logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

Atún Rojo
Jueves, 04 Junio 2015 10:50

La actividad de las almadrabas

Grabado de una almadraba Grabado de una almadraba Wikipedia
Por 

Durante milenios, muchas personas han basado su alimento y su trabajo gracias a un viaje: el que cada año realizan los atunes rojos, desde las frías aguas del Atlántico Norte, donde pasan el invierno, hacia las cálidas aguas mediterráneas a las que llegan en primavera para reproducirse.

Una de las formas más antiguas de aprovechamiento humano de este proceso natural es la almadraba, un arte de pesca tradicional que se define también como fijo, ya que las almadrabas comienzan a colocar sus redes verticales dos meses antes de comenzar la temporada de pesca, y como selectivo, ya que sólo se capturan atunes que hayan sido reproductores con larga vida y por las propias redes, que no atrapan ningún atún rojo de menos de 70 kg, aunque lo usual es que tengan entre 180 y 200kg.

Se trata, además, de una actividad en la que confluyen los intereses de almadraberos y conservacionistas, sobre todo a la escasez de atunes vivida en años anteriores. Esta circunstancia provocó una alianza entre lo económico y lo ecológico que, por lo que nos comentó Marta Crespo, responsable de la Organización de Productores Pesqueros de Almadraba, aún se mantiene. Hablamos con ella, también, de la propia actividad de la Almadraba, su imbricación con la cultura y la economía de la costa atlántica gaditana y de los retos que afronta a día de hoy:

Media

-->
-->