logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

La entrada en vigor del Real Decreto 900/2015, que regula varios aspectos del suministro y producción de energía eléctrica con autoconsumo, ha hecho mostrar el rechazo desde diferentes sectores y colectivos. En su mayor parte, por lo que se ha llamado "Impuesto al Sol", la obligación a pagar una tasa por parte de quienes produzcan energía solar y estén conectados a la red eléctrica. Para analizar sus repercusiones, nos ha acompañado uno de los mayores especialistas en energía solar del mundo: Valeriano Ruiz, director general del Centro Tecnológico Avanzado de Energías Renovables de Andalucía y catedrático de Termodinámica desde el año 1980.

Publicado en Impuesto al Sol

La coordinadora de la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético, Cote Romero, denuncia que desde el año 2011 el Gobierno está poniendo restricciones y paralizando el desarrollo de alternativas energéticas. Frente a políticas de países vecinos, en España se penaliza con tasas y peajes el autoconsumo de energías renovables. El colectivo, que aglutina a numerosas organizaciones de muy diversa índole, promueve campañas de información y sensibilización sobre una manera de producir energía limpia, barata y accesible para colectivos vulnerables.

Publicado en Impuesto al Sol

En 2013 ya se empezó a hablar de un posible “impuesto al sol”. Parecía una locura, y hasta la prestigiosa revista Forbes se mofaba de la idea del Ejecutivo español. Dos años después, lo que parecía una idea absurda es una realidad. Hace unos días el Consejo de Ministros aprobaba un Real Decreto en el que se establecen una serie de peajes para todas aquellas personas que tienen placas solares pero que necesitan conectarse a la red eléctrica para evitar quedarse sin energía si no generan la suficiente. Es lo que se conoce como “impuesto al sol”, aunque el Gobierno prefiere referirse a él como "peaje de respaldo" o incluso "peaje solidario". Pero, ¿qué es este impuesto y cómo nos afectará? Te lo explicamos en este artículo.

Publicado en Impuesto al Sol
Miércoles, 15 Abril 2015 23:38

Alternativas para una movilidad sostenible

Botas biónicas para caminar a 40 km/h, tranvías alimentados con hidrógeno y cuya única emisión es agua, coches 'Escabarabajo' que funcionan con energía solar y eólica. La tecnología y la inventiva se alían con el concepto de "movilidad urbana sostenible", para ofrecer medios de transporte concebidos para la ciudad y que no contaminen nada en absoluto.

Publicado en Movilidad Sostenible

 

La innovación tecnológica y el uso de recursos naturales se dan la mano en Linares, en la provincia de Jaén. Una ciudad especializada en la industria del automóvil apuesta ahora por un transporte alternativo y ecológico, para la ciudad y también para la agricultura. Hoy les presento el “Ecocultor”

Publicado en Al natural

Hoy en el Buscavidas, presentamos a nuestros oyentes una iniciativa diferente, una empresa comercializadora libre de energía, donde la propiedad de la sociedad está en manos de los consumidores asociados.

Publicado en Busca Vidas
Viernes, 25 Octubre 2013 00:13

Respirar en Andalucía: deporte de riesgo

Las áreas metropolitanas de Granada y Sevilla, por el intenso volumen de tráfico que soportan y las zonas industriales de Algeciras y Bailén, por la concentración de industrias son los cuatro puntos negros de la contaminación ambiental en Andalucía.

Según el último informe de sobre Calidad del Aire en España 2012  presentado esta semana por Ecologistas en Acción, 9 de cada 10 andaluces respiramos un aire que supera los límites de contaminación establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El ozono troposférico y las partículas en suspensión PM 10 y PM 2,5 fueron los contaminantes que más incidencia tuvieron en nuestra región, según este estudio que toma como referencia los datos que recoge la Junta de Andalucía en sus diferentes estaciones de la red de vigilancia y control de la calidad del aire repartidas por todo el territorio. El dióxido de azufre está presente fundamentalmente en las áreas industriales de la Bahía de Algeciras y el polo químico de Huelva. Y el dióxido de nitrógeno, por su parte, se ha concentrado en más altas dosis en el área metropolitana de Granada, que es la zona que más densidad de tráfico concentra.

La mayor parte de los contaminantes que respiramos se producen por los procesos de combustión de las industrias y del tráfico rodado. Por lo que parecería sencillo establecer medidas para mejorar la calidad del aire y, por tanto, la salud de la población. El contacto continuo con estos elementos contaminantes penetra en las vías respiratorias e irrita las mucosas y los tejidos pulmonares llegando a ser muy perjudicial en aquellos casos de insuficiencias respiratorias y personas asmáticas.

¿En qué lugares de Andalucía se respira peor?

Podríamos pensar que la población que vive en las zonas con mayor concentración de estas partículas está más expuesta y su salud corre más riesgo. Sin embargo, según el informe de Ecologistas en Acción “la contaminación generada en estos lugares, al extenderse por el resto del territorio y transformarse en ozono troposférico, acaba incidiendo negativamente en zonas rurales y del interior de Andalucía”, por lo que todos los andaluces respiramos un aire insano.

Hay que señalar que los datos estadísticos reflejan las situaciones en las que la concentración de estos contaminantes supera los límites establecidos como normales y no perjudiciales para la salud por la propia OMS. Aunque, según la organización ecologista los valores registrados son ligeramente inferiores a los de años anteriores, esto no se debe a que se hayan adoptado medidas correctoras tendentes a reducir la contaminación, sino que se deben, a la crisis económica que ha paralizado fábricas y ha reducido los desplazamientos en coche hacia trabajos inexistentes.

Los datos son muy serios y deberíamos tomar conciencia porque la incidencia de la contaminación en nuestra propia salud es directa e inmediata. Son muchos los consejos y las pautas que los colectivos proponen para acabar con esta situación, pero se pueden resumir en cinco sencillas líneas de acción, casi todas, a nuestro alcance directo, doméstico y cotidiano:

-    Apostar por las energías renovables.

-    Usar el transporte público, copartir el coche, usar la bice o caminar para desplazarnos limpiamente.

-    Ahorrar energía usando aparatos más eficientes como las bombillas de bajo consumo o los electrodomésticos con certificado de eficiencia energética.

-    Cuidar los espacios forestales pues son nuestros verdaderos aliados a la hora de tener un aire limpio.

-    Fomentar y apoyar la investigación sobre las nuevas fuentes de energía y la reducción de gases contaminantes.

El informe de Ecologistas en Acción destaca que la contaminación del aire causa 20.000 muertes prematuras al año en nuestro país. Es un asunto para tomarse en serio.

 

Publicado en Al natural