logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

CIEs
Lunes, 07 Noviembre 2016 01:48

Los CIEs: algunos datos sobre su existencia en el Estado español

Protesta en el CIE de Carabanchel (Madrid) Protesta en el CIE de Carabanchel (Madrid) gaelx | Flickr 'Papeles para todos'
Por 

La legislación actual define a los Centro de Internamiento de Extranjeros (CIEs) como centros o establecimientos públicos de carácter no penitenciario donde son trasladados o puestos a disposición de las autoridades las personas que no tienen una estancia regular en España. En la práctica, son lugares donde las personas que se encuentran en situación irregular en territorio español pueden ser custodiados de forma preventiva hasta que se resuelva su situación, que suele finalizar en términos de expulsión hacia sus países de origen.

El régimen y funcionamiento de los CIEs contiene su última versión en el Real Decreto 162/2014, de 14 de marzo, por el que se aprueba el reglamento de funcionamiento y régimen interior de los centros de internamiento de extranjeros. Su última versión, decimos, ya que los primeros centros de internamiento para extranjeros, al menos con esta denominación, comienzan al amparo de la Ley Orgánica 7/1985, de 1 de julio, sobre derechos y libertades de los extranjeros en España, que "contempla la posibilidad de que el juez de instrucción acuerde, como medida cautelar vinculada a la sustanciación o ejecución de un expediente de expulsión, el internamiento, a disposición judicial, de extranjeros en locales que no tengan carácter penitenciario"

Entre 1985 y 1990 se construyen los primeros centros de este tipo en algunas ciudades españolas. Prácticamente desde entonces, organizaciones de derechos humanos y de ayuda a los inmigrantes han denunciado su propia existencia y las condiciones en las que se encuentran en muchos casos las personas que se encuentran recluidas en estos centros. 

En cuanto a la propia existencia de estos centros, el principal argumento legal que se pronuncia en su contra es que se priva de libertad a personas que no han cometido ningún delito, ya que no haber respetado las normas relativas al traspaso de fronteras o a la estancia en un país se considera una falta administrativa. Desde 2009, el tiempo máximo de retención es de 60 días, en lugar de los 40 días a los que se limitaba antes de se año. El pasado 20 de octubre, Jueces para la Democracia, en el comunicado JpD ante los sucesos del CIE de Aluche, señalaba que "en estos centros se ingresan a personas extranjeras, por un máximo de 60 días, como paso previo a su expulsión. Sin embargo, aproximadamente más de la mitad de las expulsiones planeadas no llega a materializarse, lo que pone en duda, de entrada, la idoneidad de tan gravosa medida".

Denuncias, investigaciones y motines

Los sucesos del CIE de Aluche al que alude el comunicado se refiere al motín del 19 de octubre en este centro cercano a Madrid, en el que 39 personas que se encontraban retenidas se subieron al tejado del centro al grito de "¡Libertad!, "¡Clemencia!" o "¡Aquí nos tratan como a perros". Tras 11 horas volvieron a sus módulos sin más consecuencias, pero las reacciones acera de este suceso se sucedieron durante días en la arena política y mediática. Dos semanas antes, el 6 de octubre, se producía otro motín en el CIE de Sangonera la Verde (Murcia), cuyo resultado fue el de 5 policías heridos y de 67 internos fugados, muchos de los cuales fueron capturados durante las horas siguientes.

Además de los dos centros mencionados, en territorio español hay otros cinco: Zapadores (Valencia), Hoya Fría (Tenerife), Barranco Seco (Las Palmas de Gran Canaria), La Piñera (Algeciras) y Zona Franca (Barcelona). Éste último fue sometido a "juicio popular" el 30 de enero de este año, en una iniciativa promovida por algunas organizaciones sociales de la ciudad condal. 

Este mismo año, "CIEs No denuncia que Zapadores encierra y deporta a personas enfermas", un centro que recibió 30 denuncias por malos tratos en 2014En 2013, se denuncian abusos y falta de transparencia en el CIE de Aluche por parte de organizaciones sociales que realizaban labores de intervención en este centro. En 2012, "El Consejo General de la Abogacía denuncia que los CIES incumplen la normativa europea que garantiza los derechos de los internos"

Denuncias y protestas hacia los CIEs que se repiten con cierta frecuencia en la historia reciente. En su mayoría, relacionadas con opacidad en su funcionamiento, malos tratos, condiciones deficientes o por el hecho, como señala el comunicado de Jueces para la Democracia, de que en los CIEs "son retenidas personas que no han cometido delito alguno, y que, sin embargo, son privadas de los derechos fundamentales y sociales más esenciales garantizados constitucionalmente".