logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

Ofensa a los sentimientos religiosos. Es un delito que se escucha mucho últimamente y que, en la mayoría de los casos se queda en nada, porque es difícil probar la ofensa. Pero el revuelo mediático que se organiza en torno a estos casos y las presiones que los grupos religiosos, fundamentalmente católicos, ejercen en los procesos llama la atención y confunde a la opinión pública. ¿Hasta qué punto, en una sociedad laica, está el Estado o la Justicia obligados a proteger un sentimiento que, en teoría, debería pertenecer al ámbito privado?

Publicado en Represión

Desde 2011, cuando ETA deja las armas, se han quintuplicado los juicios por enaltecimiento al terrorismo. El año pasado, 2015, batió el récord con 25 juicios, por los 5 que hubo el último año en activo de la banda terrorista. Es sólo un dato más que demuestra el estado de represión que vivimos actualmente. El caso de los titiriteros no es, por tanto, un hecho aislado, sino la muestra de que en España se usa el fantasma del terrorismo para censurar y limitar la libertad de expresión. Y si nos centramos en nuestra tierra, Andalucía, los artistas (actores, cantantes, escritores, etc.) y otros colectivos se encuentran con el problema añadido de la religión. Todo lo que es sensible de molestar a un creyente (cristiano y católico, para más señas) es tildado de ofensa a los sentimientos religiosos. ¿Vivimos en una nueva era de censura?

Publicado en Represión

“¿Cómo no te vas a reír como revista satírica de un libro que dice que un señor resucitó al tercer día?” Desde su nacimiento, en marzo de 2012, la revista satírica Mongolia se ha caracterizado por reírse de todo y de todos y por provocar y faltar al respeto, algo fundamental para una publicación de este tipo, según uno de sus fundadores, Edu Galán. Sin embargo, esta actitud les llevó a protagonizar una polémica en nuestra comunidad al utilizar la imagen de la Virgen de la Macarena en dos de sus carteles. La revista se vio obligada a suprimirla de su publicidad cuando la Hermandad sevillana registró la imagen de la Virgen como marca comercial, algo demencial según nuestro invitado, que lo considera sin duda “un pecado muy gordo”. Con Edu Galán tuvimos el placer de hablar en nuestro programa de ayer sobre esta polémica y sobre los límites de la Libertad de Expresión.

Publicado en Libertad de Expresión

“Mi libertad empieza donde acaba la tuya”. Esta frase que ha tenido múltiples variables a lo largo de la Historia pone de relieve valores comúnmente asimilados como el respeto, la consideración y la convivencia. Pero si hablamos de libertad de expresión, los límites se diluyen y las cosas no parecen tan claras.

Publicado en Libertad de Expresión

Islam, judaísmo y cristianismo son las tres grandes religiones del Libro. Las tres profesan la fe hacia un único Dios y las tres tienen entre sus padres y guías a Abrahán e inspiran parte de su doctrina en lo que conocemos como Antiguo Testamento. ¿En qué coinciden y en qué se diferencian? En un contexto como el actual, con la violencia del radicalismo islámico y el rechazo a lo musulmán que surge tras cualquier atentado cabe pararse a reflexionar y a diferenciar entre quienes profesan una fe y viven según unas costumbres concretas y quienes con el argumento de la fe pretenden acabar con la convivencia y la libertad de quienes no tienen su mismo credo. Así son las cosas.

Publicado en Convivencia
Lunes, 12 Enero 2015 09:26

Los falsos "Charlie Hebdo"

Consternados por la masacre ocurrida el miércoles en París, muchos medios de comunicación enarbolaron el lema de “Je suis Charlie Hebdo” para defender la libertad de expresión y solidarizarse con los dibujantes y periodistas asesinados. De entre todas las portadas de medios españoles, sorprendió gratamente la de La Razón, que recibió numerosos halagos, incluso de personas y cargos públicos que no congenian especialmente con la ideología de este medio. Sin embargo, poner el lema de “Je suis Charlie Hebdo” e incluso atreverse a publicar una de sus viñetas más polémicas, no te convierte automáticamente en un defensor de la libertad de expresión, porque eso es un privilegio que se gana día a día, trabajando honestamente, y no por un hecho puntual.

Publicado en ¿Así son las cosas?