logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

Música
Miércoles, 18 Junio 2014 19:42

Pedro Jiménez: “Si compartes tu música, tu público lo valora mucho más”

Pedro Jiménez Pedro Jiménez Julio Albarrán
Por 

Con la revolución cultural y tecnológica que supuso Internet, el mundo de la música también ha cambiado. Hay muchos que se resisten a ver ese cambio, pero lo cierto es que la idea del copyright tal y como se concibió ha quedado obsoleta. “El copyright posiblemente siga teniendo sentido pero no un sentido tan restrictivo como el que tiene hoy”, defiende nuestro entrevista de hoy, Pedro Jiménez, socio fundador de Zemos 98 y co-autor de La tragedia del copyright. Bien común, propiedad intelectual y crisis de la industria cultural.

Cuando hablamos de música y de derechos de autor, irremediablemente nos viene a la mente la SGAE y todas sus polémicas. Pero existen otras formas de que los autores protejan sus derechos. Hablamos de las licencias conocidas como Creative Commons (CC), una forma de poder distribuir tu obra protegiendo tus derechos de autor pero permitiendo su difusión. Estas licencias se aplican a cualquier obra: libros, contenido digital, fotografía, cine y lo que hoy nos ocupa, música.

Creative Commons es una organización sin ánimo de lucro que se fundó en 2001 en Estados Unidos como fórmula alternativa al copyright. No es la única, pero sí de las más extendidas. Ya en 2009 se estimaba que había 350 millones de trabajos con licencia de este tipo. Entre ellos, los que publicamos por ejemplo en nuestra web andaluciadiversa.com. “Son como una herramienta que tenemos los autores para poder compartir las creaciones culturales que tenemos”, nos decía nuestro invitado Pedro Jiménez, socio de Zemos 98. Registrar una obra como CC es “tan sencillo como indicarlo”, proceso que se puede hacer en su web, creativecommons.org. Existen 6 tipos de licencias Creative Commons que permiten que sea el autor el que decida bajo qué condiciones quiere compartir y difundir su obra. “Cuando haces cualquier tipo de obra, por defecto, la ley de propiedad intelectual te otorga que si tú reconoces su autoría eres ya el autor. El copyright muchas veces ni siquiera es necesario ponerlo.”

Pedro Jiménez ha colaborado también en la redacción del libro La tragedia del copyright. Bien común, propiedad intelectual y crisis de la industria cultural, en el que analiza la historia de los derechos de autor y su situación actual, llegando a la conclusión de que la idea del copyright “debe actualizarse”. “La idea con la que se concibió no está diseñada para lo que hoy tenemos”, una realidad la actual revolucionada por internet, y que se caracteriza por el intercambio cultural. “El copyright posiblemente siga teniendo sentido pero no un sentido tan restrictivo como el que tiene hoy”.

Pedro también nos habló desde el punto de vista del autor, como integrante del grupo Voluble. “Prefiero compartir mi música, que esté disponible para todos y todas y así podáis conocer mi trabajo de una manera diferente”, defiende Pedro, que dice que “cada vez nos están dando más la razón de que si compartes tu música, tu público lo valora mucho más”. “El valor no está tanto en comprar o vender una canción sino en que la música esté disponible”, algo que permiten las Creative Commons. En cuanto al problema de la piratería, uno de los principales causantes de la crisis en el sector, según los autores, Pedro considera que las CC es una forma alternativa para enfrentarse a ella, ya que se sale del modelo establecido. “La piratería real es la venta ilegal de música. No confundir con todo lo que ocurre en la red de compartir, eso no es piratería”. En ese sentido, la piratería es un problema del modelo actual, del que se quiere salir las Creative Commons. “El modelo de la persona que compra muchos discos no va a volver”, por eso considera un error las legislaciones que tratan de evitar la piratería y recuperar un sistema de compra y venta de música obsoleto.