logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

Consumo Responsable
Jueves, 10 Marzo 2016 06:43

Agricultores frente a distribuidoras: una relación desigual que repercute en los precios

Andrés Góngora Andrés Góngora COAG
Por 

El sector primario, el que produce los alimentos que consumimos, o el sector industrial que los elabora y prepara, son motores económicos fundamentales para Andalucía. Sin embargo, tienen un escaso poder frente a las distribuidoras que deciden el valor de las producciones. Andrés Góngora, miembro de la ejecutiva de COAG Andalucía, ponía un ejemplo muy claro: cuando una gran superficie oferta un 2x1 a los productores se les ha obligado a vender también dos camiones al precio de uno.

Este escaso margen de negociación de productores ante la distribución, sumado a las condiciones climatológicas que han adelantado cultivos y alterado calendarios son algunos de los condicionantes que están detrás de la crisis de precios que está afectando a los productos hortícolas y ganaderos.

Esta situación no está repercutiendo en los consumidores que vemos como cada vez crece más el precio de nuestra cesta de la compra y los agricultores han alzado más de una vez la voz para denunciar que ellos no son los responsables, sino que también resultan perjudicados. La coordinadora agraria COAG, junto a dos organizaciones de consumidores, UCE y Ceaccu, elaboran un índice mensual de precios que marca la diferencia entre origen y destino. Es interesante e indignante comprobar cómo, por ejemplo, pagamos en el punto de venta una lechuga a un precio un 700% superior al que ha sido vendida por el productor.

Existen otras fuentes para consultar, como la web de Mercasa que indica que los precios de la última semana de febrero arrojaban importantes diferencias: por ejemplo: un kilo de ternera, en origen se pagaba a 3,87 euros y en destino, es decir, el consumidor ha pagado por esta carne 16,38 kilos. Y es que es el sector ganadero también está sufriendo esta misma crisis. Lo mismo ocurre con el pescado: esa semana la merluza se compraba en origen, a los pescadores, a 3,31 euros y los consumidores pagábamos 15,23. Si nos vamos a las hortalizas, las patatas se pagaban a 0,21 euros por kilo al productor y en el mercado se vendían en torno al euro.

Hemos conversado con Andrés Góngora que comentaba cómo desde COAG miran con cierta envidia la legislación de competencia que tienen países como Francia que está investigando a Carrefour, su empresa más emblemática, por un posible caso de concertación de precios e intento de control del sector primario. En España, según Góngora, se investiga y se culpabiliza siempre al productor.

En manos de los consumidores está, según Andrés Góngora, "ejercer un consumo crítico y activo, preguntando y preocupándose por el origen de sus productos, intentando que sean de proximidad y lo más locales posibles, algo que en Andalucía es fácil porque producimos casi todos los alimentos".

-->
-->