdominal o pitidos en los oídos. En los casos más graves, una alergia puede derivar en enfermedades respiratorias, como el asma, o en reacciones que ponen en peligro la vida del que las sufre, como un shock anafiláctico. Es aconsejable acudir al médico si se detectan algunos de los síntomas leves que hemos mencionado para que éste diagnostique si se sufre o no una alergia. Igualmente, se debe acudir a Urgencias si los síntomas aumentan o se agravan.

¿Por qué cada año aumenta el número de alérgicos?

Las alergias han crecido del 5 al 25% en las dos últimas décadas, y se prevé que este número siga aumentando, hasta el punto que los expertos alertan de que para 2020 la mitad de la población sufrirá algún tipo de alergia. El por qué de este aumento es algo que se sigue investigando, pero la conclusión generalizada es que detrás de él hay tres factores principales: la contaminación, la mala alimentación y el exceso de higiene.

En el caso de la contaminación, dos son los factores a tener en cuenta. Por un lado, la polución generada por los coches. Según los estudios, las partículas del diésel hacen que empeoren y aumenten los casos de alergia. Por otro lado, el cambio climático como consecuencia de la contaminación, hace que el periodo primaveral se alargue, y con él la presencia de partículas de polen en el aire. A eso hay que sumar la ausencia de lluvias que dispersen y minimicen el efecto de esas partículas.

La mala alimentación también está detrás del aumento no sólo de las alergias, sino de cualquier mal o enfermedad. A los malos hábitos alimentarios actuales como el consumo de comida precocinada o llevar una dieta desequilibrada, se le suman el uso de pesticidas y productos químicos que afectan a nuestro organismo y que están muy presentes en lo que comemos, más de lo que pensamos. Así, un estudio de la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria analizó la fruta y verdura que comemos habitualmente y halló que en el 44% de los alimentos analizados había residuos químicos y casi un 30% de ellos eran restos de pesticidas.

El otro factor que se considera clave para el aumento de las alergias es el exceso de higiene con los niños pequeños. Puede resultar contradictorio que la higiene pueda ser un causante de enfermedades, pero lo cierto es que los expertos consideran que un ambiente aséptico y libre de infecciones hace que los bebés no desarrollen un buen sistema inmunológico, aumentando el riesgo de sufrir alergias cuando crecen. Es decir, cómo su organismo nunca ha tenido que enfrentarse a un agente nocivo, no sabe cómo reaccionar cuando éste llega, o toma por nocivos elementos que no lo son.

¿Qué precauciones se deben tomar para evitar una alergia?

Resulta complicado establecer una serie de consejos infalibles para evitar ser alérgico cuando ni los propios expertos se ponen de acuerdo para definir qué concretamente produce el actual aumento de alergias. Lo que está claro es que un estilo de vida y una alimentación sanos es una de las claves para no padecerlas. También el hecho de evitar ambientes contaminados o llenos de humo, y ser cuidadosos con la limpieza en el hogar. Además, es importante estar informados, para saber en qué época del año polinizan las plantas o árboles que nos afectan y evitar las zonas donde proliferen, o conocer qué productos contienen los alimentos que nos sientan mal. Por ello, el primer paso siempre debe ser acudir a un experto que nos examine y nos asesore.

¿Las alergias afectan sólo en Primavera?

No. Primero, porque, como hemos visto, existen muchos tipos de alergia y la alergia al polen, aunque está muy extendida, es sólo una de ellas. Y segundo, porque aún así los alérgicos al polen no sufren sólo en Primavera, ya que el cambio climático y la plantación de árboles exóticos que florecen en distinta época hace que nuestras ciudades estén más bonitas porque todo el año hay flores, pero también que los alérgicos tengan riesgo de moquear o llorar los doce meses del año.

¿Cuáles son las alergias más comunes?

La lista de las más frecuentes la encabezan el polvo y el polen. Dentro de este último, las especies más alérgicas son el ciprés, el platanero, el olivo y las gramíneas. Después estarían las alergias causadas por animales, ya sea por el pelo de perros y gatos o por la picadura de algún insecto. También hay que destacar las alergias alimentarias, que se han duplicado en los últimos diez años, siendo las más comunes al huevo, a la leche de vaca y a las nueces. El top ten lo completarían alergias tan variadas como al moho, a algunos medicamentos, al látex o a las fragancias.

¿Y las más comunes en Andalucía?

Si nos centramos en nuestra comunidad, las alergias más frecuentes por polinización se deben a árboles comunes en nuestras ciudades como el plátano de sombras, el acebuche y, sobre todo, el olivo. El caso del olivo es el más grave si tenemos en cuenta su incidencia en Andalucía, llegando a estar presente en más de 300 pueblos y ocupando hasta el 17% de su territorio.

-->
-->