logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

Calidad del Aire
Miércoles, 10 Junio 2015 21:10

10 datos que alertan de la gravedad de la contaminación atmosférica

10 datos que alertan de la gravedad de la contaminación atmosférica Julio Meneses - Flickr
Por 

¿Sabías que en Andalucía se han registrado más de 500 casos de contaminación atmosférica en los últimos años? ¿O que nuestra comunidad cuenta con hasta 13 puntos negros en los que la calidad del aire es mucho menor de la recomendada? Son algunos de los datos que rescatamos en el siguiente artículo, que alerta de la creciente contaminación del aire que respiramos. Contaminación que provoca miles de muertes, debido a enfermedades respiratorias, y que, según varios estudios, está también relacionada con otros trastornos como la ansiedad, accidentes cerebrovasculares o un menor desarrollo cognitivo. Datos todos ellos que alertan de lo grave de esta situación.

-De 2007 a 2014, Andalucía registró 512 casos de contaminación atmosférica. El polo químico de Huelva, la zona industrial del Campo de Gibraltar y el tráfico de las grandes ciudades como Sevilla, Málaga, Córdoba y Granada fueron los puntos más conflictivos. Fuente: 20 Minutos.

-En 2013, la Junta de Andalucía alertaba de que existían 13 puntos negros de contaminación atmosférica en nuestra comunidad, en los que la calidad del aire no alcanzaba los mínimos recomendados para la salud humana. Esos 13 lugares son Almería, Cuevas de Almanzora, El Ejido, Bahía de Cádiz, Jerez de la Frontera, Jaén, las áreas industriales de la Bahía de Algeciras, Carboneras y Huelva, Córdoba, Málaga y la Costa del Sol, y Granada y Sevilla con sus correspondientes áreas metropolitanas. Fuente: Junta de Andalucía.

-Ecologistas en Acción denuncia que 9 de cada 10 españoles respiran un aire con niveles de contaminación superiores a los recomendados por la Organización Mundial de la Salud. Los principales causantes de esta contaminación son las centrales térmicas, aunque en las áreas urbanas el mayor culpable es el tráfico. Por ello, apuntan como solución la apuesta por energías renovables y la reducción del tráfico motorizado sustituyéndolo por otras alternativas como bicicleta o transporte público. Fuente: Ecologistas en Acción.

-La contaminación del aire provoca mayor riesgo de ansiedad y de accidentes cerebrovasculares. Es la conclusión de varios estudios médicos que relacionan la calidad del aire con la propensión a sufrir ansiedad, el trastorno psiquiátrico más común y que afecta a nivel mundial en torno al 16% de las personas en algún momento de la vida; y a sufrir un accidente cerebrovascular, la principal causa de muerte del mundo, con alrededor de 5 millones de víctimas al año. Fuente: Lainformacion.com.

-Pero es que no sólo provoca enfermedades, según una investigación del Centro de Investigación en Epidemiología Ambiental de Barcelona (CREAL), los alumnos de escuelas cercanas al tráfico tienen un desarrollo cognitivo más lento. El estudio, realizado entre enero de 2012 y marzo de 2013, a un grupo de 2.897 niños que estudiaban en 39 centros de Barcelona y Sant Cugat del Vallès con diferentes niveles de exposición a la contaminación del aire a causa del tráfico, reveló que los estudiantes de escuelas con menos exposición a la contaminación tenían un incremento medio del 11,5% de la memoria del trabajo en el periodo estudiado, mientras que el porcentaje de crecimiento era del 7,4% en los centros con más tráfico cercano. La causa, según apunta Jordi Sunyer, director del CREAL y coordinador del proyecto, está en que “sustancias como el diésel desprenden partículas ultrafinas que son capaces de romper la barrera hematoencefálica y penetrar en el cerebro” expone. Su acción es capaz de interferir en la liberación de algunos neurotransmisores y, en última instancia, alterar el desarrollo cognitivo. Fuente: El Mundo.

-Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la contaminación del aire provoca unas 600.000 muertes prematuras en Europa. El coste de estas muertes y de tratar el resto de enfermedades relacionadas con la calidad del aire que respiramos asciende a unos 1,4 billones de euros al año. Este mismo informe refleja que más del 90% de los ciudadanos europeos están expuestos a niveles de partículas finas en el aire superiores a las directrices de calidad del aire que fija la propia OMS, lo que se tradujo en 2012 en cerca de 482.000 muertes prematuras por cáncer de pulmón, enfermedades respiratorias y cardiovasculares. Los países del Este, con Georgia, Rusia, Bulgaria y Ucrania a la cabeza, son los que respiran un aire menos sano, mientras que en el otro extremo están los países nórdicos, Noruega, Finlandia, Islandia y Suecia, por ese orden. Fuente: El Mundo.

-Un informe parecido, en este caso de la Agencia Europea del Medio Ambiente (EEA, en sus siglas en inglés), cifra el daño que la polución atmosférica provoca en el medio ambiente y la salud en más de 59.000 millones de euros, y hasta 189.000 millones sólo en 2012. España sería el octavo país europeo con más pérdidas por este motivo, superado por Alemania, Polonia, Reino Unido, Francia, Italia, Rumanía y Bulgaria, por ese orden. Además, entre las 100 instalaciones más contaminantes hay cinco españolas. Afortunadamente, no están en los primeros lugares, ya que la más contaminante, la central térmica de Andorra, en Teruel, está en el puesto 61. La siguen otras centrales térmicas, la de Escucha, también en Teruel, en el puesto 85; la de Litoral de Almería, en el 88; y la de Compostilla, en León, en el número 95. Cierra la presencia española el complejo industrial de refino que tiene Repsol YPF en Tarragona, en el número 97. Fuente: El País.

-Son varias las ciudades que han tomado serias determinaciones para reducir la contaminación que provoca el tráfico rodado. Atenas, por ejemplo, lleva desde 1982 regulando el tráfico, de manera que los días pares sólo pueden conducir las matrículas que acaben en números pares y los días impares al revés. Una medida similar se ha tomado recientemente en París. Otras, como Londres o Milán, penalizan la circulación por el centro de la ciudad, mientras que Hamburgo va un paso más allá y ha impulsado un plan urbanístico con el objetivo de eliminar el uso de automóviles en 20 años. Mientras ese día llega, cada vez son más las ciudades que adoptan el “Día sin carros”, una iniciativa que lleva celebrándose en Bogotá desde hace 15 años. Fuente: ABC.

-A pesar de que el tráfico es uno de los principales causantes de la contaminación, vivir en zonas rurales tampoco es garantía de respirar mejor. Y es que en estas zonas es precisamente donde más se acumula el ozono troposférico durante los meses de más sol, un contaminante nocivo para la salud y que perdura mucho tiempo en el aire. A esto hay que sumar el uso de plaguicidas y otros compuestos químicos que, aunque en algunos casos se haya prohibido ya su uso, perduran en el ambiente porque están hechos para persistir. Su volatilidad también provoca que puedan entrar en corrientes de aire y desplazarse miles de kilómetros, hasta el punto que se han encontrado restos de DDT (un plaguicida usado contra el mosquito de la malaria) en pingüinos y osos polares, animales que viven en zonas donde nunca se ha usado ese tipo de producto. Fuente: Instituto de Investigación Biosanitaria de Granada.
 
-El pasado 1 de junio, en un hotel de Sevilla, tuvo lugar una reunión de la Comisión Europea para fijar las directrices de la política europea de emisiones industriales. Uno de los puntos clave era decidir “las técnicas disponibles más eficientes para plantas eléctricas”, algo fundamental para la contaminación atmosférica si tenemos en cuenta que actualmente la mayoría funcionan con combustibles fósiles como el carbón y que la combustión de éste es la mayor fuente de emisión en Europa de dióxido de azufre (SO2) y mercurio, además de una de las mayores fuentes industriales de emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx). También hay que destacar para entender aún más la importancia de esta reunión que de las 30 instalaciones más contaminantes en Europa, 26 son centrales eléctricas. La reunión tuvo lugar a puerta cerrada, sin permitir el acceso a los medios de comunicación. Sin embargo, un grupo de integrantes de Greenpeace consiguieron llamar la atención sobre lo que allí estaba ocurriendo desplegando una pancarta gigante con el lema “Aquí negocian carbón por salud”. Fuente: Eldiario.es.

 

-->
-->