logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

Corrupción
Miércoles, 10 Diciembre 2014 14:23

Del Yo acuso de Zolá al Watergate

Yo acuso Yo acuso wikipedia.org
Por 

Cuando nos hemos propuesto realizar el análisis histórico de la corrupción, hemos pensado que realizar una retrospectiva a los casos de corrupción que han acompañado a la historia del ser humano podía ser, además de ardua, una tarea muy negativa, y que sería poner el foco única y exclusivamente en una actitud moralmente reprobable, obviando el esfuerzo realizado por generaciones precisamente por corregir esa situación, basada en la desigualdad.

Por ello, hemos preferido dar un giro y presentar al menos dos casos de corrupción a lo largo de la historia que han sido denunciados y corregidos, en gran parte, por la acción de los medios de comunicación y sus protagonistas, la profesión periodística, tan denostada, y justamente en muchas ocasiones, pero que también ha servido para la denuncia pública de esos casos de corrupción que salpican las relaciones de poder desde que el ser humano se autodenomina como tal.

Yo acuso 

El primero de los casos que queremos exponer nos remite a la Francia de finales del siglo XIX. Nos referimos al Yo acuso de Emilie Zolá.
Vayamos a los hechos:

En septiembre de 1894, el servicio de información francés interceptaba una carta sin firma que comunicaba del envío de documentos confidenciales a un militar alemán. Tras inicuas presiones y juicios, se condena por espionaje al inocente pero judío Alfred Dreyfus. La única y dudosa prueba fue el reconocimiento, por parte de sólo tres de los cinco peritos que realizaron el análisis grafológico, de que la letra de la epístola pertenecía al capitán semita. Tras la condena, las investigaciones paralelas del Coronel Picquart apuntaban a un nuevo sospechoso, el comandante Esterhazy, cuya conducta irregular estaba ya en el punto de mira de diversos sectores de la sociedad francesa. Sin embargo, Picquart es trasladado de su oficio y las defensas a Dreyfus silenciadas. Sólo el “Yo acuso” conseguirá la reapertura del caso.

El 13 de enero de 1898, el periódico francés L’Aurore publicaba el famoso artículo“J’Acusse”. Émile Zola, con este artículo, comenzaba el movimiento que dividiría la sociedad francesa en dos polos claramente opuestos: dreyfusistas y antidreyfusistas, liberales y antisemitas respectivamente. Como vivo ejemplo de la oleada de antijudaísmo europeo, el caso Dreyfus abría una brecha incurable en el seno del hasta entonces considerado impoluto ejército francés. De nuevo, un artículo periodístico araba el camino para la verdad e imparcialidad. Esta vez, el escritor padre del Naturalismo utilizaba su prestigio como articulista para revelar una injusticia que rezumaba racismo e intolerancia, denuncia que le costaría al autor la condena y el exilio.

Watergate

Se trata de un escándalo político (1972-1975) que rodeó la revelación de actividades ilegales por parte de la administración republicana el presidente Richard Nixon durante la campaña electoral de 1972.

El escándalo nació con el arresto en junio de 1972 de cinco hombres que habían penetrado para espiar al Comité Nacional Demócrata en el hotel Watergate en Washington. Después de múltiples peripecias judiciales la implicación de la administración de Nixon se fue haciendo cada vez más evidente. El 30 de abril de 1973, Nixon aceptó parcialmente la responsabilidad del gobierno y destituyó a varios funcionarios implicados.
La existencia de cintas magnetofónicas incriminatorias del presidente y su negativa a ponerlas a disposición de la justicia llevaron a un duro enfrentamiento entre el ejecutivo y el judicial. La opinión pública forzó finalmente a la entrega de esas cintas, pero uno fue alterada y dos desaparecieron.

Crecientes evidencias sobre la culpabilidad de Nixon y de altos funcionarios norteamericanos llevaron a que se iniciaran los procedimientos del "impeachement", juicio al presidente. En agosto de 1974 Nixon tuvo que entregar transcripciones de tres cintas magnetofónicas que claramente le implicaban en el encubrimiento del escándalo. La evidencia hizo que Nixon perdiera sus últimos apoyos en el Congreso. El 8 de agosto comunicó su renuncia al cargo de presidente al verificar que había perdido la "base política" necesaria para gobernar. Su vicepresidente, Gerald Ford, accedió a la presidencia e inmediatamente otorgó un perdón incondicional a Nixon el 8 de septiembre de 1974.

De este caso, debemos destacar el trabajo de los periodistas del Washington Post Bernstein y Woodward, que gracias a las filtraciones de quien se ha dado a llamar Garganta Profunda, realizaron un seguimiento exhaustivo del caso, impulsándolo hasta llegar a las consecuencias que hemos relatado anteriormente.

Os recomendamos la película de 1976, Todos los hombres del Presidente, en el que se relata la importancia de esta fuente para la resolución del caso.

Más información en los siguientes enlaces: 

- Traducción del artículo original y análisis de Yo Acuso

- Resumen publicado por Washington Post del caso Watergate (En inglés)