logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

Alimentación y Salud
Miércoles, 25 Mayo 2016 23:33

José Troca: “La nutrición infantil es clave para tener de mayor un cuerpo perfectamente preparado para la vida”

José Troca Redondo, nutricionista clínico José Troca Redondo, nutricionista clínico
Por 

La alimentación de un niño o niña durante sus primeros cinco años de vida determina en gran medida su futuro. Es uno de los datos que aporta un estudio del Consenso de Copenhague, un grupo técnico formado por expertos y economistas internacionales. Este estudio concluye que por cada dólar que se invierte en nutrición durante esos primeros 1.000 días de vida de una persona, se obtienen hasta 30 dólares en beneficios relacionados con la educación y la salud. Sobre la importancia de cuidar la nutrición infantil estuvimos hablando con José Troca Redondo, nutricionista clínico especializado en la materia.

Cuando hablamos de alimentación infantil, dos son los problemas más graves a los que nos enfrentamos. Por un lado, la desnutrición, fruto de la falta de acceso a alimentos. Y por otro lado, la mala gestión de esos alimentos, lo que provoca, por ejemplo, el peligroso aumento de la obesidad infantil en la mayoría de los países occidentales. En España, sin ir más lejos, hasta 4 de cada 10 niños y jóvenes de entre 8 y 17 años tienen sobrepeso u obesidad. El problema es tal, que los médicos ya la consideran la “pandemia del siglo XXI”. El problema de salud va más allá de los riesgos asociados a la obesidad, ya que en esos primeros años de vida es cuando se está formando el organismo del niño/a y es fundamental que esto ocurra de la mejor manera posible.

De ello sabe mucho José Troca Redondo, nutricionista clínico especializado en alimentación infantil y neurodesarrollo por la Facultad de Medicina de la Universidad de Granada. “A través de una alimentación infantil correcta voy a crear un organismo que tiene la capacidad de defenderse, de responder a estímulos y de tener una atención plena”. José Troca considera fundamental cuidar la alimentación del pequeño de 0 a 2 años, cuando el bebé triplica su peso y aumenta el perímetro de su cabeza. “Es un organismo que está en constante multiplicación celular” y si no tiene los nutrientes adecuado acaba siendo “un individuo que va a tener menos capacidades para hacer frente a la vida futura que le espera”. Y va más allá al afirmar que “la nutrición infantil es clave para tener de mayor un cerebro desarrollado, unos músculos fuertes, una estructura ósea correcta o un sistema nervioso perfectamente preparado para la vida”.

“La industria alimentaria ofrece una serie de productos dirigidos a los niños que no han importado en nuestra evolución. ¿Hemos llegado a ser Homo Sapiens comiendo magdalenas o bizcochos de chocolate?”

Dentro de la correcta dieta que deben llevar los niños y niñas hay una serie de alimentos claves: la fruta, la verdura y los lácteos. En este sentido, nuestro invitado critica, por un lado, la industria alimentaria, que “ofrece una serie de productos dirigidos a los niños” y que no son adecuados para su correcto desarrollo, como pasteles y dulces, a lo que se suma una publicidad televisiva que no se orienta a una mayor educación alimentaria, como destacaba la última vez que le entrevistamos. Y por otro lado, también es crítico con la opinión de “ciertos individuos que no tienen una formación con muchas evidencias científicas” que intentan defender que la leche no es adecuada para los niños. “Si no hay ningún tipo de intolerancia, la leche ha permitido que miles de individuos en periodos de carencia alimentaria pudieran salir adelante”, y pone como ejemplo nuestros propios abuelos.

Sin embargo, es complicado que los menores coman de buen grado esos alimentos. De hecho, casi la mitad de las consultas de padres y madres a nutricionistas tienen que ver con que el niño no quiere comer. Ante eso, José Troca da una serie de consejos. Lo primero, tener en cuenta que estamos inmersos en “un proceso de educación alimentaria con nuestros hijos”, por lo que debemos obligar a que coman bien igual que les obligamos, por ejemplo, a que se pongan casco cuando cogen la moto. También es muy importante que “no adulteremos la alimentación durante el crecimiento”, añadiéndole mucho azúcar o sal, porque eso provoca que una papilla o un batido de fruta al que se le han puesto dos cucharadas de miel luego difiera mucho de la realidad nutricional de, por ejemplo, una manzana” y el niño acabe rechazándola.

Pero, sin duda, el punto clave para que el niño coma bien es “potenciar sus fortalezas y autorizarle a tomar ciertas decisiones”. Y para ello, es preciso implicarle en el proceso culinario, dejando que sea él el que elija las verduras que va a tomar ese día y permitiendo que entre en contacto con esos alimentos, por ejemplo, batiendo un huevo. “Eso es hacerlo autónomo y con capacidad total para llevar a cabo la alimentación futura”.

“Para que un niño tenga una alimentación vegetariana o vegana los padres deben estar perfectamente formados en la materia y no hacerlo por moda”

A esa triada de alimentos básicos que hemos dicho (fruta, verdura y lácteos) se le suman otros como la carne, el pescado, las legumbres o el huevo. Algunos de esos alimentos no están presentes en dietas vegetarianas o veganas, es decir, aquellas que sólo consumen alimentos que no provienen de los animales, prescindiendo, en el caso de las veganas, de alimentos como la leche o los huevos. “Sería totalmente saludable que un niño tenga una alimentación vegetariana”, afirma José Troca, siempre y cuando tenga “un estricto control de los aminoácidos y ácidos grasos esenciales que toma”. En el caso de las dietas veganas, ese control “debe ser más exhaustivo”, ya que no se toman alimentos esenciales como leche, huevo o incluso miel, y puede provocar “una velocidad de desarrollo más lenta”. Por ello, es fundamental que los padres estén “sí o sí perfectamente formados en la materia y tengan capacidad para controlar las proteína que toma el niño todos los días” y no hacerlo “por moda”. Otro tema es ver hasta qué punto el niño o niña está eligiendo libremente seguir esa dieta o se trata de “una imposición de los padres”, ya que aún no tiene edad para elegir libremente.

En cuanto a la lactancia materna, tema del que es especialista nuestro invitado, aclara que “todos los expertos coinciden que hasta los 6 meses sólo y exclusivamente lactancia materna”, ya que la propia glándula mamaria produce hasta tres tipos de leche que producen “la maduración intestinal” del bebé. Por eso, hasta los 6 meses es “obligado” que la tomen y luego complementarla con alimentación “hasta los dos años o hasta que la madre tenga leche”. También precisa que se puede seguir amamantando incluso si se tiene otro hijo en ese periodo de tiempo.

Si quieres conocer más de José Troca, puedes encontrarlo en Facebook y Twitter, con el nombre de Clinic Nutrición, y también en su web, clinicnutricion.es. Además, cuenta con atención directa y personalizada como parte de los profesionales del Centro de Asistencia Integral de Pediatría, en la calle Progreso (Sevilla) y en Medicur, centro médico con varias sedes en Sevilla (Avda. Llanes y José de la Cámara).