logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

Movilidad Sostenible
Miércoles, 15 Abril 2015 23:38

Alternativas para una movilidad sostenible

Bota biónica Bota biónica Youtube
Por 

Botas biónicas para caminar a 40 km/h, tranvías alimentados con hidrógeno y cuya única emisión es agua, coches 'Escabarabajo' que funcionan con energía solar y eólica. La tecnología y la inventiva se alían con el concepto de "movilidad urbana sostenible", para ofrecer medios de transporte concebidos para la ciudad y que no contaminen nada en absoluto.

¿Cómo hacer que un entorno en el que habitan millones de personas con una necesidad constante de desplazarse sea, al mismo tiempo, un entorno libre de emisiones de gases nocivos para la salud y el medio ambiente? El camino ya se ha abierto, pero todavía se encuentra en sus primeros pasos. Los coches híbridos, los autobuses alimentados con gas natural o los vehículos eléctricos, aunque su impacto ambiental es menor que sus homólogos anteriores, continúan dejando su huella ecológica. Algunos, porque aún emiten cierta cantidad de gases de efecto invernadero. Otros, como en el caso de los eléctricos, porque las fuentes de las que se obtiene dicha electricidad son contaminantes.

Hay que tener en cuenta que el consumo de energía que necesita un coche para transportar a una persona es unas 70 veces mayor que si lo hiciera en bicicleta.



¿Es posible una movilidad urbana sin emisiones de CO2?


Para responder a esta pregunta hay que tener en cuenta dos aspectos: la tecnología existente y la voluntad social y política para hacerla extensiva a las ciudades. La crisis económica truncó muchas de las iniciativas que habían puesto la sostenibilidad en la cúspide de los principios de la actividad económica. El paradigma cambió y el ahorro y el miedo a la pérdida de más puesto de trabajo lo sustituyeron. Sin embargo, desde un punto de vista tecnológico es posible y sin que ello implique un cambio en los medios de transporte que se utilizan.

Por ejemplo, el tranvía que funciona exclusivamente con hidrógeno y cuyas emisiones de CO2 son igual a 0. De hecho, lo único que emite es agua, ya que la reacción de la pila se mantiene por debajo de los 100ºC, con lo que no deja óxido de hidrógeno. Puede transportar a 380 pasajeros a una velocidad de hasta 70 kilómetros por hora. Su mayor ventaja es que sólo tarda tres minutos en repostar. El primer modelo de estas características ha sido construido en la localidad de Qingdao, a unos 650 kilómetros al sureste de la capital china, Pekín.


Una modificación de un Volkswagen Esacarabajo para que funcione exclusivamente con energía solar y eólica. Es la solución que aporta un estudiante nigeriano como alternativa de transporte urbano sostenible para quienes necesiten desplazarse en su propio vehículo.

El escarabajo modernizado viene equipado con un panel solar gigante en el techo y una turbina de viento bajo el capó, con la que aprovecha la circulación de aire mientras el coche está en movimiento. La única pega es que la batería tarda de cuatro a cinco horas en cargar, pero el coche está aún en las primeras etapas de diseño.

Y aunque hay ciudades en las que la bicicleta cuenta con un terreno y unas infraestructuras suficientes para ser una medio de transporte masivo, en otros lugares puede tener peor acogida. Como alternativa a este medio de transporten, existen las piernas biónicas. Inspiradas en los avestruces, permiten aumentar la velocidad que puede alcanzar un ser humano, hasta unos 40 km/h. Su inventor, Keahi Seymour, ha afirmado que no descansará "hasta correr más que algunos de los animales más rápidos de la tierra".

En un contexto en el que se reivindican de forma continua la necesidad de un cambio en el modelo productivo y cuando la concentración de población en áreas metropolitanas es cada vez mayor, éstas y otras alternativas pueden formar parte del paisaje urbano en un futuro inmediato.