logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

 

Si Vincent van Gogh hubiese vivido en nuestros días le habría resultado más complicado realizar una obra como ésta. Al menos, si en lugar del exterior de su cuarto del sanatorio de Saint-Rémy-de-Provence, hubiera querido pintar el cielo que se ve desde cualquiera de nuestras ciudades. Si hoy queremos disfrutar del maravilloso espectáculo de las noches estrelladas tenemos que alejarnos bastante de cualquier núcleo urbano. Las ciudades ya no tienen cielo.

Publicado en Al natural

Cada persona que vive en Andalucía genera, como media, 18 kilos de basura electrónica al año. Un total de 170 toneladas compuestas por algunos materiales que pueden resultar perjudiciales para la salud humana y del entorno natural. De ellos, menos de la mitad se recicla. La sociedad de la información y las comunicaciones tiene en los residuos electrónicos que genera uno de sus grandes retos

Publicado en Medio Ambiente
Viernes, 25 Octubre 2013 00:13

Respirar en Andalucía: deporte de riesgo

Las áreas metropolitanas de Granada y Sevilla, por el intenso volumen de tráfico que soportan y las zonas industriales de Algeciras y Bailén, por la concentración de industrias son los cuatro puntos negros de la contaminación ambiental en Andalucía.

Según el último informe de sobre Calidad del Aire en España 2012  presentado esta semana por Ecologistas en Acción, 9 de cada 10 andaluces respiramos un aire que supera los límites de contaminación establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El ozono troposférico y las partículas en suspensión PM 10 y PM 2,5 fueron los contaminantes que más incidencia tuvieron en nuestra región, según este estudio que toma como referencia los datos que recoge la Junta de Andalucía en sus diferentes estaciones de la red de vigilancia y control de la calidad del aire repartidas por todo el territorio. El dióxido de azufre está presente fundamentalmente en las áreas industriales de la Bahía de Algeciras y el polo químico de Huelva. Y el dióxido de nitrógeno, por su parte, se ha concentrado en más altas dosis en el área metropolitana de Granada, que es la zona que más densidad de tráfico concentra.

La mayor parte de los contaminantes que respiramos se producen por los procesos de combustión de las industrias y del tráfico rodado. Por lo que parecería sencillo establecer medidas para mejorar la calidad del aire y, por tanto, la salud de la población. El contacto continuo con estos elementos contaminantes penetra en las vías respiratorias e irrita las mucosas y los tejidos pulmonares llegando a ser muy perjudicial en aquellos casos de insuficiencias respiratorias y personas asmáticas.

¿En qué lugares de Andalucía se respira peor?

Podríamos pensar que la población que vive en las zonas con mayor concentración de estas partículas está más expuesta y su salud corre más riesgo. Sin embargo, según el informe de Ecologistas en Acción “la contaminación generada en estos lugares, al extenderse por el resto del territorio y transformarse en ozono troposférico, acaba incidiendo negativamente en zonas rurales y del interior de Andalucía”, por lo que todos los andaluces respiramos un aire insano.

Hay que señalar que los datos estadísticos reflejan las situaciones en las que la concentración de estos contaminantes supera los límites establecidos como normales y no perjudiciales para la salud por la propia OMS. Aunque, según la organización ecologista los valores registrados son ligeramente inferiores a los de años anteriores, esto no se debe a que se hayan adoptado medidas correctoras tendentes a reducir la contaminación, sino que se deben, a la crisis económica que ha paralizado fábricas y ha reducido los desplazamientos en coche hacia trabajos inexistentes.

Los datos son muy serios y deberíamos tomar conciencia porque la incidencia de la contaminación en nuestra propia salud es directa e inmediata. Son muchos los consejos y las pautas que los colectivos proponen para acabar con esta situación, pero se pueden resumir en cinco sencillas líneas de acción, casi todas, a nuestro alcance directo, doméstico y cotidiano:

-    Apostar por las energías renovables.

-    Usar el transporte público, copartir el coche, usar la bice o caminar para desplazarnos limpiamente.

-    Ahorrar energía usando aparatos más eficientes como las bombillas de bajo consumo o los electrodomésticos con certificado de eficiencia energética.

-    Cuidar los espacios forestales pues son nuestros verdaderos aliados a la hora de tener un aire limpio.

-    Fomentar y apoyar la investigación sobre las nuevas fuentes de energía y la reducción de gases contaminantes.

El informe de Ecologistas en Acción destaca que la contaminación del aire causa 20.000 muertes prematuras al año en nuestro país. Es un asunto para tomarse en serio.

 

Publicado en Al natural

1.000 km de carril bici, en áreas urbanas y metropolitanas; 402 millones de euros de presupuesto y un objetivo: superar el 10% del total de desplazamientos en bicicleta en las ocho capitales de provincia, Jerez y Algeciras. Estas son las cifras principales de un plan presentado este jueves por la Junta de Andalucía para fomentar y facilitar el uso de la bicicleta en busca de un modelo de transporte más sostenible, económico y saludable.

Publicado en Al natural
Viernes, 26 Julio 2013 00:00

"Comemos Veneno"

Tomo prestada la expresión de la documentalista francesa Marie-Monique Robin que está promocionando su ultimo ensayo “Las Cosechas del Futuro: Cómo la agroecología puede alimentar al mundo” (Ediciones Península) donde afirma, entre otras cosas, que es posible abandonar la agroindustria y apostar por una producción sostenible que permita, no sólo que todos nos podamos alimentar, sino que lo hagamos de forma saludable y respetuosa con el medio ambiente.

Publicado en Al natural
Página 3 de 3