logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

Orgullo

Orgullo

Entre tono festivo y reivindicativo, los colectivos LGTB salen a las calles en conmemoración de los sucesos del neoyorquino Pub Stonewall en 1969, para que no se repitan más casos de discriminación afectiva o sexual.
Hasta ayer, cualquier persona que tratase de determinar su identidad de género, tenía que pasar por tratamiento, procedimiento médico o examen psicológico. Con el texto legislativo aprobado ayer, los andaluces y andaluzas tienen derecho a la libre determinación de su propio género.
La homosexualidad, el amor entre dos seres del mismo sexo, es una realidad que nace con el propio ser humano. A pesar de ello, en nuestra sociedad existe una discriminación que hemos analizado en la edición de esta semana, así como las desigualdades y dificultades que han sufrido a la hora de desarrollar su sexualidad de forma plena en las últimas décadas, y cómo han evolucionado las políticas en nuestro país al respecto. Pero, qué se sucedía en el pasado, qué nos dice la historia.
Entre los recortes en derechos de salud que ha realizado el PP destaca la exclusión de las mujeres solas o lesbianas de las prácticas de reproducción asistida en la sanidad pública. Que dice la ministra Ana Mato que no tener varón que fecunde no es una causa médica para acceder a los tratamientos. Cuando la ideología se asoma a la ley, siempre perdemos las mismas.
El Día del Orgullo LGTB, en referencia a las iniciales de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales, se celebra en muchas ciudades de España y del mundo entero con una colorida cabalgata. Pero es un error quedarse sólo en la parte festiva de este día, y olvidar que tiene y mucho de reivindicación. De hecho, se celebra el 28 de junio (o un fin de semana cercano a esta fecha) en conmemoración de los disturbios que tuvieron lugar ese día de 1969 en el pub Stonewall, de Nueva York, cuando una redada policial provocó el levantamiento de lo que luego se conocería como movimiento pro-derechos homosexuales.