logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

Movilidad Sostenible
Miércoles, 15 Abril 2015 22:20

Julio Valdivia: “La movilidad sostenible necesita de un cambio cultural, como ocurrió con el tabaco”

Julio Valdivia: “La movilidad sostenible necesita de un cambio cultural, como ocurrió con el tabaco” Juanedc/flickr.com
Por 

Desde hace unos años, Andalucía se ha convertido en referente en movilidad sostenible, en gran medida gracias al Plan Andaluz de la Bicicleta impulsado por la Junta de Andalucía. Uno de los objetivos de este Plan es conseguir que las áreas metropolitanas de las ocho capitales de provincia de Andalucía, más otros municipios importantes como Jerez de la Frontera y Algeciras, desarrollen una cultura ciclista e incorporen la bicicleta como un elemento clave de su sistema de movilidad, de forma que constituya una alternativa real al coche para los desplazamientos rutinarios. Sin embargo, hace una semanas Izquierda Unida denunciaba que el gobierno socialista de la Junta ha retirado 11,2 millones de euros del presupuesto destinado al Plan Andaluz de la Bicicleta de 2015. Nos hemos puesto en contacto con uno de los colectivos ciclistas de nuestra comunidad, Doble Fila, y hemos conversado sobre movilidad sostenible con uno de sus integrantes, Julio Valdivia.

Lo primero que nos dice Julio es que ellos vieron con preocupación el cambio en la Delegación de Fomento tras la ruptura del pacto de gobierno en la Junta de Andalucía, y solicitaron una reunión para ver en qué situación quedaban los proyectos de movilidad sostenible pendientes de ejecutar. De dicha reunión salieron bastante tranquilos, ya que les aseguraron que las obras, al menos en Almería, “no corren peligro”, aunque también afirma que desde su colectivo, Doble Fila, van a estar “alerta y atentos al desarrollo de las obras” para que “en absoluto se detenga esta apuesta por la bicicleta que nosotros en su día aplaudimos porque nos pareció el proyecto más ambicioso que se había puesto en marcha nunca en España para favorecer la bicicleta”.

Doble Fila es un colectivo que lleva desde marzo de 2012 luchando para que los asuntos de movilidad sostenible se tengan en cuenta en la agenda política, mediática y social. Algo que muchas veces cuesta, ya que “en España llevamos mucho tiempo de retraso”, comenta Julio. “No hay que olvidar que países como Holanda, que pueden tener unos porcentajes de uso de la bicicleta en desplazamientos cotidianos de más del 50% en algunas ciudades, llevan 40 años apostando por la bicicleta, y aquí en Andalucía este tema prácticamente acaba de nacer”. Eso afecta, por ejemplo, a la importancia que tienen asuntos de movilidad sostenible en los medios de comunicación, que tienden a olvidarse de estos temas “a no ser que haya colectivos que estén todo el día machacando con este tipo de cuestiones”.


“Las infraestructuras están muy bien, pero es casi más importante la concienciación”

Para llegar a esos porcentajes de uso cotidiano de la bicicleta que tienen otras ciudades europeas, colectivos como Doble Fila echan en falta que haya más acciones centradas en la formación y promoción dentro del Plan Andaluz de la Bicicleta. “Las infraestructuras están muy bien, pueden animar a la gente a usar la bicicleta, pero hay otra pata que para nosotros es casi más importante que las infraestructuras y es la concienciación, la comunicación”. En este sentido, Julio habla de “cambio cultural” como algo necesario para apostar realmente por la movilidad sostenible. “Ese cambio cultural lleva muchísimo tiempo y la única manera de acelerarlo es trabajar muchísimo con los niños en los colegios, trabajar en los centros de trabajo, y tratar de vencer esas reticencias que podamos tener a romper los hábitos de usar el coche para todo”. El ejemplo que pone es el del tabaco, de cómo “hace unos años era algo muy habitual ver fumar a alguien en cualquier sitio y poco a poco se fueron cambiando conceptos, se empezó a ver como políticamente incorrecto el tabaco y ahora es impensable ver fumar a gente en algunos espacios públicos”.

En cuanto a las críticas que han recibido algunos carriles bici por generar conflictos con peatones y no dejar el suficiente margen de maniobra al ciclista, nuestro invitado lo tiene claro: “no se puede ganar espacio para la bicicleta a costa de los peatones, ese espacio hay que ganárselo al coche”. El problema, según él, es que a la hora de realizar algunos carriles bici en nuestras ciudades se ha hecho “demasiado forzado, cuando a lo mejor no era necesario en esos puntos”, sin seguir las pautas de diseño que vienen reflejadas en el Plan Andaluz de la Bicicleta.


“Lo primero que tiene que estar en la prioridad de nuestros políticos son los peatones, después las bicicletas y luego el transporte público”

Pero no sólo de bicicleta vive la movilidad sostenible. Existen otras formas de desplazarse sosteniblemente por la ciudad, como el transporte público o las rutas peatonales. Por eso, desde Doble Fila no se olvidan del transporte público y están presionando a los partidos políticos para que éste esté en sus agendas, porque es el que “realmente te va a descongestionar las ciudades, en complemento con la bicicleta y los desplazamientos peatonales”. El transporte público es precisamente uno de los ejes del decálogo que ha presentado este colectivo de cara a las elecciones municipales de mayo, en el que, entre otras cosas, piden que se considere “el transporte público como un servicio público municipal de suma importancia”. Otra propuesta fundamental es potenciar la participación a través de “foros de movilidad” y una mayor fuerza de las Concejalías dedicadas a ello.

Gracias al trabajo realizado por este colectivo, algunos partidos políticos de la zona ya están incorporando medidas de movilidad sostenible en sus programas. Esperemos que sólo sea el primer eslabón de una cadena que lleve a ese cambio cultural del que nos habla Julio Valdivia, necesario para que la bicicleta y otros medios de transporte sostenibles se afiancen como alternativa para el uso del coche en desplazamientos cotidianos.