logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

Pueblo Gitano

Pueblo Gitano

Una andaluza o andaluz de cada 20 es también gitana o gitano, un pueblo que es un pilar de su identidad pero que se encuentra aún en camino de la inclusión plena en nuestra comunidad. Una discriminación que en algunos lugares de la Unión Europea adquiere tintes violentos y xenófobos.
La mayor parte de los gitanos andaluces pertenecen al grupo denominado “gitanos invisibles” porque su vida está normalizada, al menos, aparentemente. Tienen trabajos, adquiridos con muchas dificultades, viven en piso y viviendas normalizadas, no en chabolas o en zonas marginales, como nos quieren hacer ver algunos programas televisivos, tienen a sus hijos escolarizados y los mismos problemas que cualquier otro andaluz.
Federico García Lorca escribió: “El gitano es lo más elemental, lo más profundo, lo más aristocrático de mi país, lo más representativo de su modo y el que guarda el ascua, la sangre y el alfabeto de la verdad andaluza universal”. Nos acercamos a la situación del pueblo gitano en Europa y a su estrecha relación con nuestra tierra
Francisca Cortés es orientadora laboral de la Fundación Secretariado Gitano, una organización que se fundó en 1982, aunque como ellos mismos defienden llevan trabajando desde los años 60 para lograr una sociedad más igualitaria, promoviendo la integración de la comunidad gitana con campañas que defienden la igualdad de trato y eviten la discriminación. Dentro de este organismo, Francisca Cortés ayuda a que las mujeres gitanas reciban formación y tengan posibilidad de entrar en el mercado laboral. Es licenciada en derecho y conoce de primera mano los problemas a los que se enfrenta una mujer gitana para poder estudiar y trabajar.
La persecución del pueblo gitano durante el III Reich ha sido un episodio que ha quedado muy ensombrecido do por el estudio del Shoah u holocausto judío, pero a día de hoy podemos afirmar que el pueblo Roma ha sido el segundo grupo étnico más dañado durante esta época. Al holocausto gitano se lo conoce con el nombre de Poraimos. Si bien, esta denominación es de uso generalizado, hay otros sectores del activismo gitano que prefieren llamarlo Sarmurdaripen o simplemente Holocausto.