logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

Enfermedades Raras
Jueves, 04 Febrero 2016 06:28

Medicamentos Huérfanos: caros, escasos y dependientes de subvenciones en época de recortes

Medicamentos Medicamentos Josue Goge cc flickr.com
Por 

Muchas de las enfermedades de baja prevalencia, aún siendo diagnosticadas, tienen difícil tratamiento, porque no existen medicamentos específicos. La industria, los grandes laboratorios y las empresas dedican sus investigaciones hacia enfermedades más comunes, con un mayor número de personas afectadas. La investigación es cara y es más rentable si la solución sirve a más personas. Aquí cobran especial relevancia los Medicamentos Huérfanos: tratamientos específicos para dolencias poco comunes y minoritarias para cuyo desarrollo e investigación cuentan con inversiones públicas, subvenciones e incentivos que en épocas de vacas flacas, se ven reducidos.

Es una visión mercantilista de un derecho fundamental como es el acceso a la salud contra a la que lucha algunas entidades como la Fundación Medicamentos Huérfanos y Enfermedades Raras, impulsada por el Colegio de Farmacéuticos de Sevilla. Los llamados medicamentos "huérfanos" están destinados a tratar enfermedades que, por su rareza, los patrocinadores se muestran reacios a desarrollar bajo las condiciones de mercado habituales, ya que el pequeño tamaño del mercado al que van dirigidos no permitiría recuperar el capital invertido en la investigación y en el desarrollo del producto.

La industria y la comunidad científica es "incentivada" mediante subvenciones y programas específicos de ayudas que comenzaron en los Estados Unidos en 1983 con la aprobación de la Ley de Medicamentos Huérfanos, seguidos por Japón y Australia en 1993 y 1997. Europa se sumó en 1999, con una política común sobre medicamentos huérfanos para todos los países miembros.

La concesión de una autorización europea para la comercialización de un medicamento no significa que esté disponible en todos los países de la Unión Europea. Es más, ni siquiera se garantiza su accesibilidad, puesto que, pese a los incentivos, estos tratamientos suelen ser muy caros y se incentiva la investigación, no el uso.

La ONU decidió dedicar el año 2016 a la sensibilización y a la búsqueda de soluciones sobre las enfermedades raras y desde finales del año pasado hay un panel de expertos internacionales recopilando información e iniciativas. Por lo pronto, lo que se está poniendo en evidencia es la dificultad para acceder a fármacos y tratamientos, por lo general, muy caros.

La Asociación Española de Laboratorios de Medicamentos Huérfanos y Ultra-huérfanos (AELMHU) y la Federación Española de Enfermedades Raras (FEDER) han pedido al Ministerio de Sanidad que se asegure la igualdad en el diagnóstico, tratamiento y financiación de los medicamentos huérfanos y ultra-huérfanos. Según estas entidades existen diferencias importantes en el acceso a los fármacos entre las regiones españolas e incluso entre hospitales, debido a que el 95 % del gasto sanitario recae en las autonomías.

A estas dificultades se suman las autorizaciones dependientes del Estado que limitan el acceso a los fármacos o lo retrasan. De los 81 autorizados a nivel continental con designación de medicamento huérfano, 69 están probados por la Agencia Española del Medicamento y de éstos, actualmente, sólo 47 están comercializados en España.

Según la Fundación Mehuer, uno de los principales problemas a los que se enfrentan los pacientes con estas patologías es el acceso tardío y poco equitativo al diagnóstico y al tratamiento, con retrasos de entre 5 y 10 años. A este retraso contribuye que la Sanidad en España está transferida a las comunidades autónomas lo que repercute en diferencias notables a la hora de acceder a pruebas, diagnósticos y tratamiento.

-->
-->