logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

Siniestralidad Laboral
Jueves, 28 Abril 2016 11:38

Gamificación aplicada a la prevención de riesgos laborales

Modelo en 3D para entornos de simulación de prevención de riesgos laborales Modelo en 3D para entornos de simulación de prevención de riesgos laborales David Torres
Por 

Modelos interactivos tridimensionales, similares a los videojuegos, para simular las situaciones de riesgo de algunos trabajos o cómo actuar en caso de un accidente. Son herramientas que podrían ayudar a evitar muchos de los alrededor de 70 mil accidentes o enfermedades relacionadas con el empleo que se producen cada año en Andalucía.

La tecnología existe. Aunque continúa faltando voluntad política o financiación para que estas tecnologías puedan ser aprovechadas de forma efectiva por la mayoría de trabajadoras y trabajadores. Ponemos el ejemplo de unos andaluces que han desarrollado un sistema completo de simulaciones virtuales para aprender en riesgos laborales. De forma básica, podríamos decir que funciona de la siguiente manera: un avatar o representación virtual de la persona que está aprendiendo a prevenir riesgos es la que realiza una serie de actividades peligrosas relacionadas con su trabajo... y dicho avatar sufre las consecuencias de una realización no adecuada del protocolo de seguridad.

Se trata de aplicar los modelos de simulación al ámbito de la prevención de riesgos laborales siguiendo los protocolos de seguridad para cada caso; una metodología y contenidos didácticos concebidos y producidos por un colectivo de andaluces entre quienes se encuentra David Torres, desarrollador de contenidos digitales. Él mismo explica que "más que un sistema en sí, es un conjunto de recursos que puede tener formatos de utilización y distribución variados y forma parte desde ilustraciones animadas para mejorar la comprensión de un manual técnico escrito... hasta entornos de simulación similares a los videojuegos en los que tenemos personajes que pueden entrar en una zona de trabajo, ponerse los elementos de seguridad que sean aplicables en esa situación, recoger las herramientas que tienen que utilizar y luego ir a la zona enunciada en el protocolo y seguir con el teclado o el ratón". Se trata que esta experiencia virtual sea lo más parecido posible a la experiencia real, evitando las consecuencias reales en la integridad física de la persona que opera en esa situación.

Que el puesto de trabajo sea el lugar donde se sufre un accidente sigue siendo una realidad muy presente en el ámbito laboral y social. De hecho, en Andalucía, alrededor de 70 mil personas sufren cada año un accidente en su puesto de trabajo o en el recorrido de ida o de vuelta, según datos del informe Randstad. Unas cifras que podrían reducirse con una formación adecuada en prevención de riesgos laborales y con una utilización mayor de ciertas tecnologías que pueden resultar aliadas en evitar accidentes o para hacer simulaciones virtuales de peligro reales sin que sea necesario exponer la integridad física. O incluso para proceder en caso de que se produjese un accidente y hubiera que realizar procedimientos de primeros auxilios o un rescate.

Avatar de David Torres

Llama la atención, por tanto, que con unas miles de accidentes anuales y con la existencia de herramientas virtuales que, aunque se aplicaran en un pequeño porcentaje podrían evitar un gran número de accidentes, no haya especial interés por parte de las administraciones y otras entidades para aplicar estas herramientas. Y aunque cuando se trata de evitar muertes y daños personales el coste sea algo secundario, no se tratan de aplicaciones caras, ni mucho menos. Sin embargo, "hay un desconocimiento de la tecnología y muchos ejecutivos que tienen poder de decisión para fomentar este tipo de desarrollos no se los imaginan; entonces, pasamos un tiempo en el que teníamos que encontrar la forma de hacérselo ver... llegados a ese punto hemos conseguido una respuesta limitada, tanto de instituciones públicas como de entidades privadas".

Riesgos químicos, instalaciones térmicas en edificios, diagnóstico médico,... Un amplio abanico de aplicaciones existentes, ya que potencialmente se puede simular cualquier entorno, instrumento o protocolo. También podría ser accesible para cualquier persona. Al respecto, David Torres señala que "parece que se prefiere seguir haciendo todo de forma tradicional y parece que conviene más mandar a un grupo de trabajadores durante una semana a recibir un curso presencial que desarrollar un material que pide servir para muchos trabajadores y que pudiera distribuible de forma libre o, si fuera financiado públicamente, podría ser de acceso público".

Algunos ejemplos de entornos de simulación tridimensional aplicada a la prevención de riesgos laborales