logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

Teatro
Viernes, 06 Enero 2017 21:34

La compañía Barataria y las bambalinas del teatro andaluz

Por 

Natalia Arjona y Juan Arjona. Hermanos y compañeros en la Compañía Barataria, entre ambos han desarrollado prácticamente todas las disciplinas dentro de las artes escénicas. Ahora, él dirige y ella es la protagonista de Bombillas, una obra que, en su momento, había onbetnido más premios que representaciones había realizado. Un dato que nos habla de la calidad de su obra y, al mismo tiempo, las dificultades que tienen las compañías andaluzas para entrar en los circuitos. Con Natalia y Juan hacemos un recorrido por las artes escénicas andaluzas. Les entrevistamos. Y éste es el libreto.

 

Crisis, IVA cultural, recortes en las subvenciones. ¿Cómo evoluciona el teatro andaluz con estos antecedentes?

Natalia: No diría la palabra evolucionar. Todo lo contrario. Ha ido cayendo y se ha ido acomodando a lo que hay. El teatro siempre se ha ido adaptando a los tiempos y siempre hemos ido a la cola de todo. En estos últimos diez años, más todavía. Lo que yo veo es que lo que había montado, más o menos, se ha caído y no se ha remontado. Y nos estamos adaptando a lo que se ha quedado ahí.

Juan: El teatro en general se ha sostenido siempre mucho por ayudas y subvenciones. Nosotros, por ejemplo, no hemos tenido acceso nunca a ninguna ayuda pública. No quiere decir que no lo hayamos requerido sino que no nos lo han concedido. Y como llevamos una trayectoria muy grande sin ayudas públicas, tampoco nos ha supuesto un desbarajuste muy grande en nuestra estructura de trabajo. Porque ya estábamos acostumbrados a no tener dinero para hacer teatro, hemos seguido sin tener dinero para hacer teatro. Supongo que el varapalo más grande se la han llevado las grandes compañías sostenidas por las subvenciones públicas.

Lo más evidente que se ha visto es que no teníamos ni público. Nadie se ha preocupado de hacerse un público, ni de crear el público,ni de educarlo en el teatro que se estaba haciendo, porque todo el mundo estaba un poco respaldado ahí por las ayudas. Y ahora claro que no están esas ayudas... por ejemplo, una de las cosas que han surgido han sido salas que no tenían programaciones de teatro infantil, lo primero que hicieron fue poner programaciones de teatro infantil porque es la única que te asegura un poco de público.

Y yo creo que también lo que se ha puesto en evidencia con esta crisis es que no tenemos un público educado en teatro en Andalucía y que en general no había público para el teatro.

 

Dirección, producción, dramaturgia, actuación... ¿Con cuál de estos papeles os quedáis y por qué?

Juan: Yo me quedo con todos. Algunas cosas que se hacen por necesidad, como la producción

En realidad el teatro no es como el cine. En el cine está como todo muy específico; no hay profesionales con una función muy específica en el teatro. La verdad es que picas un poco de todo. Yo me siento más contador de historias. Es como me siento. Por eso no me parece tan distinto en ninguna de las cosas que lo que pasa que le ponemos un nombre a cada una. Pero yo me siento contador de historias, la verdad. 

Natalia: Yo de mayor quiero ser actriz (risas). Lo que pasa es que hay que hacer muchas cosas en esta profesión. 

Ahora porque se le pone nombre, pero en realidad en todas las compañías hacemos un poco de todo. Y el tema de producción es el que más, que me gusta mucho también.

Ahora estoy trabajando el tema de la danza con Manuel Cañadas, que es mi compañero y me encanta ese camino. Pero sí que me gusta mucho también una cosa que estoy haciendo ahora que es el tema de la programación de la programación infantil. Es un trabajo que también me gusta mucho, en el que  aprendo mucho de ver a otros compañeros, con lo cual me sirve también para mi trabajo como intérprete.

 

¿Cómo veis el panorama escénico actual?

