logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

Poesía Andaluza
Miércoles, 28 Octubre 2015 22:17

Poesía ¿literatura para minorías?

Poesía Poesía (cc) Teresa Grau flickr.com
Por 

Según el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas que incluía preguntas sobre hábitos de lectura y consumo literarios, la poesía interesa al 1,7% de los lectores en nuestro país. Este mismo barómetro concluía que el 35% de la población no lee nunca y que el 30% lo hace casi todos los días. Nos quedamos con el porcentaje de lectores para conocer los géneros favoritos y encontramos que la novela en general, con casi el 18% de aficionados y la novela histórica en particular, con más del 23% de lectores se llevan la palma copando los gustos. También las ventas y los préstamos en bibliotecas.

Resulta curioso puesto que no hay ciudad que se precie ni fiesta cultural que se convoque que no cuente con un festival o un certamen de poesía. A veces para creadores locales, otras veces, con autores de primer nivel, como el Festival Internacional de Poesía de Granada que cada primavera reúne a 10.000 personas para escuchar a escuchar poesía, o el como el Premio de Poesía Manuel Alcántara, en Málaga que lleva ya 23 ediciones, o el Premio Internacional de Poesía Ciudad de Ronda que se viene celebrando desde hace 16 años y que hace poco menos de un mes cerraba el plazo para presentar trabajos.

Córdoba también cuenta con una convocatoria anual. Las diputaciones de Almería o Jaén también convocan premios anuales, al igual que Huelva, que con el reclamo de la Fundación Juan Ramón Jiménez, adquiere cada año mucha relevancia. Cada año miles de autores se lanzan a la autoedición de poemarios o presentan sus creaciones a los diferentes certámenes y concursos que uno de los premios suele ser la edición del libro. Según el portal escritores.org en España se convocan más de 2500 premios literarios (novela, poesía, ensayo...). 


Lo que pone de manifiesto la sucesión de certámenes y premios, al margen de un interés institucional por promocionar la cultura, es que hay numerosos poetas y poetisas. Existe la necesidad de escribir poesía como también existe la necesidad de leerla, aunque esto lo hagamos menos. Hablamos de un lenguaje que apela al alma de quien escucha o lee. En los tiempos en los que vivimos, con prisas y ruido, los poemas llaman a nuestra puerta y no siempre les dejamos entrar. Cuando los leemos nos reconfortan, nos asustan o nos angustian. La poesía no deja indiferente a nadie, por eso la apartamos. Pero está. Hay una resistencia. Escasa, pero existente.