logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

Frontera Sur
Jueves, 25 Junio 2015 12:15

Carlos Arce: "La frontera entre Europa y África es la más desigual del mundo"

Imagen que ilustra la portada del informe 'DD.HH. en la Frontera Sur 2015' Imagen que ilustra la portada del informe 'DD.HH. en la Frontera Sur 2015' José Luis Sánchez Hachero
Por 

Por su situación geográfica, Andalucía ha tenido distintos roles... en algunos momentos históricos, de confluencia entre distintas culturas y civilizaciones que producirían una cultura mestiza, fruto diversas influencias, como es la andaluza. Pero en otras ocasiones también juega el rol de límite, de separar la realidad entre el norte y el sur del Estrecho de Gibraltar.

El Mar Mediterráneo, puente de confluencia de civilizaciones a lo largo de la Historia, también está tomando en las últimas décadas la definición de lugar donde finalizan de forma trágica los sueños de muchas personas en busca de un lugar donde poder vivir y trabajar y donde su integridad no se encuentre amenazada. A día de hoy, Andalucía no es la principal puerta de entrada a Europa desde África, aunque conoce de cerca este flujo migratorio, que en ocasiones se amplifica por algunos sectores, que le añaden apelativos como "avalancha" o "amenaza".

Sin embargo, los datos estadísticos indican que, por un lado, las cifras de la inmigración ilegal en España son ínfimas, en relación a la población total y en relación a otros lugares del mundo donde los flujos migratorios alcanzan unas dimensiones mucho mayores. De hecho, el informe Derechos Humanos en la Frontera Sur 2015, publicado por la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía, destaca que de las 280 mil entradas irregulares que se producen en Europa -según la agencia europea FRONTEX-, sólo unas 11 mil se realizan a través de España, a pesar de ser el único país europeo que tiene una frontera terrestre con un país africano (Ceuta y Melilla). "Una vez más, se ha hecho necesario monitorizar la situación de derechos humanos en esta frontera, porque se siguen vulnerando" señala Carlos Arce, coordinador del Área de Inmigración de la APDHA quien nos ayuda a analizar los datos que se extraen de este informe y las iniciativas que propone para un control más humanitario de los flujos migratorios.

APDHA

"La gente parte de sus países porque no tienen futuro o físicamente se están jugando su integridad por los distintos conflictos que se viven allí". Una afirmación que conduce a reflexionar sobre los conflictos armados en el mundo en la actualidad y que generan flujos migratorios masivos. "Nada más que del conflicto sirio, países como Irak, Líbano y Jordanía, con una situación de pobreza e inestabilidad política grandísima, están asumiendo cientos de miles de refugiados sirios. Que la Unión Europea, con más de 500 millones de habitantes, sólo pueda acoger 20 mil personas al año, mientras que Líbano, con apenas 4 millones de personas pueda acoger un millón, no tiene sentido". En el caso concreto de España, advierte que desde el año 2010 está perdiendo continuamente población inmigrante, convirtiéndose sólo en lugar de paso.

Entre otras iniciativas, Carlos Arce señala una en su contexto: "Nos parece que atenta contra la lógica que familiares de personas que ya viven regularmente en la Unión Europea, dado lo estrictísimo y casi imposible de cumplir los requisitos de la reagrupación familiar se tengan que jugar la vida en una patera o saltando una valla para reunirse con sus familiares... Simplemente con una moderación o rebaja mínima de los estrictos requisitos de la reagrupación familiar, estos casos no se estarían dando, igualmente en el asilo y en el refugio".

-->
-->