logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

La historia de Cervantes y de su obra maestra El Quijote está íntimamente ligada con Andalucía. No sólo porque en nuestra tierra comenzara la escritura de esta gran novela, ni tampoco porque Cervantes pasara una parte de su vida recorriendo varias ciudades andaluzas; su relación va más allá de estos simples hechos. Primero, porque el escritor, aunque nació en Alcalá de Henares, tenía raíces andaluzas, ya que su abuelo era cordobés y llegó a ser alcalde interino de esta ciudad. Y segundo porque, según los expertos de la vida y obra del escritor español, Cervantes también fue un enamorado de Andalucía. Y gran muestra de ello son sus obras, en las que se ven perfectamente reflejadas las escenas pintorescas, las leyendas y tradiciones populares, y, sobre todo, el estilo de vida pícaro y singular de la Andalucía del siglo XVI.

Esta semana nos ponemos muy solemnes porque vamos a hablar de un autor cuya obra es, probablemente, lo mejor de la marca España, desde hace 4 siglos. Coincidencias de la historia, su muerte ocurrió a la misma vez que la de otro gran genio de la historia universal, William Shakespeare. El mundo anglosajón se ha volcado con la celebración de este centenario, y en el mundo hispanohablante no íbamos a ser menos con nuestro Cervantes.

Hay un área geográfica urbana donde las iniciativas culturales vecinales y ciudadanas proliferan. Entre la Alameda de Hércules; de plazas como la del Pumarejo o la del Pelícano; de calles como San Luis, San Blas, Pasaje Mallol, Castellar, nace una cultura hecha por y para la gente. Una zona del centro de Sevilla, alejada del turismo de masas y sin franquicias ni enormes superficies comerciales, es un referente de la capital andaluza en cuanto a concentración de iniciativas sociales, culturales y artísticas. Gran parte de estas iniciativas tienen en su genética la horizontalidad entre sus integrantes. La toma de decisiones en estos proyectos suele ser de forma asamblearia y conjugan la independencia en su funcionamiento con la colaboración con otros proyectos a la hora de tejer redes o desarrollar iniciativas.

Cuando pensamos en cultura desde un punto de vista histórico casi se nos hace la boca agua. Andalucía ha sido siempre un punto clave para el intercambio cultural. Ya desde la protohistoria se consideraba a nuestra tierra un enclave de transmisión de conocimientos y de intercambio de todo tipo de objetos, valores e ideas. Podríamos hablar de la Cádiz fenicia, la Córdoba califal o la Granada nazarí. Todos ellos punto de encuentro entre culturas y puesta a punto de lo que a día de hoy conocemos como cultura andaluza. En esta ocasión queremos hablar de la Casa de Pilatos.

La Cultura en Andalucía se escribe con mayúsculas. No en vano, estamos hablando de un sector que aporta más de 4.200 millones de euros al PIB de la comunidad autónoma y que genera más de 115.000 puestos de trabajo, el doble que otros sectores tradicionales de la economía andaluza como el agroalimentario. Es también el motivo argumentado por más de cinco millones de turistas para visitar Andalucía cada año. Y no sólo de flamenco y fiestas vive nuestra cultura. Andalucía esconde enclaves culturales en forma de museos, conjuntos arqueológicos, monumentos y centros de documentación, en cada una de sus provincias que merecen una visita. Por eso, hoy os invitamos a conocer algunos de esos espacios culturales de los que podemos disfrutar en nuestra comunidad.

Hay otra cultura, al margen de los canales oficiales, fruto de la iniciativa ciudadana. En la mayoría de los casos, los movimientos ciudadanos han intentado recuperar edificios históricos ruinosos, muchas veces de gran riqueza monumental, y darles un uso social y cultural. Andalucía tiene muchos de esos rincones que han servido de enclave para que la ciudadanía se organice y defienda el patrimonio frente a la especulación y el abandono. Estamos ante un espacios autogestionados, emergentes, abiertos y que han generado bastantes polémicas en los lugares donde se han ido constituyendo.

Esta semana recorremos enclaves culturales andaluces peculiares y alternativos. En un contexto de crisis económica, donde la cultura ha sufrido fuertes recortes públicos e importantes ataques, la ciudadanía se revela, se organiza y busca la forma de encontrar espacios para compartir, teatro, música, artesanía o conocimiento… En diversos puntos de Andalucía han surgido espacios que promueven un consumo cultural accesible, libre, que dé cauce a nuevos artistas o que permita experimentar y hacer al público y a la ciudadanía partícipes de la producción cultural.

Del 4 al 10 de abril se está celebrando en Sevilla la XXIV edición, organizada por el Cicus, de la Muestra de Teatro Universitario, evento que inaugura "La indagación", obra coordinada por Juan Dolores Caballero, "El Chino" y  donde participa la actriz Nieves Castro, que nos ha acompañado en este programa. Con ella hemos hablado acerca de la situación del teatro en Andalucía.

La mitad de la población occidental sufrirá algún tipo de alergia en el año 2025. Esta advertencia se realizaba hace casi tres años, en mayo de 2013, en el Congreso de la Sociedad Española de Inmunología Clínica y Alergia Pediátrica. Por esas fechas, la estadística situaba su incidencia entre el veinte y el treinta por ciento de la población. Una advertencia que puede hacerse cierta si tenemos en cuenta otras informaciones aparecidas durante estos últimos tres años que la respaldan.

Quizá te ha pasado como a mí, como a tantos. Conoces la situación de las personas refugiadas y se activa en ti un boom mental, fruto del sabor a injusticia mezclado con la incomprensión de ver a una Unión Europea que en lugar de actuar, se afana en construir (más) silencios y ficticias fronteras. Entonces, aparece en ti la pregunta: ¿qué puedo hacer desde mi posición para ayudarles? Porque hay apoyos que no solucionan, pero sí mejoran y visibilizan realidades.