logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

Microeconomía
Miércoles, 25 Noviembre 2015 21:19

Manuel Salas: “Todos, con nuestra conducta, debemos contribuir a un aumento del bienestar”

Manuel Salas Velasco Manuel Salas Velasco www.ugr.es/~msalas/
Por 

Es la recomendación de Manuel Salas Velasco, profesor de Economía Aplicada de la Universidad de Granada, con quien hemos analizado la radiografía económica de nuestro país, en la que los datos de crecimiento que el gobierno se encarga de ensalzar continuamente se alejan en gran escala de la situación que atraviesan miles de familias que apenas disponen de recursos para llegar a fin de mes.

El Producto Interior Bruto español ha crecido un 3,4% respecto al del año pasado y la previsión del Fondo Monetario Internacional es que lo siga haciendo durante 2016, al menos en un 2,5%. Por su parte, el déficit se ha reducido situándose en el 5,8% en 2014 frente al 9,4% heredado en 2011 por el anterior ejecutivo socialista. Además el partido que está en el gobierno estima que hasta 2018 se crearán medio millón de empleos anuales. Pero al ciudadano de a pie poco le importan estas cifras cuando casi la mitad de los hogares españoles reconoce tener dificultades para llegar a fin de mes, según un estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), cuando en  la práctica sólo se firman contratos precarios y, sobre todo, para profesiones de baja cualificación y cuando, en Andalucía, el 42, 3% de la población vive  en el círculo de la pobreza, como señala la Red Andaluza de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social.

“Es cierto que en los últimos 4 años, en niveles macroeconómicos, estamos creciendo” argumenta nuestro entrevistado, Manuel Salas, pero asegura que no es tarea fácil que esta recuperación tire de la microeconomía e insiste en que “es necesario un país saneado que favorezca la inversión, lo cual permitirá crear empleo de calidad y mejora de la renta de los hogares”.

¿Qué medidas hacen falta para seguir avanzando?

Salas propone dos líneas de actuación por parte del gobierno y los agentes económicos y sociales: la primera consiste en “reducir la corrupción en el sector público y privado y, por ende, acabar con la economía sumergida”;  y la segunda, “mejorar la productividad con inversión en Investigación y Desarrollo, así como mejorar la cualificación de la mano de obra, para lo que es necesario invertir y mejorar la educación”.

En cuanto a las recomendaciones para mejorar la economía de las familias, el profesor aconseja un consumo y uso responsable de los servicios básicos, la austeridad y el control de las finanzas.

Puedes escuchar la entrevista completa aquí.

 

-->
-->