logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

Poesía Andaluza
Jueves, 29 Octubre 2015 00:23

La sombra del 27: poetisas

Altolaguirre y Concha Méndez, poeta y poetisa del 27. Altolaguirre y Concha Méndez, poeta y poetisa del 27. http://ficus.pntic.mec.es
Por 

En la edición de esta semana unimos la sección de Latidos37 y la de Historia para poner en valor a las poetisas y poetas olvidados de la tan renombrada Generación del 27. Ocultos tras las figuras de Alberti, Lorca o Cernuda, rescatamos el trabajo de un colectivo de creadoras cuyas respectivas obras las sitúan al menos, al mismo nivel de sus coetáneos masculinos. Os invitamos a conocer un poco mejor a Josefina de la Torre, Concha Méndez y María Teresa León.

La Generación del 27 ha pasado a nuestra memoria colectiva como el símbolo de generación poética, trascendente, en la que las artes plásticas, el cine o la literatura se unen bajo el sino del proceso poético en una nueva forma de ver y contar el mundo. Y por supuesto, pese a que muchos se preocuparon para que cayeran en el olvido, las mujeres tomaron un papel protagonista en todo ese proceso.
Realmente, no fueron sólo las mujeres las discriminadas. En la Sombra del 27 hemos procurado poner el foco en la oscuridad de aquella reluciente generación. Poetas desconocidos para la mayoría, ocultos como Altolaguirre o Hinojosa, son recuperados en este trabajo. Si queréis conocerlos, entrad en la segunda parte de este artículo desarrollado por nuestra compañera Marta Leal, la sombra del 27: poetas olvidados.

Poetisas

El primer tercio de siglo XX supuso una auténtica explosión creativa impulsada por diferentes colectivos de creadores que aportaron una nueva visión de ver el mundo. En lo que se refiere a nuestro país, de la mano de la Institución Libre de Enseñanza se fraguó una generación que trascendió a nuestra historia como el símbolo de la acción poética. Sin embargo, algunas de los más importantes referentes de aquella época han sido ocultados, nos referimos a las poetisas del 27.

María Teresa León


No pretendemos hacer un recorrido por datos biográficos ajenos a su actividad como creadora, baste para el inicio de este repaso a su figura recordar que nació en Logroño en 1903, y tras varias andanzas matrimoniales y viajes de ida y vuelta, acaba siendo la pareja de Rafael Alberti, uniendo de esta forma ambos su actividad poética.

Mujer de teatro auténtica (actriz, autora, directora de escena, ensayista), desarrolló una intensa actividad escénica durante los años de la guerra civil: fundadora de Nueva Escena, la sección teatral de la antifascista Alianza de Intelectuales para la Defensa de la Cultura; vicepresidenta del Consejo Central del Teatro; directora del Teatro de Arte y Propaganda, instalado en el Teatro de la Zarzuela de Madrid, y directora de las Guerrillas del Teatro. La vocación escénica de María Teresa León, sin embargo, se vio frustrada por las circunstancias del exilio (Francia, Argentina e Italia).  María Teresa pasa a ejercer el cargo de secretaria de la Alianza de Escritores Antifascistas. Fundan la revista El Mono Azul. Sus vivencias en el Madrid bélico serán reflejadas más tarde con gran intensidad en dos novelas: Contra viento y marea y Juego limpio, ésta última de gran carga dramática, cruda e intensa, con importantes notas autobiográficas en la que narra el día a día de un grupo de actores. María Teresa fue subdirectora del Consejo Central del Teatro, y puso en pie, ya como autora, ya como actriz o como directora, importantes empresas teatrales en la España republicana.

Concha Méndez

El caso de Concha Méndez, nacida en Madrid en 1898, es quizás uno de los más claros en los que se refleja el olvido en el que han caído estas creadoras, y a la vez, lo importante que fue su aportación para que esta generación viera la luz.

Méndez, además de autora, trabajo junto a su marido, Manuel Altolaguirre, a la postre uno de los poetas olvidados del 27, en la edición de la revista Caballo Verde para la Poesía, dirigida por Pablo Neruda, y que sería una de las referencias literarias de la época, y lugar en el que publicaban muchos de los autores que han trascendido hasta nuestros días. Igualmente, en el año en el que estallaría la Guerra Civil en España, funda junto a su marido la colección poética Héroe, donde publicarían obras autores como Lorca, Cernuda o Miguel Hernández.  Entre sus principales obras están Vida a vida, Niño y sombras y Lluvias enlazadas, u otras como Villancicos de Navidad y Sombras y sueños ya publicada en el exilio en México.

Josefina de la Torre

Mujer de una personalidad desbordante, instintiva y hasta misteriosa. Josefina de la Torre nace en Las Palmas de Gran Canaria en 1907. Su primera obra, siendo apenas una veinteañera es Versos y estampas, con prólogo de Pedro Salinas, una obra que, junto a Poemas de la isla (1930), la llevó a ser incluida en la Antología de Poesía Española (Contemporáneos) de Gerardo Diego. En esa antología aparece junto a Ernestina de Champourcín como únicas representantes de la poesía escrita por mujeres.

Sin lugar a dudas, a Josefina de la Torre se la puede considerar la voz insular de la Generación del 27, tanto como Alberti fue la voz del sur, aportando esos matices únicos a sus versos y a su propia actividad vital.

Además de su ingente obra literaria, de la Torre trabajó como dobladora junto a su viejo amigo Buñuel durante los años de la dictadura. Multifacética por naturaleza, llegó a ganar un Premio Nacional de Guión por Una herencia en París, del director mejicano Miguel de Pereira.

-->
-->