logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

Microeconomía
Miércoles, 25 Noviembre 2015 20:01

10 trucos para mejorar tu economía familiar

10 trucos para mejorar tu economía familiar AlexanderStein/pixabay.com
Por 

Ahorrar es complicado. Un estudio de la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) señala que a pesar de que el 82% de los españoles se considera más ahorrador que derrochador, casi la mitad, el 46%, no consigue ahorrar nada. Obviamente, esto se solucionaría ingresando más dinero, pero como esto es complicado siempre, vamos a centrarnos en dónde nos gastamos ese dinero. Según el IV Estudio Fintonic de los gastos come-nóminas de los españoles, 8 de cada 10 familias desconoce en qué partidas se gasta el dinero. Las áreas que más se comen nuestro presupuesto son las hipotecas, el alquiler, la compra en el supermercado y el ocio. En el siguiente artículo vamos a ver algunos trucos o consejos para controlar y limitar esos gastos.

1. A la compra se va con lista y comido. Planificar es una de las palabras que más vamos a repetir en este artículo. Pero es que es la base para no perder dinero en gastos reiterados e innecesarios. Por eso, a la hora de ir al supermercado es importante hacer una lista con los productos que necesitamos comprar, y limitarnos a ella, sin dejarnos seducir por el aspecto apetecible de los alimentos que veamos allí. Ir con hambre a comprar es una de las peores decisiones, porque siempre acabamos cayendo y comprando algún capricho que se nos ha antojado. El resultado de estas compras impulsivas y no bien planificadas lo encontramos en un Informe del Parlamento Europeo que alerta que en nuestro país se desperdician hasta 163 kilos de alimentos por persona al año. Aún así, estamos por debajo de la media europea, que llega a los 179 kilos.

2. Ojo con las rebajas. ¿A quién no le gusta unas rebajas? Un cartel grande y bonito que diga con grandes caracteres que tal o cual producto tiene un gran % de descuento. Sin embargo, cuando se va a comprar a las rebajas es fundamental tener claro qué es lo que se va a comprar, como hemos visto en el punto anterior. Si no, podemos caer en la trampa de dejarnos seducir por ropa y otros elementos con un gran descuento pero que, una vez lo compramos, no lo volvemos a utilizar en nuestra vida. Los españoles nos gastamos una media de 1.082 € en ropa y complementos al año. ¿Necesitamos en verdad tanta ropa? Otro riesgo es dejarnos impresionar por grandes descuentos que en realidad son unos engañabobos, como el Día sin IVA o el Black Friday.

3. Mejor un tupper que unas tapas. 6 de cada 10 españoles debe comer fuera de casa todas las semanas por motivo de trabajo. Según la FUCI (Organización de Consumidores), los españoles nos gastamos una media de 217 euros mensuales al comer fuera de casa. Un gasto que se podría reducir si llevamos nuestra comida en tuppers, algo que sólo hace el 37% de las personas. La crisis ha aumentado este número, pero aún siguen siendo gran mayoría los que optan por ir a un restaurante a comer, con el gasto que eso implica. 

4. Deja los vicios. Sí, es difícil pasar de ellos, por eso son vicios, pero lo cierto es que si nos controlamos nuestro bolsillo lo va a agradecer. Si has probado la hipnosis, la acupuntura, los libros de autoayuda y demás técnicas y aún así no has dejado de fumar o beber, quizá este dato te anime a dejarlo: .cada español se gasta de media al año 5.300 euros en alcohol, tabaco y café. No hace falta decir lo bien que le sentaría a nuestra economía quitar este gasto sin duda evitable.

5. Menos coche y más bici. La gasolina es cara y, no te engañes, lo seguirá siendo por mucho que baje el precio del barril, porque esa bajada apenas se nota en el precio del producto final, que sí nota rápidamente cuando el precio sube... Según el estudio de Fintonic que hemos citado antes, en gasolina nos dejamos unos 79 € al mes. A eso hay que sumar los gastos de aparcamiento y peajes, más de 200 € al año. Ese mismo estudio contrasta que las personas que usan otros medios de transporte distintos al coche gastan menos al mes, 56 € de media. Un cálculo rápido nos dice entonces que usando transporte público podemos ahorrar unos 276 € al año. De entre todos los transportes que podemos usar alternativos al coche, destaca la bicicleta, sin duda el más económico y sostenible. Además, hay que recordar que la bicicleta es el medio de transporte más rápido para moverse en ciudad, según han constatado varios estudios.  Así que deja aparcado el coche y usa más la bici cuando el trayecto te lo permita.

6. ¿Uso todo lo que tengo? Esa es la pregunta que debería hacerse todo el mundo. Para ahorrar es preciso evaluar los servicios que pagamos y que a lo mejor no usamos tanto. La televisión por cable, la telefonía móvil, Internet y otros gastos que van mermando nuestros ingresos y que normalmente tenemos domiciliados, por lo que nos lo quitan del banco cada mes sin que apenas nos demos cuenta. Por eso también es aconsejable echarle un ojo a nuestras cuentas bancarias habitualmente.

7. No lleves encima dinero ni tarjetas de crédito/débito. Vale, visto así el consejo es un poco radical, pero muy efectivo, la verdad. Porque, a ver, ¿cómo podemos gastar si no tenemos? Por eso, si quieres llevar dinero encima para los “por si acaso” que puedan surgir intenta que no sea mucho. La mayoría de gente puede pasar el día con 20 euros en la cartera sin sufrir ningún trauma. Llevar mucho dinero puede llevarnos a compras impulsivas e innecesarias.

8. Ojos que no ven, cartera que lo siente. Esto va relacionado con el consejo anterior. Muchas veces necesitamos ver para poder sentir. Por ello es recomendable usar dinero en efectivo, y no tarjetas o compras por Internet, ya que el concepto del dinero es abstracto, y nos duele más ver cómo sale de nuestras manos un billete de 50 € que ver esa cifra en una pantallita. Y si no, prueba a hacer la compra mensual de 200 € en tu supermercado de siempre con dinero en efectivo y notarás cómo la sensación de pérdida es más fuerte.

9. Ahorrar en lugar de endeudarse. El endeudamiento siempre es más caro. El ser humano se mueve por impulsos y las agencias financieras y de marketing lo saben. No te dejes engañar por ese precioso electrodoméstico que puedes pagar en cómodos plazos sin intereses. Ahorra y cómpralo cuando tengas el dinero reunido, nunca antes. Si no, vas acumulando pequeñas deudas mensuales que juntas sumarán un gran mordisco a tus ingresos, sin que además puedas quitártela hasta que cumplan los plazos.

10. Las cuentas controladas. Según el estudio de la OCU que citábamos al principio, un 87% de las familias españolas afirma hacer un seguimiento de sus ingresos y gastos. Sin embargo, este supuesto control se limita a mirar los movimientos de su cuenta, consultar el saldo o hacer anotaciones en un cuaderno. Sólo un 16% usa algún tipo de herramienta de ayuda. Existen varias apps que ayudan a controlar tus finanzas, como por ejemplo, Cuentas Claras, que te ayuda a tener una idea de en qué gastas el sueldo; Tusgastos, ideal para llevar el control de los gastos en efectivo; Control de gastos, que permite adjuntar fotos de los justificantes de compras para llevar un mayor control; o Tosh Finanzas, que compara el ritmo de gasto de un mes con los meses anteriores para saber si se está o no ahorrando. Pero si no quieres usar ninguna de estas, una simple hoja de cálculo en tu ordenador en la que vayas anotando en qué gastas tu sueldo te ayudará a saber en qué parte puedes recortar y qué gastos son evitables.

-->
-->