Juan: Es verdad que no hay suficientes funciones ni disposición de trabajo ni suficientes bolos. Pero  no nos sentimos del todo mal. No nos quejamos. 

No me identifico con los datos institucionales y estamos trabajando mucho últimamente en circuito libres. No tenemos que realizar 50 funciones porque si no sé cómo voy a justificarla subvención que nos han dado que me han dado no sé. En ese sentido me siento un montón de libre y no me siento bajo esa presión.

Nos gustaría trabajar más. Es una pena el espectáculo de Bombilla con tantísimos premios que le han dado, el último hace un mes, y solo tenemos cerrada una función para 2017. Supongo que eso decir que hay que ir tirando palante y renovarse y reestructurarse.

Natalia: Reivindicamos algo que creo que muchas compañías están de acuerdo. En vez de tanto dinero público para producciones, reivindicaría más actuaciones, más trabajo, más circuitos y, así, esa crear público. Porque el trabajo genera trabajo, ¿no?.

 

¿En qué tablas os movéis ahora?

Juan: Llevamos ya casi 15 años en realidad dedicados al teatro infantil y la propuesta de Bombilla es nuestro último espectáculo, que sería para un público adulto. Y hacía tiempo que no nos embarcamos en nada para adultos. Bueno sí, hacía ya muchos años y en realidad nuestra compañía viene trabajando en espectáculos infantiles y con eso estamos muy contentos porque contamos las historias que queremos y salen para el público infantil y, en ese sentido, no nos podemos quejar, la verdad.

Natalia: Como compañía, como estructura empresarial, llevamos otra serie de proyectos. Como programadores y productores desarrollamos una campaña escolar que es un ciclo de narración oral. Una campaña con la nuestra propia en una sala en Sevilla. Así intentamos tirar de otro de otros proyectos que no son solamente los bolos de la compañía.

Juan: Fundamentalmente estamos llevando la programación infantildel Teatro Municipal de Mairena del Aljarafe, que es bastante extensa, y junto con la programación infantil organizamos una campaña de teatro escolar. De manera que facilitamos  más funciones a las compañías que vienen invitadas.

Natalia:La trayectoria que llevamos trabaja con teatro infantil...
Muchos somos narradores orales. Además de teatreros. También llevamos otro proyecto de visitas escolares a la biblioteca en Mairena del Aljarafe y montamos, ya en su sexta edición, un ciclo de narración oral donde vienen narradores a nivel nacional.

bombillas-cartel

 

Bombillas

Juan: Esto es un espectáculo de danza contemporánea. Es un espectáculo en apariencia atrevido y porque en realidad se ha querido que estos artistas puedan realmente lo que querían sin ningún prejuicio y sin ningún esquema ni pensando en el público ni nada sino simplemente expresar lo que querían. Es un espectáculo difícil de ver, entrecomillas, porque es un espectáculo de danza contemporánea para quien le sea difícil de ver.

Natalia: No es tan difícil...

Juan: Es una combinación una fusión entre un.
un danzarín conocido bailarín conocido de Andalucía, Manuel Cañadas, y Natalia Arjona ,que es una actriz. Y no es que eche para atrás sino es que es que no tiene mercado apenas la danza contemporánea. Creo que fruto de eso, a nivel municipal, cuando hacen una programación no arriesgan en absoluto y menos con danza contemporánea. Si hay dinero solo para cuatro funciones, programan para adultos la comedia que más risa haga y algo infantil.

Natalia: En teatro infantil es difícil la danza contemporánea y si tenemos problemas con el público, con la danza es un poquito más.

Juan: La única manera que tenemos de sobrevivir es mirando para afuera, si no es imposible prácticamente.

 

¿Una primicia para 2017?

Natalia: Se está guisando...

Juan: Es un espectáculo para adultos, con Eva Gallego y Juan Arjona. Es una comedia absurda de ciencia ficción que se llama Mujer excelente aterriza.