logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

Esta es la pregunta que se han planteado muchas familias en las últimas semanas tras la propuesta de la CEAPA que pedía reflexionar sobre las tareas que los escolares llevaban a casa, sobre todo los fines de semana.

Alrededor de 100 proyectos educativos en Andalucía. Más de 800 en todo el territorio estatal. Son las cifras de la educación alternativa que maneja la red Ludus y que indica una implantación cada vez mayor de este tipo de pedagogías. Incluso, reivindicando su presencia dentro del sistema público para transformarlo desde dentro.

La educación en España sigue siendo muy mejorable. Aunque este año se ha reducido el fracaso escolar, España sigue siendo líder en éste aspecto en la Unión Europea con un 20%, muy lejos de la media comunitaria, un 11%. Nuestro país ha bajado en una década diez puntos en este índice, pero el objetivo de una escuela pública de calidad sigue siendo una utopía.

Esta semana hablamos sobre la vivienda y la problemática que hay en torno a ella. Como por ejemplo el gran número de inmuebles deshabitados y, por otro lado, el número creciente de desahucios que se dan desde los últimos años. Son numerosas las soluciones que de una forma u otra intentan solucionar este problema. Hablamos de aquellos espacios que surgen en nuestras ciudades, como puntos de reunión, de convivencia y de intercambio de ideas tanto culturales, político-económicas y en definitiva sociales. Son los llamados Centros Sociales Okupados y Autogestionados. Los CSOA.

Desahucios, personas sin techo, camas calientes, chabolismo, ocupaciones... Esta semana nos preguntamos hasta qué punto es posible cumplir con un derecho constitucional, como es el acceso a la vivienda. Tener un hogar, un lugar que dignifique, que permita intimidad, que proporcione protección es fundamental para cualquier ser humano.

Cuando afrontamos el estudio de la vivienda en la época romana, en la mayoría de los manuales nos hacen referencia a las Domus y las Villae. Viviendas de propiedad unifamiliar a la que tenían acceso sólo las clases dominantes de la sociedad romana. Pero, ¿le cuentan a nuestros escolares dónde vivían el resto de clases sociales, personas libres y libertos? ¿Dónde habitaba la plebe romana que gritaba y vociferaba en los circos y anfiteatros, y que formaban la mayoría del cuerpo social? Hoy nos fijaremos en las insulae.

En diciembre de 2006, el relator especial de asuntos de Vivienda de Naciones Unidas, Miloon Kothari pasó doce días en varias ciudades españolas y llegó a la siguiente conclusión: entre el 20 y el 25% de la población española estaba excluida del mercado de la vivienda. Entonces, hace casi diez años, dijo en rueda de prensa que el Gobierno debería intervenir y adoptar “medidas inmediatas” para atajar el problema. Además, expuso que el problema de España era "el más grave de Europa y uno de los mayores del mundo" y que, aunque el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero estaba sensibilizado, señalaba que el problema era insostenible.

Tres de cada cuatro jóvenes de entre 18 y 34 años no puede comprarse una vivienda propia. El paro y la precariedad laboral impiden que puedan acceder a este recurso básico en propiedad que se ha convertido casi en un objeto de lujo. El dato lo aporta la asociación de consumidores ADICAE que constata que la crisis ha retrasado la edad en la que los jóvenes abandonan la casa de sus padres y optan por una vida independiente.

Esta semana en Andalucía Diversa entrevistamos a Talía Ardanas, integrante del área de prostitución de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía. Esta asociación sostiene que la mejor forma de mejorar las condiciones de vida de las trabajadoras sexuales es regularizar la profesión para que puedan acceder a los mismos derechos laborales que el resto de trabajadores.

Durante nuestro programa dedicado a la prostitución rescatamos de las redes el interesante artículo de la jiennense Pilar Aguiar Carrasco en el que se analizan una serie de relatos audiovisuales con los que se demuestra que en la mayoría de las ocasiones es el hombre el protagonista de las series y películas que conforman nuestro imaginario audiovisual.