logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

Incendios Forestales
Miércoles, 01 Junio 2016 22:28

El 96% de los incendios forestales se podrían evitar. ¿Sabes cómo?

Incendio forestal Incendio forestal bertknot/Flickr.com
Por 

Hasta el 96% de los incendios forestales son provocados por acción directa del ser humano, ya sea por causa intencionada, negligencia o accidente. Eso significa, por tanto, que la inmensa mayoría de los que se producen se podrían evitar. Es lo que denuncian numerosas asociaciones y organismos ecologistas, que exigen un mayor control por parte de la administración pública y una mayor concienciación y sensibilización social para conseguir que el número de hectáreas que arden cada año en nuestro país se reduzca considerablemente. Y tú, ¿haces todo lo posible para que no se produzcan incendios? Aquí te damos una serie de consejos para evitar los incendios forestales.

Más de la mitad de los incendios son intencionados. La gran mayoría de ellos son provocados por pastores y ganaderos que buscan regenerar el pasto o por campesinos que quieren eliminar matorral y residuos agrícolas. También existe un tanto por ciento bajo de incendios provocados con el objetivo de facilitar la caza. A ellos se les suman otros motivos que, si bien son minoría, son también los más peligrosos, por su intención primordial de causar daño. Nos referimos a los fuegos provocados por pirómanos y los originados por venganzas. Ante estos, poco se puede hacer más que aumentar la concienciación de la sociedad y aplicar con toda su dureza el código penal para disuadir a los posibles delincuentes. Sin embargo, también existe un alto porcentaje, casi 1 de cada 4 incendios, que se produce por algún error o negligencia. Por ello, planteamos una serie de consejos para evitar que nuestra visita al bosque sea el origen de una catástrofe.

Lo primero a tener en cuenta es el riesgo que supone encender un fuego dentro de un área forestal. En época de riesgo alto de incendios, es decir, desde el 1 de junio hasta el 1 de noviembre, no se debe encender ningún fuego en el bosque, ni para quemar rastrojos y pastos ni para hacer una fogata o barbacoa, incluso en las áreas recreativas facilitadas para ello. Cualquier chispa o pequeña llama que surja de ellas puede originar un auténtico desastre. Fuera de esta época de mayor riesgo también debemos tomar precauciones. Así, debemos solicitar permiso para la quema de residuos forestales y hacerlo con las debidas medidas de seguridad. En caso de querer encender una fogata o una barbacoa, tiene que hacerse sólo en lugares permitidos y tomar las oportunas precauciones para que no se descontrolen, como despejar la zona de hojas y ramas, colocar piedras alrededor o tener cerca recipientes con agua. Para apagarlas, es preciso usar abundante agua en el centro y alrededor y remover las cenizas para comprobar que estén apagadas.

También es muy importante no arrojar cerillas, colillas ni cualquier objeto en combustión. Así que si vas al campo, intenta dejar tu vicio de fumar durante un rato. Y si no puedes, asegúrate de llevar un recipiente donde echar las cenizas y las colillas debidamente apagadas. Nunca, en ningún caso, las arrojes al suelo, ni por la ventanilla del coche. Es fundamental, también, que no dejes en el suelo otros residuos que son potencialmente peligrosos, como botellas o cristales, que pueden provocar un “efecto lupa”; o papeles, plásticos y otros objetos inflamables que puedan propagar el fuego. Comunicar a las autoridades públicas las zonas de vertido ilegales que encuentres en tu visita al campo también facilita la labor de limpieza y previene incendios.

Otro objeto del que debes prescindir en tu visita al campo en esta época es el coche. Intentar acceder a zonas de vegetación con vehículos motorizados aumenta el riesgo de incendios, así que deja el coche en los estacionamientos habilitados para ello, zonas despejadas de pasto y matorral, y evita el uso de otros aparatos mecánicos, como desbrozadoras o motosierras, que generan chispas y calor intenso.

Estas medidas son especialmente importantes de respetar por las personas cuya vivienda se encuentra ubicada dentro o alrededor de terrenos agrícolas o forestales. En este sentido, construir barbacoas en los límites de la finca, encender fuegos los días de mucho viento o amontonar basura y restos de poda en los alrededores de la vivienda aumentan de manera considerable el riesgo de incendio. Igualmente, se debe solicitar a la comunidad de vecinos la elaboración de un plan de autodefensa que incluya la instalación de hidrantes en las calles, mantener las vías y caminos aledaños despejados de vehículos y de vegetación, y la construcción de depósitos de agua, entre otras medidas preventivas.

Si somos testigo de un incendio, nuestra acción también es fundamental para minimizar los daños. Así, lo primero es intentar avisar lo antes posible al 112, teléfono de emergencia, o al 062, teléfono de la Guardia Civil, indicando la mayor cantidad de datos posibles para localizarlo. A continuación, debemos alejarnos del lugar buscando un claro cercano tomando para ello el camino con menor vegetación y teniendo en cuenta la dirección del viento. Nunca ir ladera arriba o hacia barrancos u hondanadas. Si vamos en coche, deberemos cerrar las ventanillas e intentar dirigirnos a una zona fuera de peligro. Recuerda que un cambio en la dirección del viento puede hacer que el fuego te rodee. Por tanto, ve siempre en sentido contrario a la dirección del viento. Por otro lado, si nos encontramos colaborando en las labores de extinción, lo fundamental es no quedarse solo, aislado del resto de compañeros, y hacer siempre caso a los expertos o personal autorizado.

A todas estas medidas preventivas, que como ciudadanos debemos cumplir, se les ha de sumar un compromiso político basado en la prevención y en la concienciación. Y también en la formación y cuidado del personal encargado de las labores de extinción. En este sentido, destacamos la labor de denuncia de la situación de los trabajadores forestales que realiza [fo]Rest in Peace, una campaña de la Asociación de Bomberos Forestales. Os dejamos uno de los muchos vídeos que puedes encontrar en su web.