logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

ExpoXXV
Miércoles, 05 Abril 2017 22:41

¿Qué fue de los pabellones de la Expo 92?

El Pabellón de Europa durante la Expo 92 El Pabellón de Europa durante la Expo 92 Wikipedia
Por 

Este año se cumple el 25 aniversario de un evento que cambiaría para siempre la fisonomía de Sevilla. Una gran cita cultural y tecnológica que también destacó por su arquitectura. Para acogerla, se aprovecharon 250 hectáreas de terreno agrícola que pertenecían al Monasterio de la Cartuja, un edificio y un terreno por entonces abandonados e infrautilizados. Por tanto, prácticamente de la nada se construyó una ciudad entera que despertó la admiración de todo el mundo. Echando la vista atrás, uno se da cuenta no sólo de la belleza del resultado, sino también de la dificultad a la que se enfrentaron los que lo diseñaron; pero también de lo desaprovechado que quedó lo construido una vez que se clausuró la Expo el 12 de Octubre de 1992. Por eso, hemos preparado un repaso de lo que ocurrió con algunos de los pabellones construidos para la Exposición Universal de 1992 y que aún se conservan prácticamente igual.

Pabellón de Marruecos: ahora Fundación Tres Culturas

Pabellón de Marruecos

Uno de los pocos que ha resistido prácticamente tal cual desde el 92. El Pabellón de Marruecos es una gran muestra del arte andalusí, con hermosas celosías, fuentes y azulejos. No es sólo de gran belleza el exterior, sino que el interior guarda preciosos detalles de esta obra maestra construida por artesanos marroquíes. Actualmente es la sede de la Fundación Tres Culturas, así que qué mejor destino para este pabellón que acoger a una asociación que promueve la convivencia pacífica entre culturas y religiones, promoviendo el conocimiento mutuo y el intercambio de ideas entre los pueblos del mediterráneo. Y lo mejor es que si quieres visitar esta obra de arte arquitectónica puedes hacerlo gratuitamente.

Pabellón Plaza de África: ahora sede de la Confederación de Empresarios de Andalucía

Pabellón África

Este pabellón conjunto albergó a un total de 15 países africanos que no tenían los medios suficientes para disponer de pabellón propio. En él, por tanto, estaban representados varios países como Angola, Cabo Verde, Camerún, República del Congo, Costa de Marfil, Gabón, Guinea-Bisau, Guinea Ecuatorial, Kenia, Mozambique, Níger, Senegal, Zimbabue y Santo Tomé y Príncipe. El monumental edificio destaca por el cuerpo geométrico de cristal sobre el cual giran el resto de estancias, y también se ha conservado prácticamente intacto (al menos, en su aspecto exterior) porque pasó a ser la sede de la CEA (Confederación de Empresarios de Andalucía).

Pabellón Plaza de América: ahora Escuela Superior de Ingenieros

Pabellón Plaza de América antes y ahora

Al igual que pasó con África, América también construyó un pabellón que acogía a varios países. En concreto, Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana y Uruguay se unieron para convivir en este edificio, uno de los más grandes que se construyeron con motivo de la Expo. Tras su clausura, el edificio fue reformado para acoger la Escuela Superior de Ingenieros, para lo cual se abrieron nuevas ventanas, se cegaron muchas de las cristaleras y fuentes que había en la fachada, y se reformó su interior para acoger las aulas.

Pabellón de Andalucía: ahora sede de RTVA

Pabellón de Andalucía antes y ahora

El que fuera el Pabellón de Andalucía se conserva casi intacto convertido ahora en sede de la Radiotelevisión Andalucía. El hecho de que desde el principio se considerase este uso tras la Exposición ha hecho que su aspecto exterior apenas haya variado, con la única alteración de colocar las siglas de RTVA en el cilindro de 7 metros de altura que caracterizaba esta edificación. La escultura de Hércules colocando las columnas que se encontraba en la puerta del Pabellón se trasladó a los jardines que rodean el Parlamento de Andalucía, donde sigue hoy en día.

Pabellón de Canadá: ahora sede de la Escuela de Organización Industrial

Pabellón de Canadá

Otro pabellón que permanece prácticamente intacto, al menos en su aspecto exterior, es el de Canadá. Su impresionante diseño en forma de caja cúbica recubierta de láminas de estaño y cinc se conserva hasta hoy día, con la única modificación del rótulo que lo corona, donde ya no aparece el nombre de Canadá sino el de EOI (Escuela de Organización Industrial), entidad que lo ocupa desde 1993. Otra curiosidad es que el cine IMAX, uno de los grandes atractivos de este pabellón, fue reabierto en 2015 tras más de 20 años de ostracismo. En un guiño a su pasado, la primera película que se proyectó tras su reinauguración fue la mítica “Momentum”, la misma cinta que mostraba los impresionantes paisajes de Canadá durante la Expo de 1992.

Pabellón del COI: ahora discoteca Antique

Pabellón COI antes y ahora

La coincidencia de los Juegos Olímpicos de Barcelona con la Exposición Universal en Sevilla hizo que el pabellón del Comité Olímpico Internacional cobrara aún más relevancia. El edificio, de estructura clásica, tuvo diversos usos tras finalizar la Expo. Así, en primer lugar se pensó dejarlo intacto como museo de las Olimpiadas de Barcelona, pero acabó siendo reformado e integrado dentro del parque temático Cartuja 93. Allí alojó primero un juego de simulación de vuelos espaciales y después otra atracción con rayos láseres. Tras la clausura del parque temático, fue abandonado hasta que en 1999 se reabrió como parte de la discoteca Antique, conservando parte de su aspecto exterior.

