logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

Pueblo Gitano
Jueves, 08 Mayo 2014 11:00

El genocidio de los roma europeos durante el III Reich

Mujer gitana con un policia alemán y el psicólogo nazi Robert Ritter. Autoría desconocida Mujer gitana con un policia alemán y el psicólogo nazi Robert Ritter. Autoría desconocida German Federal Archives
Por 

La persecución del pueblo gitano durante el III Reich ha sido un episodio que ha quedado muy ensombrecido do por el estudio del Shoah u holocausto judío, pero a día de hoy podemos afirmar que el pueblo Roma ha sido el segundo grupo étnico más dañado durante esta época. Al holocausto gitano se lo conoce con el nombre de Poraimos. Si bien, esta denominación es de uso generalizado, hay otros sectores del activismo gitano que prefieren llamarlo Sarmurdaripen o simplemente Holocausto.

El origen del acontecimiento hay que situarlo con el auge de las teorías racistas basadas en la biología, que tan en boga estarían durante el Reich y que bebían de las teorías del Darwinismo Social. Dichas teorías apuntaban que las diferencias sociales venían condicionadas por la biología y que el hecho de que hubiese personas con menos recursos que otras se debía a una falta de capacitación por motivos biológicos, jerarquizándose así la sociedad en función de unas supuestas capacidades naturales. Los gitanos también sufrieron esta opresión cuya argumentación descansaba sobre los basamentos teóricos que se han indicado más arriba.  Los nazis reconocían que los gitanos, debido a su procedencia, eran arios. Sin embargo, argumentaban también que, al provenir de una estratificación social baja y debido a su modo de vida nómada, se habían mezclado con multitud de etnias y por lo tanto, habían perdido toda la pureza racial. 

El duro camino de exclusión, marginalidad y violencia vivido por los roma en el III Reich, comienza 1934, un año después de la victoria electoral de Hitler; la primera medida que se tomará contra ellos para excluirlos y humillarlos será la ejecución de un programa de esterilizaciones forzadas para así, en algún momento, acabar con toda la raza. Tras este, vendrían más medidas de exclusión y se le añadirían otras para "protejer la pureza de los arios;" así, en 1935, se promulga la ley de “protección de sangre y honor” o Ley de Nuremberg, que prohibía los matrimonios entre arios y no arios; más tarde, en 1936, se les despojó de la ciudadanía con lo que se conoció como segunda Ley de Nuremberg o Ley de Ciudadanía del Reich En 1936 la población gitana comenzó a ser enviada a vivira zonas apartadas de la ciudad, los Guettos, en las que vivirían junto a los judíos, pero formarían una subclase distinta a éstos.

Un año antes del comienzo de la Segunda Guerra Mundial, en 1938, tuvo lugar la Semana de Limpieza Gitana, que fue un proceso parecido al de la Noche de los Cristales Rotos y en el que, como sucediera con los judíos, se atacó a la población gitana. Un año más tarde comenzaron las deportaciones a Polonia; en total se llegan a trasladar en torno a unos 2500 roma entre abril de 1939 y mayo de 1940; tras esto, las deportaciones se suspenden y los gitanos son recluídos en campo de concentración alemanes y austriacos. El envío se hizo en un principio de forma transitoria, pero finalmente la estancia se prolongan y acaban pasando allí cerca de dos años; la mayoría de la población, vivió en los campos de Marzham en Berlín o Lackelbarch y Salzburg en Austria. Al tiempo de estar los gitanos allí recluídos, los alemanes que vivián en las zonas colindantes a los campos comenzaron a quejarse de la existencia de estos sitios argumentando que dichos lugares, constituían un atentado contra la “moralidad y la seguridad pública,”  y por lo tanto, exigiendo su traslado  apelando directamente al que por aquellos entonces era el jefe de las SS: Heinrich Himler; de este modo, en 1942, comenzaron de nuevo las deportaciones que además se inspiraban en la idea de la  llamada Solución Final y que pretendía exterminar a las "razas inferiores;" siguiento estas motivaciones los traslados se efectúan ya a campos de exterminio como  en este caso fueron ya  Austwitz 1 y Austwitz 2 en los que, además de realizar trabajos forzados, eran eliminados sistemáticamente. Allí, eran enviados a partes especiales apartadas del resto de prisioneros donde solían agruparlos por familias; en ocasiones, capturaban a los pequeños de las familias, sobre todo a los gemelos, para realizar experimentos tal y como se hiciera con los judíos.

En 1944, cuando el final de la contienda se acercaba, y la posición alemana se vió desfavorecida, los nazis empezarona e pensar que tenían que liquidar a los prisioneros del campo y así se dispusieron a hacerlo;  cuando llegaron a la zona en la que tenían recluídos a los gitanos se los encontraron armados con armas improvisadas, por lo que tuvieron que postponer la liquidación. Sin embargo, al poco tiempo empezaron a transferir prisioneros que todavia estaban en condiciones de trabajar a otros campos, mientras que a aquellos que estaban en peores condiciones, los iban asesinando.
Resulta difícil establecer una cifra exacta del número de muertos ya que en este caso, no se trata de un grupo tan organizado como el de los judíos no obstante, se calcula que entre un 25% y un 50% de la población gitana europea fue asesinada durante la II Guerra Mundial.


Bibliografía

Leandro, Arditi Mauricio. "Los gitanos que supimos conseguir.

Web del Museo del Memorial del Holocausto de Whashington Dc