logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

Navidad, consumo local

Navidad, consumo local

La Navidad supone un aumento del consumo. Hay formas de que este consumo repercuta de forma positiva en la economía local y realizarlo de una forma responsable y relacionado con un comercio justo.

Hay productos que determinan la economía de un municipio. No sólo por la elaboración del producto, sino por el desarrollo de una industria en torno a él, como con la fabricación de la maquinaria para su elaboración, o los servicios destinados a esta industria. Nos acercamos al caso de Estepa, cuyos mantecados y polvorones han sido reconocidas como de "denominación de origen", gracias a la Indicación Geográfica Protegida 'Mantecados y polvorones de Estepa'
Ya está aquí la Navidad, esa época del año en el que nos olvidamos de la báscula y nos dejamos seducir por los dulces caseros que son tan tradicionales en estas fechas. En Andalucía la Navidad huele a canela, a ajonjolí, a miel, a azúcar, a harina horneada o friéndose en la cocina; si la gastronomía de nuestra tierra ya es rica de por sí, con los dulces navideños se supera. A continuación, os presentamos un listado de 10 dulces típicos de estas fiestas y los municipios en los que se realizan, una lista que hará las delicias de cualquier goloso. Ojo, os avisamos que leer este post puede hacer que te entren unas ganas irresistibles de ir a la cocina y acabar con todos los dulces que encuentres en ella.
La industria agropecuaria andaluza proporciona los principales alimentos que se consumen en días festivos como los que se avecinan. Carnes, pescado, mariscos, dulces, vinos, aceites, frutas y licores de todo tipo con los que acompañar cualquier celebración. Lujo a la vuelta de la esquina y de con nombre andaluz.
La festividad que en la cultura occidental denominamos como Navidad, y que en la lectura cristiana celebra el nacimiento de Jesucristo no es más que una reinterpretación de las tradiciones paganas que celebraban entre el 17 y el 24 de diciembre el solsticio de invierno, el momento en el que el sol alcanza el punto más bajo en el hemisferio norte, y a partir de entonces comienza a ascender de nuevo. O más simple, lo que celebramos cada año con la llegada del invierno no es más que la referencia astrológica del nacimiento del Sol, y se viene celebrando, con diferentes nomenclaturas desde la época babilónica.
-->
-->