logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

Elecciones europeas 1
Jueves, 15 Mayo 2014 02:54

Irrumpe en plena campaña electoral la idea de la "Gran Coalición"

Irrumpe en plena campaña electoral la idea de la "Gran Coalición" Broco Lee - Flickr
Por 

Recién iniciada de forma oficial la campaña electoral, el debate mediático ha girado, como uno de los temas más recurrentes, en torno a la posible instauración de la 'Gran Coalición', una fórmula de alianza entre los dos partidos mayoritarios, PP y PSOE. Miguel Jérez Mir, Catedrático de Ciencias Políticas de la Universidad de Granada, nos ayuda a analizar su viabilidad y consecuencias, si finalmente se produce

Un concepto que aparece como una novedad, pero que algunas voces habían ido anticipando ya. Por ejemplo, Guillermo López García, Profesor Titular de Periodismo de la Universitat de València, en un artículo fechado el pasado 16 de marzo y publicado en la web valenciaplaza.com, señalaba “han comenzado a circular, cada vez con más fuerza, declaraciones, artículos de opinión, supuestas revelaciones en publicaciones "confidenciales", en una línea muy concreta: la de ir definiendo, de cara a las Elecciones Generales del año que viene, un escenario de coalición de Gobierno entre los dos grandes partidos, PP y PSOE”.

En los contextos de crisis política, económica o social se han producido alianzas de este tipo como forma de salvaguarda del sistema en situaciones difíciles. De hecho, el nombre de "Gran Coalición” es originario de Alemania, donde existe cierta tradición histórica al respecto y la que gobierna el país teutón en la actualidad, la CDU con el SPD, es ya la tercera de este tipo, tras las experiencias anteriores de 1966 y 2005.

En Grecia, las últimas elecciones a su parlamento nacional mostraron el incremento de la polarización política y el avance de los partidos -de izquierda y derecha- que apostaban por rechazar las medidas de la Troika, como Syriza (Coalición de la Izquierda Radical), que se situó como segunda fuerza política y a la que los sondeos anticipan como partido más votado en el país heleno de cara a las próximas elecciones europeas. En respuesta a esa situación, se producía una coalición entre Nueva Democracia y PASOK, que es la que gobierna actualmente Grecia, la cual ha posibilitado la política de recortes impuesta por Europa y supuso una debacle en los votos del PASOK (socialdemócrata).

Representación en distintos parlamentos europeos: Grecia, Alemania y Holanda

Más ejemplos los tenemos en Italia, donde el socialista Matteo Renzi gobierna en coalición con el centro-derecha. También en Austria, las elecciones parlamentarias revalidaron la coalición gobernante compuesta por socialdemócratas y democristianos, mientras que las fuerzas ultranacionalistas y populistas alcanzaron una cuarta parte de los votos. En Holanda, liberales de derecha y socialdemócratas -que han dominado la escena política holandesa desde el fin de la II Guerra Mundial- forman gobierno conjunto; sin embargo, en las últimas elecciones municipales, celebradas el pasado marzo, quedaban por detrás de socialistas radicales, agrupaciones locales y del xenófobo Partido para la Libertad, que era el más votado en Almere y quedaba segundo en La Haya (las únicas dos ciudades en las que se presentaba).

Caso particular, el de Bélgica: que pasó más de 500 días sin poder formar una mayoría parlamentaria para constituir gobierno, principalmente por las diferencias respecto a la configuración del estado entre flamencos y valones. Se dio la circunstancia, además, que las cifras de empleo, PIB y déficit mejoraron durante dicho período. Finalmente, se constituyó un gobierno que integra a 6 fuerzas políticas (socialistas, liberales y conservadores de ambas comunidades).


Las grandes coaliciones: alianzas entre los grupos políticos mayoritarios para dar estabilidad al sistema de partidos

"Los constituyentes diseñaron la norma básica para tratar de evitar los errores de la II República y uno de ellos es que impedía la formación de gobiernos estables. Con los resultados electorales que han arrojado hasta ahora las elecciones siempre, aunque sea acudiendo a una segunda votación en la investidura, se ha podido formar gobierno". Miguel Jérez Mir, catedrático de Ciencias Políticas y director del Departamento de Ciencia Política y de la Administración de la Universidad de Granada aporta una clave para entender por qué este planteamiento llama tanto la atención. Y es que el sistema electoral español, basado en el Sistema D'Hondt, favorece la formación de mayorías parlamentarias; así, sin alcanzar la mayoría absoluta de votos, un partido puede alcanzar la mayoría absoluta en escaños.

Para Miguel Jérez Mir, una causa podría ser la cuestión catalana: el partido que ha facilitado la formación de mayorías absolutas, tanto a PP como a PSOE, en muchas legislaturas ha sido CiU. En el contexto actual derivado de la apuesta soberanista de esta formación, no tendría cabida una alianza de gobierno con este partido democristiano, con lo cual se tienen que plantear otras opciones. Un escenario posible, en las próximas elecciones generales, podría cerrar otras posibilidades a los dos partidos mayoritarios de obtener la formación de una mayoría absoluta estable si no es a través de la coalición entre ambos. Hay que tener en cuenta que PP y PSOE, que en las elecciones generales de 2008 sumaron más del 90% de los votos, podrían quedarse en estas elecciones europeas con poco más del 60%, según unas encuestas de estimación de voto que señalan un gran avance de IU y UPyD.

Por ello, opina que las causas hay que buscarlas en cuestiones de índole político (como la mencionadas anteriormente), más que en asuntos relacionados con la economía, a pesar de las tasas de desempleo y déficit público que existen a día de hoy: "La urgencia en la crisis económica se ha salvado... estando el PSOE en minoría, cuando se tramita de forma exprés la reforma de la Constitución ahí están juntos los dos grandes partidos".

Respecto al contexto europeo, afirma que el de Alemania es un caso que no puede ser trasladado a otras situaciones similares que se reproducen en Europa, en cuanto a coaliciones de los partidos mayoritarios, ya que forma parte de la tradición histórica y a las caracteristicas de su sistema electoral. Más parecido al caso español percibe el de Grecia porque, como en España, en el país heleno "se han alternado los dos grandes partidos desde mitad de los años 70... en este caso, ha sido una vía para intentar vender a los ciudadanos griegos las medidas económicas drásticas adoptadas". Otros casos en los que aparecen este tipo de alianzas, como en los que se producen para contrarrestar los avances de partidos ultraderechistas, tampoco los asimila al caso español, donde este tipo de formaciones tienen un respaldo muy minoritario.