logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

EREs
Jueves, 07 Mayo 2015 02:53

Estadísticas y casos de EREs en Andalucía

Protesta de los afectados por el ERE de Bodegas Williams Protesta de los afectados por el ERE de Bodegas Williams Marta Caballero Lobatón - Flickr
Por 

Si escribimos ERE y Andalucía en un buscador de Internet, la mayoría de los resultados que aparecen reseñan el caso judicial sobre el fraude en los EREs en esta comunidad autónoma. Pero resulta difícil encontrar datos sobre el alcance de los Expedientes de Regulación de Empleo, en cuanto a la destrucción de puestos de trabajo y al coste que han tenido para las arcas públicas. Gracias a informes estadísticos y a la hemeroteca, se puede hacer este boceto del impacto de los despidos masivos en Andalucía.

La destrucción de Empleo ha sido una constante desde el año 2007. Si bien antes, en la época que se conoce como "de bonanza", el número de expedientes de regulación de empleo ya daba muestras de una evolución negativa en el tejido empresarial. Una evolución negativa que es una constante y que la "crisis" hizo que sus cifras se multiplicasen. Otro año, el 2012, el número de EREs aumenta de forma considerable, siendo el mayor de la serie histórica y el mismo año en el que entra en vigor la reforma laboral. En 2014 se cambia la tendencia, con menores cifras de EREs y personas afectadas, un dato que puede tener una doble lectura: el de mejora de la situación económica o que ya no queden prácticamente empresas que no hayan presentado un expediente de regulación de empleo con anterioridad.

Antes de la reforma laboral, las empresas que presentaran un expediente de regulación de empleo tenían que demostrar pérdidas. A partir de la reforma, sólo con mostrar una previsión de reducción de beneficios sería suficiente. Además, se elimina la necesidad de una autorización administrativa previa para un expediente, pero si los trabajadores o la autoridad laboral lo exigen, se sustituye por un procedimiento judicial de control del ERE. En la práctica, se reduce el poder de negociación de la persona empleada ya que, al no existir autorización administrativa, el planteamiento de la empresa será ejecutivo en caso que las partes no lleguen a un acuerdo. Este antecedente puede explicar por qué en 2012 el número de expedientes de regulación de empleo que se tramitaron en España llegara a ser casi el doble que el del año anterior y también puede explicar que no se reflejara de igual forma en el número de personas afectadas por uno.

Las cifras respecto al año 2012 muestran que el número de trabajadores y trabajadoras que pudieran estar afectados por un ERE no creció de forma similar que el número de ERES en sí. La explicación a esta desviación estadística se puede encontrar dentro de la vía judicial. A partir de la reforma laboral, no se requiere un análisis previo del expediente por parte de la administración pública, son los jueces quienes llevan a cabo todo el proceso. El resultado es que más de la mitad de los expedientes de regulación de empleo que acaban en los juzgados son rechazados. En unas ocasiones, por defectos de forma en algún trámite; en otras, porque se ha considerado que no ha habido una voluntad negociadora por parte de la empresa con anterioridad a la presentación del expediente.


Casos de EREs en la historia reciente de Andalucía


Vista las cifras anteriores, los casos son muchos y los hay tanto dentro de las pymes como de las grandes empresas. Aunque hay algunos casos que, por su envergadura y repercusión social, pueden destacarse:

COCA COLA

El más reciente y que ha tenido un largo proceso ha sido el de Coca Cola Iberian Partners, la filial española de Coca Cola. Tras un proceso negociador, muchos de sus trabajadores y trabajadoras aceptaron el acuerdo de regulación de Empleo. En lo que se refiere a Andalucía fueron su totalidad, 187, los que aceptarían el acuerdo en marzo de 2014. Pero el caso no quedó hay, ya que otra parte representativa de la plantilla de otras fábricas en España no aceptaron el acuerdo. El resultado más inmediato, del mes pasado, fue una sentencia del Tribunal Supremo que declaraba nulo este ERE. Esta declaración de nulidad no afecta a las personas que ya habían aceptado el acuerdo, aunque obliga a la empresa la readmisión inmediata de los despedidos.

DELPHI

Uno de los que iba mostrando ya la cara más amarga de la crisis económica y de la destrucción de empleo fue en el año 2007, con el ERE de la factoría de Delphi en Puerto Real. A día de hoy ha costado ya más de 420 millones de euros a las arcas públicas y supone una de las mayores intervenciones de la administración autonómica andaluza en la salvaguarda de una parte importante del tejido productivo de la Bahía de Cádiz. Consciente de la repercusión negativa de la pérdida de más de 1.900 empleos directos, desde hace más de 5 años, la Junta de Andalucía asumió el coste de mantener la formación y la remuneración del colectivo de trabajadores que se vieron afectados por aquella decisión.

AIRBUS-EADS

Otra empresa, Airbus, ya planteó un ERE en 2009. Más recientemente, la matriz, EADS, quiere recortar un total de 5.800 puestos de trabajo en tres años, hasta finales de 2016, dentro de su plan de reestructuración para crear una nueva división de Defensa y Espacio, unas medidas que en España implicarán unos 600 despidos. ¿Cómo puede afectar en Andalucía? Aún se desconoce de forma detallada, pero hay que tener en cuenta que en la provincia de Sevilla se encuentra una de las factorías principales de Airbus.

BODEGAS WILLIAMS

La instrucción del caso de los EREs fraudulentos por la jueza Mercedes Alaya, tiene también efecto en los trabajadores afectados por algún ERE que esté siendo investigado. Por ejemplo, en la paralización de las ayudas públicas con las que en principio contaban dichos expedientes. En junio de 2011, un diputado de IU por Cádiz, Ignacio García, hizo una pregunta con ruego de contestación escrita dirigida al -entonces- consejero de Empleo, Manuel Recio, para que detallase las "fechas concretas" de aprobación y los "periodos de vigencia" de cada uno de los ERE aprobados a dicha empresa. Según esta formación política, han sido cinco los EREs que la Junta aprobó a Williams & Humbert S.A, entre 1995 y 2011.