logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

Elecciones
Jueves, 30 Junio 2016 01:48

Fraudes electorales en la historia. El caciquismo y los pucherazos.

Mapa del Caciquismo en España. 1867 Mapa del Caciquismo en España. 1867 Moya.
Por 

Durante un largo perido de nuestra historia el fraude electoral era algo común en nuestra política. Desde el bipartidismo de Cánovas y Sagasta hasta la dictadura de Primo de Rivera encontramos numerosos ejemplos de fraude electoral, el cual a su vez era asumido por la ciudadanía,la que podía votar, como parte del sistema político establecido. Y verdaderamente lo era. Por ello hablamos sobre el caciquissmo y el pucherazo, dos ejemplos de fraude que forman parte de nuestra historia. 

 

En estos días son muchos los que hablan de un posible fraude electoral en las pasadas elecciones en nuestro país. Pero no podemos olvidar que a pesar de ser una joven democracia son muchos los sistemas de control que se llevan a cabo para que dichos fraudes no sucedan. Pero como ya anticipábamos no es raro encontrar ejemplos de fraude electoral en a historia de España.

Fue durante el siglo XIX cuando más se dio a conocer los fraudes electorales, los que hemos mencionado, Caciquismo y Pucherazo, los cuales fueron posibles gracias al sufragio censitario, el cual estuvo vigente hasta 1890. El pucherazo, hace referencia a la inclusión o retirada de votos de las urnas electorales. ¿Cómo se cocina un gobierno al gusto? Esta era la receta perfecta, añada votos de personas fallecidas, o si no tiene escrúpulos, hágalo con personas inventadas. La cuestión en estos casos era ganar las elecciones y que los hiciera el partido que debía hacerlo.

Conservadores y liberales se sucedían en el gobierno de forma descarada. Si bien el Pucherazo era el fraude que se daba en las ciudades, con una mayor población y por lo tanto un paso más difícil de coaccionar, en el campo y las zonas rurales. En estas se daba lo que conocemos como Caciquismo. Este era propio de estas localidades donde la escala social era: Alcalde, Párroco, Juez, Maestro y la Guardia Civil. Estos albergaban el rango de mayor presencia social en los municipios rurales, y de ellos muchas veces dependían los actos de los Caciques. Estos mediante la coacción, la amenaza y los réditos eran los encargados de indicar el partido al que se debía votar en las elecciones.

Este sistema triunfó abiertamente en Andalucía, aunque se desarrolló por todo el estado, no obstante, debido al latifundismo andaluz el caciquismo fue lo más utilizado en nuestra comunidad autónoma donde familias como la familia Larios serán de las principales que mantengan este sistema, fundamentado en nuestra comunidad por la oligarquía a la cual pertenecían familias burguesas o de la nobleza como la mencionada Larios.

Tanto el Pucherazo, como el Caciquismo, son formas de coacción, por lo tanto, en algunos casos los votos se compraban se incluían en la urna o simplemente eran los votantes los que cambiaban su voto por miedo a percibir amenazas y ver truncada su vida por mano del cacique. Es por ello que debemos ser precavidos antes de lanzar esos mensajes ante el resultado de las última

Si quieres saber más sobre elecciones en nuestro país visita los siguientes enlaces: 

Elecciones autonómicas. 

Municipalismo.

Fraudes electorales. 

 

-->
-->