logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

Libros
Jueves, 24 Abril 2014 03:51

Las pequeñas editoriales se abren paso, con dificultades

Por 

El negocio editorial está formado por grandes empresas que forman parte de grupos mediáticos con posibilidad de llegar a todos los lectores gracias a oportunas campañas publicitarias o de marketing. Pero son una pequeña parte de un tejido que agrupa también a pequeñas empresas que afrontan muchas dificultades para continuar con su actividad. Pasión por el trabajo y la posibilidad de publicar pequeñas tiradas para un público especializado son sus claves para mantenerse

Según la Federación de Gremios de Editores de España, existen en el Estado unos 3 mil agentes editoriales. La mayoría de ellos son pequeñas y medianas empresas que intentan abrirse camino o mantenerse en un sector copado por los grupos mediáticos. Para darnos cuenta de las dimensiones de la diferencia, una comparación: por un lado, cifras astronómicas como las de la venta de la editorial Alfaguara por 72 millones de euros; por otro, editoriales que publican unos 10 a 15 títulos al año, con unas tiradas que, en muchas ocasiones, no llegan a los 1.000 ejemplares.

Luces de Gálibo está formado por dos socios. Dos personas -más alguna colaboración- encargadas de todo proceso que va desde los folios manuscritos que entrega el autor al producto que se distribuye en forma de libro. La portada, la maquetación, el color de las tapas y todo aquello que contribuye a que elijamos un libro sin haberlo leído son tareas de la editorial; éstas y las que conciernen a la estrategia de difusión y a que sea viable económicamente. Éste último objetivo es el que puede resultar de mayor dificultad en un tipo de actividad en la que, por sus características, la pasión por el trabajo es fácil; lo difícil es que éste genere algún tipo de beneficio económico a través de las ventas. Es lo que nos cuenta Ferrán Fernández, uno de los socios de Luces de Gálibo.

Ferrán Fernández en la Feria del Libro de Sevilla Ferrán Fernández (dcha.), en la Feria del Libro de Sevillalucesdegalibo.blogspot.com.es


Un reto, teniendo en cuenta las estadísticas: una editorial por cada 15 mil personas en España; de ellas, sólo la mitad lee de forma frecuente, según el Ministerio de Cultura. En Andalucía, durante el primer semestre del año 2013 se publicaron un 48% menos de títulos que en el mismo período del año anterior. En el conjunto del Estado, si el año 2008 fue el mejor de los recientes en cuanto a títulos publicados, con más de 85 mil, el año 2013 se cerró con unos 55 mil títulos, 30 mil menos. En relación al año 2012, supone un 19 por ciento menos.



Si bien no todo son inconvenientes. Las pequeñas editoriales tienen una ventaja respecto a las grandes y de la que muchos lectores se benefician: mientras que para una editorial con grandes volúmenes de negocio no resulta rentable publicar un título si no tiene una tirada de miles de ejemplares, una editorial como Luces de Gálibo puede hacer viable que se publiquen estos títulos, con tiradas mucho más reducidas y dirigidas a un público más concreto y especializado.


Un último dato: la editorial se queda con menos de la mitad de lo que se ingresa por cada libro vendido... y con esta parte hay que pagar también al autor.