logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

Turismo Sostenible
Jueves, 12 Marzo 2015 03:06

¿Es sostenible el modelo turístico andaluz?

Patio de Córdoba Patio de Córdoba Sergio Gómez - Flickr
Por 

Turismo Sostenible es aquel tipo de actividad turística que "tiene plenamente en cuenta las repercusiones actuales y futuras, económicas, sociales y medioambientales para satisfacer las necesidades de los visitantes, de la industria, del entorno y de las comunidades anfitrionas”; ésta es la definición que recoge la Organización Mundial del Turismo. Pero, ¿en qué medida se podría definir así al modelo turístico de nuestra comunidad y las políticas públicas en esta materia? Un caso reciente de los Patios de Córdoba sirve para cuestionar cuál es y cuál debería ser el papel de esa "comunidad anfitriona", sus propios habitantes.

El concepto de Turismo Sostenible es un paradigma que la Junta de Andalucía lleva enarbolando durante aproximadamente una década, poco después del impacto que el estreno del documental 'Una Verdad Incómoda' causó en medio mundo y que puso el concepto de "sostenibilidad" como prioridad, no sólo en las estrategias públicas, sino también en las privadas, incluso como un valor añadido a un producto o servicio. Unas intenciones que se verían relegadas a un segundo plano a causa de otro gran impacto social como fue la irrupción de la crisis económica de finales de la pasada década.

La estrategia general de la administración autonómica para la actividad turística tiene un nuevo referente normativo y estratégico principal como es el 'Plan General de Turismo Sostenible de Andalucía 2014-2020', aunque a día de hoy es incierto su futuro. Ya en el año 2013, se iniciaba el desarrollo de este plan con la Formulación del Plan General, y su presentación pública, por parte de Miguel Ángel Vázquez, portavoz de la Junta de Andalucía.

En dicha presentación, el portavoz del Ejecutivo andaluz destacaba que "la nueva planificación se centrará en potenciar el tejido empresarial y generar empleo estable, promover un uso óptimo de los recursos, favorecer la rehabilitación de destinos maduros, fomentar la implantación de nuevas tecnologías y sistemas de calidad, impulsar el reconocimiento social de la actividad turística y generar sinergias con otros sectores productivos. La elaboración del documento se prolongará por un período de un año y se llevará a cabo siguiendo un modelo participativo.”

Un modelo participativo que definiría de una forma más local y precisa las "necesidades de la comunidad anfitriona". Sin embargo, no se hallan datos -al menos, no hemos encontrado- sobre dicho proceso participativo, en cuanto a las entidades que participaron en su elaboración y desarrollo. La Formulación del Plan General de Turismo Sostenible 2014-2020 sí que plantea una Comisión de Redacción de 20 integrantes, en su mayoría representantes de distintas consejerías de la Junta de Andalucía, pero de la que no se halla información, de cuál fue finalmente su composición y funcionamiento. El último paso hecho público de este plan es una Resolución del 17 de noviembre del pasado año por el que se sometía a "audiencia pública"; en la práctica, se trata de una consulta que estaba dirigida a todas las consejerías de la Junta, tres ministerios del gobierno central, FAMP, cuatro organizaciones de consumidores, Ecologistas en Acción, CEA, UGT y CCOO. En la actualidad, con el periodo electoral autonómico, su ejecución es una incógnita.


Los Patios de Córdoba y su puesta en valor, entre controversias sobre el modelo y el proceso a seguir

Uno de los promotores del mencionado plan es Rafael Rodríguez, anterior consejero de Turismo y Comercio y, en la actualidad, candidato por IU al Parlamento de Andalucía. Unas declaraciones suyas en relación a los patios cordobeses y la desvinculación de un profesor de la Universidad de Córdoba del proyecto de un museo de los patios, sitúan en la ciudad califal un ejemplo de controversia acerca de cómo poner en valor un Patrimonio inmaterial de la UNESCO de forma sostenible y el grado de participación de la ciudadanía, de la "comunidad anfitriona", en el proceso. Por un lado, el exconsejero de Turismo y Comercio ha señalado que si IU llega a gobernar en la Junta y el Ayuntamiento de Córdoba, "el protagonismo de los patios recaerá sobre los propietarios, y serán ellos con sus asociaciones los que dirán los pasos a seguir, las líneas a impulsar y cómo organizar las cosas, porque nadie mejor que ellos lo saben."

En la misma localidad y unos pocos días antes, José María Manjavacas, profesor de Antropología Social de la UCO, se desvinculaba de la asistencia técnica al proyecto de Patio Trueque 4, que contempla la construcción del museo de los patios de Córdoba. Cordópolis recoge una nota de prensa de este profesor, que señala que “Esta decisión obedece a las contradicciones observadas entre el proyecto definitivo, que en principio se nos presentó como centro de interpretación del patrimonio cultural inmaterial, y los fundamentos que a nuestro juicio definen el patrimonio cultural inmaterial y su salvaguarda, y que justificaron la inclusión del Festival de Patios de Córdoba en el Listado Representativo de la Unesco”. El profesor de la UCO afirma que "la iniciativa parece diseñada como una suerte de espacio expositivo principalmente orientado a la atracción de turistas." En relación a la participación de las personas y colectivos más implicados en el mantenimiento y apertura de los patios, critica que “la participación ciudadana real y efectiva, cuestión imprescindible para que el resultado final fuera una expresión sociocultural de la propia ciudadanía, se hace inviable ante un proyecto cerrado y sometido a unos apretados plazos de ejecución ajenos a criterios patrimoniales culturales”.

En definitiva, sostenibilidad no sólo vinculada a lo medioambiental, sino al patrimonio histórico y cultural y con el requisito fundamental de la participación de la ciudadanía, sobre todo de aquella implicada de forma directa en las consecuencias de la ejecución de proyectos turísiticos. Cabe señalar que existe otro marco rector de las estrategias públicas en materia de Turismo en nuestra comunidad. Se trata del Pacto Andaluz por el Turismo, suscrito por la Consejería de Turismo y Comercio, CEA y UGT y CCOO; es decir, sólo desde una perspectiva empresarial y laboral y limitada a la confederación empresarial y a los dos sindicatos señalados.