logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

Libertad de Prensa
Jueves, 05 Mayo 2016 07:48

Lola Fernández: "la gente sabe que les están manipulando y desconfía de las informaciones"

Prensa Prensa Javier Micora (cc) Flickr.com
Por 

Contratos humillantes, reducción brutal de plantillas, "eres" injustificados, intrusismo creciente, pérdidas progresivas de empleos, desconcierto por la irrupción de los formatos digitales, editores que abusan, cierre de medios... secuestros y asesinatos de periodistas... Es parte del balance que realiza la federación española de Asociaciones de la Prensa, FAPE, que se muestran optimistas, porque aparecen emprendedores que deciden apostar por hacer un trabajo independiente y valiente.

Acabamos de celebrar el Día Internacional de Trabajo y el Día Internacional de la Libertad de Prensa. Dos jornadas en las que la denuncia y la reivindicación se unen porque si conocemos los abusos que se producen en determinados entornos laborales y si tenemos constancia de las luchas y las huelgas obreras para defender sus derechos es gracias a unos medios de comunicación y unos profesionales que, cada vez tienen peores condiciones para desempeñar su profesión.

La Federación de Sindicatos de Periodistas ha elaborado un manifiesto en el que denuncia los retrocesos en el sector de la comunicación, tanto en el ámbito laboral como en el profesional: recortes en plantillas, ERES y cierres de medios o ediciones regionales de periódicos de tirada nacional que afectan a la parte laboral de la profesión. Esta crisis laboral también repercute en la calidad de la información que se elabora y afecta al desarrollo correcto de la profesión.

Hemos hablado con Lola Fernández, secretaria general del Sindicato de Periodistas de Andalucía que sitúa el principio de esta crisis en 2008, en paralelo a la crisis económica, hasta el punto que "el periodismo ha sido el sector más perjudicado sólo detrás de la construcción". Según la responsable del sindicato "el principal problema, más allá de las condiciones laborales, es que esto ha afectado a la calidad de la información que recibe la ciudadanía".

Para la federación de sindicatos, "unos trabajadores en situación de precariedad no pueden garantizar la calidad de la información y, en consecuencia, no cumplen con su misión de ser el instrumento para que se cumpla de manera plena el derecho constitucional y humano de la ciudadanía a recibir información veraz y plural".

Regular para proteger la información y a los informadores


Una de las reivindicaciones más destacadas del Sindicato es la Ley de Derechos Laborales de los Periodistas, en palabras de Lola Fernández, "una regulación de la profesión... porque la información no puede estar en manos del mejor postor", en referencia a los intentos de externalizar los servicios informativos en televisiones públicas o las decisiones editoriales que responden, más bien, a intereses empresariales.

En los últimos meses asistimos a recortes de libertades, leyes mordazas, dictámenes editoriales o decisiones como la del consejero delegado de PRISA. Juan Luis Cebrián ha prohibido a los periodistas y colaboradores de la Sexta, el Confidencial y El Diario que han destapado el caso de los papeles de Panamá participar en los medios del grupo PRISA (la Ser, el País...) una decisión bastante polémica y criticada.

Esta semana, los trabajadores de El Mundo Andalucía, han realizado una jornada de huelga en la que han donado sangre como forma solidaria de protesta por el nuevo ERE que pesa sobre la ya mermada plantilla de este diario. No queremos pecar de corporativismo, pero si las redacciones se vacían de redactores, ¿quién nos va a contar lo que pasa? Esa es una de las preguntas que le hemos planteado a Lola Fernández y que podéis escuchar completa a continuación.

 

PANCARTA22-768x266

 

-->
-->