Pabellón de Hungría: ahora en desuso

Pabellón de Hungría

El Pabellón de Hungría es uno de los pocos ejemplos de edificio que se concibió con carácter efímero y que, sin embargo, ha perdurado hasta nuestros días. Aunque no en el mejor estado, por cierto. Y es que esta estructura de madera y pizarra estuvo abandonada muchos años, hasta que en 2002 se remodeló para acoger el Pabellón de la Energía Viva, un museo que no tuvo mucho tirón y que acabaría cerrando en 2007. Hoy, diez años después, el edificio, que fue declarado Bien de Interés Cultural (BIC) sigue en desuso y a merced de los vándalos, como muchas otras estructuras de la Expo que la ciudad no supo aprovechar…

Pabellón de México: ahora sede de Cartuja Producciones

Pabellón de México

El Pabellón de México fue concebido como una estructura que imitara los templos prehispánicos y en el que destacaba las dos equis de 18 metros de altura que representaban, no sólo la grafía arcaica con la que se escribe el nombre de este país, sino también el cruce y unión de las culturas prehispánica e hispánica. Aunque fue muy remodelado para acoger a la productora audiovisual Cartuja Producciones, aún se conservan algunos restos de su antiguo esplendor. El más reconocible son esas equis gigantes, pero también se conserva el mosaico del suelo, que representaba el Ojo de Dios, la cabeza Olmeca gigante que daba la bienvenida a los visitantes al pabellón, e incluso un enorme cactus que se trasplantó desde América y que sobrevive a duras penas en la actualidad.

Pabellón de Nueva Zelanda: ahora sede del Instituto de Estadística de Andalucía

Pabellón de Nueva Zelanda

Este es de los edificios que más ha cambiado, sin haber sufrido apenas remodelaciones. Y es que el Pabellón de Nueva Zelanda destacaba por recrear el ambiente y paisajes de este país oceánico a través de cascadas, brisas marinas, olas, plantas e incluso pájaros y animales mecánicos, que servían además como escenario para las espectaculares danzas maoríes típicas de este país. De todo ello, lo único que queda hoy en día es la montaña de roca por la que discurrían las cascadas y que decora ahora uno de los laterales del Instituto de Estadística de Andalucía.

Pabellón de la ONU: ahora un gimnasio

Pabellón de la ONU antes y ahora

El Pabellón de la Organización de Naciones Unidas se diseñó como una semiesfera, que simbolizaba el mundo, frente a una base cúbica que representaba a la humanidad. Su estructura exterior se mantiene intacta, pese a que su uso actual difiere mucho del que tuvo durante la Exposición, ya que en la actualidad alberga un gimnasio.

Los pabellones de la Expo 92 que se perdieron

Pabellón de la India

Junto a estos pabellones que hemos mencionado hubo muchos otros que no han llegado a nuestros días. Algunos por su carácter efímero, como el Pabellón de China, el Pabellón de Japón, el mayor edificio de madera del mundo construido sin utilizar para ello ningún clavo; o el Pabellón de Arabia Saudí, que contenía una enorme lona formada por más de 300 alfombras beduinas tejidas a mano y que se convirtió en récord guiness por ser la alfombra más grande del mundo.

Otros se trasladaron y tienen otros usos, como el Pabellón de Asturias, hoy convertido en el Museo del Pueblo de Asturias, ubicado en Gijón; el Pabellón de Aragón, que se libró de la demolición en 1998 y se trasladó a Zaragoza para ser sede de la CREA (Confederación de Empresarios de Aragón); o el Pabellón de Suecia, trasladado a su país de origen para convertirse en la Escuela Superior de Restauración del país escandinavo.

También los hubo que se derribaron para construir nuevos edificios, como la mayoría de Pabellones de Comunidades Autónomas, como el de Cataluña o el de la Comunidad de Madrid, que formaron parte primero de Cartuja 93 y que después fueron demolidos para dejar espacio para construir Isla Mágica; el Pabellón de Alemania, cuyo espacio lo ocupa hoy la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA) y el Campus Universitario CEADE; el Pabellón de la Santa Sede, derribado en 2008 tras años de abandono para construir la nueva sede de CEPES-Andalucía; o el Pabellón de Estados Unidos, que exponía una de las 13 copias originales de la Constitución de los Estados Unidos y en cuyo espacio se levanta hoy la Facultad de Ciencias de la Comunicación.

Sin embargo, hubo también muchos que fueron víctima del abandono que sufrió la zona a finales de los años 90. Por ejemplo, el Pabellón de Bélgica, que perteneció a la empresa International Creative Property, dedicada al desarrollo de proyectos sobre nuevas tecnologías en el tratamiento del agua, y que acumuló deudas hasta quebrar y dejar abandonado el edificio en 1995, siendo demolido en 2003 tras un incendio; el Pabellón de la Cruz Roja y la Media Luna Roja, calificado por la revista Times como uno de los más interesantes de la Expo y que, sin embargo, acabó sus días siendo la viva imagen del abandono; el Pabellón de Checoslovaquia, demolido en 2008 tras dejar de ser la sede sevillana AYESA y no querer nadie hacerse cargo de él; o el Pabellón de Austria, que presentaba en 2006 este estado de abandono que llevó a su demolición al año siguiente. Todos ellos ejemplo de lo que pudo llegar a ser Sevilla tras la Expo del 92 y que, sin embargo, desaprovechó.


Para saber más de lo que significó la Expo 92 y lo que nos queda de ella recomendamos estas webs:

http://expo92.blogspot.com.es/

http://www.expo92.es/

http://www.legadoexposevilla.org/

-->
-->