logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

Conciliación
Martes, 19 Enero 2016 23:20

Conciliación: Qué dice la Ley y qué proponen los partidos políticos para mejorarla

Por 

La incorporación de la mujer al trabajo y los cambios culturales y sociales en el reparto de las tareas del hogar ha provocado que desde hace unos años se trabaje más en facilitar la conciliación de la vida laboral y familiar. El gesto de la diputada de Podemos, Carolina Bescansa, llevando su bebé al Congreso ha servido para que se rescate este dilema y se vuelva a hablar de las dificultades que tienen padres y madres trabajadores en poder dedicarle tiempo a sus hijos e hijas sin que eso afecte a su rendimiento profesional. Las distintas reformas laborales y las leyes de igualdad han incluido apartados destinados a ampliar y mejorar los derechos de los trabajadores y trabajadoras con menores a su cargo. Sin embargo, aún queda mucho camino por delante, como demuestra que todos los partidos políticos incluyeran en sus programas electorales promesas relacionadas con la conciliación. A continuación vamos a ver en qué consisten estas propuestas y qué establece ahora mismo la Ley.

Actualmente, la Ley establece una serie de derechos para los trabajadores y trabajadoras que tengan hijos, aunque los diferentes convenios colectivos pueden ampliar estos derechos o modificar su forma de aplicación. El primer derecho fundamental es el permiso por maternidad. Éste consta de 16 semanas ininterrumpidas y ampliable en el caso de que sea un parto múltiple (dos semanas más por cada hijo o hija a partir del segundo). De esas 16 semanas, seis son obligatorias que sean las posteriores al parto, mientras que las otras diez se pueden distribuir temporalmente (antes o después del parto) o incluso intercambiarlas con el otro progenitor. La Ley también contempla que, en caso de fallecimiento de la madre, el otro progenitor podrá hacer uso de este permiso, independientemente de si ésta trabajara o no.

En el caso del padre, la Ley de Igualdad reconoce por primera vez el permiso de paternidad, que consta de 13 días ininterrumpidos, ampliables en dos días más por cada hijo o hija a partir del segundo. Este permiso se suma al ya vigente de dos días tras el nacimiento. Los 13 días se los puede distribuir el trabajador como considere oportuno, pudiendo empezar justo tras el nacimiento, haciéndolos coincidir con el final del descanso por maternidad o iniciándolos cuando éste termine. Así mismo, la Ley de Igualdad contemplaba que este permiso se ampliará a cuatro semanas el 1 de enero de 2015, pero el Gobierno lo ha ido retrasando y las últimas informaciones hablan de su no aplicación antes de 2017.

Otro permiso relacionado con la paternidad o maternidad es el de lactancia. Hombres o mujeres trabajadores tendrán derecho a una hora de ausencia del trabajo por lactancia de un hijo o hija hasta que éste cumpla nueve meses, incrementándose proporcionalmente en los casos de parto, adopción o acogimiento múltiples. Este permiso podrá ser disfrutado indistintamente por el padre o la madre, pero sólo por uno de los dos en caso de que ambos trabajen. También podrá sustituirse por una reducción de su jornada o acumularlo en jornadas completas, según lo que disponga su convenio.

Por otro lado, quien tenga a su cuidado directo algún menor de doce años o una persona con discapacidad física, psíquica o sensorial tendrá derecho a una reducción de la jornada de trabajo diaria, con la disminución proporcional del salario correspondiente. Este derecho también afecta a quien precise encargarse del cuidado directo de un familiar, hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad, que por razones de edad, accidente o enfermedad no pueda valerse por sí mismo, y que no desempeñe actividad retribuida; o para los progenitores de menores con enfermedades graves. En cuanto al cuidado de hijos o hijas menores de 3 años que sean dependientes, el trabajador o trabajadora podrá acogerse a un periodo de excedencia como máximo de hasta tres años de duración desde el nacimiento.

Por último, la Ley también establece el derecho por parte del trabajador o trabajadora a adaptar la duración y distribución de su jornada de trabajo para hacer efectivo su derecho a la conciliación de la vida personal, familiar y laboral en los términos que se establezcan en la negociación colectiva o en el acuerdo a que llegue con el empresario.

Propuestas de partidos políticos en materia de conciliación

La Ley, a pesar de que ha mejorado con el paso de los años, sigue teniendo muchos aspectos mejorables. De hecho, todos los partidos presentaban en sus respectivos programas promesas y apartados relacionados con la conciliación familiar. Un asunto que consideran de vital importancia, aunque sus propuestas en este sentido, como en casi todo, presenten notables diferencias.

Así, el Partido Popular anunciaba una nueva Ley de Conciliación y Corresponsabilidad, con medidas como ampliar el periodo de excedencia por cuidado de hijos (aunque sólo en el caso de las familias numerosas), fomentar el teletrabajo, y potenciar la presencia de guarderías en los lugares de trabajo, ya sea en empresas privadas o en administraciones públicas y centros oficiales. También se comprometen a “reconocer el trabajo doméstico” y a “estimular la racionalización de los horarios”, aunque sin aportar más detalles ni medidas concretas de cómo lo harían.

El PSOE, por su parte, centra sus propuestas de conciliación en mejorar la baja de paternidad, no sólo aplicando la ampliación de cuatro semanas prevista en la Ley de Igualdad, sino también eliminando que puedan transferirse al permiso maternal y prometiendo su ampliación con el paso del tiempo hasta igualarla en duración a la baja por maternidad. Igualmente, quieren facilitar las excedencias laborales, adecuar los horarios a las necesidades de padres y madres y fomentar las actividades extraescolares, tanto en periodo lectivo como vacacional.

Ciudadanos pone como ejemplo el modelo nórdico, y además de igualar la baja por paternidad a la de maternidad y darle el carácter de intransferible, como propone el PSOE, apuesta por un permiso de 26 semanas, de las cuales 8 estarían reservadas para cada progenitor, y las diez restantes podrían ser compartidas. En cuanto a la racionalización de los horarios, propone adoptar el huso horario GMT, es decir, el que tiene Portugal; reducir el periodo vacacional escolar de verano a los dos meses; y promover horarios flexibles acordes a las necesidades de los trabajadores con hijos pequeños, al cuidado de mayores o dependientes. Otras medidas de la formación de Albert Rivera son incentivar el teletrabajo, aumentar el número de guarderías en las empresas o zonas industriales, favorecer la contratación pública a empresas que lleven a cabo políticas de conciliación, e implantar un banco de tiempo que puedan utilizar los trabajadores y trabajadoras para reducir la jornada con posterioridad.

Adecuación de los horarios, fomento del teletrabajo o aumento de los permisos para el cuidado de niños son algunas de las propuestas de conciliación en el programa electoral de Podemos. El partido de Pablo Iglesias también quiere igualar el permiso de paternidad al de maternidad, facilitar el ejercicio de la lactancia, extender los planes de respiro familiar (que velan por el descanso de los cuidadores de personas dependientes), y crear nuevas formas contractuales que promuevan jornadas laborales cortas a tiempo completo. Otra apuesta de la formación morada es una educación pública y gratuita de los 0 a los 3 años que permita un desahogo para las familias.

Por último, Izquierda Unida-Unidad Popular centra su propuesta de conciliación en la corresponsabilidad plena, tanto en las tareas domésticas como en la crianza y cuidado de los hijos e hijas. Algo que pasa por igualar y aumentar los permisos por nacimiento y adopción y hacerlos intransferibles.