logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

Medio Ambiente
Jueves, 05 Junio 2014 07:37

La basura electrónica, un reto del siglo XXI

Por 

Cada persona que vive en Andalucía genera, como media, 18 kilos de basura electrónica al año. Un total de 170 toneladas compuestas por algunos materiales que pueden resultar perjudiciales para la salud humana y del entorno natural. De ellos, menos de la mitad se recicla. La sociedad de la información y las comunicaciones tiene en los residuos electrónicos que genera uno de sus grandes retos

El Cadmio, que se encuentra en casi todas las pilas recargables; el plomo, que podemos encontrar en baterías, circuitos impresos y lámparas; el mercurio sobre todo en pilas y sensores de posición, el cromo hexavalente, en los refrigeradores por absorción. Así, hasta más de 60 metales y otros compuestos -como el PCB y los CFCs- cuyos residuos son muy nocivos para el medio ambiente y pueden resultar altamente perjudiciales para la salud humana si no se gestionan y reciclan de forma adecuada.

Andrés Martínez, director general de la Fundación ECOTIC, señala que una de las causas de que cada persona genere tantos kilos de basura electrónica al año, teniendo en cuenta que un smartphone pesa entre 100 y 200 gramos y un ordenador portátiles, entre 1 kilo y 2: a día de hoy se están desechando productos adquiridos con cierta antigüedad, por ejemplo, televisores de tubos catódicos.

Se recicla menos de la mitad de lo que desecha. ¿Mala gestión de residuos, falta de conciencia cívica, dificultad de acceso a puntos limpios? "Se recicla el 40 por ciento de lo que se pone en el mercado porque muchos de esos aparatos quedan en nuestros hogares". Mientras se llevan los frigoríficos a reciclar, se guardan otro tipo de electrodomésticos, sobre todos los más pequeños. "utilizamos un sólo móvil, pero muchos de nosotros tenemos en casa más de un móvil, porque lo guardamos por lo que pueda ocurrir". No todo es mala gestión de los residuos, sino que muchos de los productos que se producen, "quedan en casa" cuando son desechados.

La Fundación ECOTIC participaba en marzo en la jornada 'Los nuevos retos de la gestión de residuos de competencia municipal', organizada por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Andrés Martínez comenta que uno de los retos es "que todo lo que el consumidor tira en los puntos limpios sea reciclable. El robo, los caminos inadecuados de ciertos residuos que van por circuitos inautorizados". El residuo más contaminante que deja un electrodoméstico como un aparato de aire acondicionado es el gas, pero sus componentes son valiosos. Cuando van por circuitos no adecuados, ese gas acaba en la atmósfera, convirtiéndose en cómplice del efecto invernadero.