logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

¿Recuperación económica?
Miércoles, 11 Febrero 2015 12:26

La crisis sigue instalada en nuestra economía: los datos hablan

Dinero Dinero (cc) aranjuez1404/ Flickr.com
Por 

Aunque desde el Gobierno central, el PP, los medios afines y los analistas más conservadores se sumen a la teoría de que vamos en el camino de la recuperación, los datos confirman que estamos aún muy lejos de alcanzar las cifras de empleo, desarrollo, crecimiento y calidad de vida de hace siete años.

Hemos analizado los datos macroeconómicos y los relativos a consumo o empleo. En algunos se ve evolución en positivo, aunque lejos de los parámetros de 2007. En otros, seguimos descendiendo o permanecemos estancados en niveles muy alejados de lo que se entendería por una economía saneada.


La deuda sigue creciendo

La deuda pública en España suponía en el año 2014, más de mil millones de euros, un 98% de nuestro PIB. Es decir, que casi la totalidad de la riqueza que generamos va para pagar la deuda que mantienen las arcas públicas: Gobiernos central, autonómico y local.

Si miramos al año 2007, antes del estallido de la crisis, la deuda pública era de unos trescientos ochenta mil millones, por lo que había que destinar para pagarla el 35,5% del PIB.

Si miramos la deuda global, es decir, la que acumulan los organismos públicos, los bancos, las empresas y las familias, España se sitúa entre los 10 países en los que más ha crecido y más supone en relación a su nivel de creación de riqueza.


Si la deuda es alta y el país no crece, la prima de riesgo se dispara

La prima de riesgo se define como el sobreprecio que paga un país para financiarse en los mercados, en comparación con otro país. En la Euro zona el país de referencia es Alemania y la prima de riesgo de un país es la diferencia entre su bono a 10 años y el bono a 10 años de alemán. Si seguimos comparando el inicio de la crisis con el estado actual de las cosas, nos encontramos con que la prima de riesgo a final de 2007 se situaba en los 10 puntos, y al final de 2014 estaba en los 109. Aunque el incremento es evidente, no nos encontramos en el peor momento. El punto más alto, el momento en el que mayor era nuestra prima de riesgo, tenía lugar el pasado 27 de julio de 2012, cuando alcanzaba 630 puntos. Esto significa que los bonos a 10 años de deuda española costaban 630 veces más que los bonos de deuda alemanes.

Estos son los datos, pero ¿cómo se mide esa prima de riesgo? ¿Cuáles son los parámetros que se tienen en cuenta para determinar lo que vale la deuda de un país? Pues son los que marcan las llamadas agencias de calificación, las agencias de rating que estudian la capacidad de los países de hacer frente a su deuda, en función de las probabilidades de cumplir con los pagos y la protección que tienen los inversores.

¿Recuerdan la polémica reforma del artículo 135 de la Constitución Española? La intención era clara: obligar constitucionalmente al Estado a pagar su deuda por encima de cualquier otra consideración para proteger los intereses de quienes nos prestan el dinero para financiarnos.


¿Déficit o Superávit?

Estamos ante dos indicadores claves de la salud de una economía. El déficit del Estado: es la diferencia entre los ingresos y los gastos del Estado (Gobierno central, Gobiernos autonómicos y Gobiernos municipales). Si la diferencia es positiva estamos ante una situación de superávit, si es negativa, tenemos déficit.

Pues bien, en 2007 había un superávit de 21.620 millones de euros. Al Estado se sobraba dinero. 2013 se cerraba con déficit, el Estado había gastado casi 71.300 millones de euros más de lo que había ingresado. Aquí, como en el caso de la prima de riesgo, ha habido años peores. El ejercicio con mayor déficit de este periodo fue 2009, que cerró con una diferencia de 118.237 millones de euros.


Datos para la esperanza

Algunos datos sí que muestran una evolución positiva. Son los que afectan directamente a la ciudadanía: paro, compraventa, precios... Son datos que sí que están siendo más favorables y que son los están tomando los defensores de la teoría de la recuperación. La previsión de crecimiento del PIB se sitúa en el 2%. Esta es una estimación gubernamental que más o menos coincide con lo que piensan los analistas internacionales. El consumo en los hogares también se está revitalizando. En el tercer trimestre de 2014 subía un 2,7%, según el Instituto Nacional de Estadística.
Según los datos del INE, la tasa de paro al acabar 2014 se situaba en el 23,70%, dos puntos porcentuales menos que al finalizar 2013, cuando se situaba en el 25,73%. La Organización Internacional del Trabajo augura una bajada gradual del desempleo durante los próximos cinco años aunque no bajaremos del 20%. Un ritmo muy lento, si tenemos en cuenta que 2007, la tasa de paro se situaba en el 8,03%, el dato más bajo de la reciente historia democrática de nuestro país.


En esta infografía elaborada por los compañeros de Actibva se ve clara y gráficamente cómo ha evolucionado la tasa de paro en España desde 2007 a 2012.

evolucion-paro-espana-provincias-sm.jpg

Generado por: Actibva



El salario mínimo interprofesional en 2015 en España ha quedado fijado en 757 euros al mes. Ha subido 4 euros mensuales, respecto al año 2014. El salario mínimo interprofesional o SMI es la cuantía retributiva mínima o el valor del salario mínimo que recibe un trabajador por la jornada legal de trabajo, independientemente del tipo de contrato que tenga. El salario mínimo interprofesional en 2007 era de 666 euros mensuales.

La compraventa de viviendas subió un 2,2% en 2014 con respecto al ejercicio anterior, hasta rozar las 320.000 operaciones, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Los peores años para el mercado inmobiliario han sido 2008 y 2009 en los que estas operaciones caían más de un 25% respecto a los años anteriores. La bajada de los precios experimentada en este periodo supera el 40%.

Las ventas de coches en España han crecido un 18% y la producción un 8%. Son datos que ponían de relieve los directivos de los principales fabricantes y vendedores en nuestro país en un encuentro celebrado a finales del mes de enero. Se muestran optimistas sobre el futuro de esta industria que sigue siendo vital para nuestra economía.

Y luego están los informes de entidades que trabajan con personas en riesgo de pobreza y exclusión social que ponen de relieve que aunque nos digan lo contrario, en España hay mucha gente que lo pasa muy mal. Casi 13 millones de personas viven en riesgo de pobreza, más del 27% de la población.

Desde 2009, la tasa de pobreza ha crecido en 2,6 puntos, es decir, que más de 1.300.000 personas han caído en la exclusión. Lo más grave es que casi la mitad de quienes se encuentran en esta situación, casi el 12%, tienen trabajo. Pero los sueldos son cada vez más miserables y a veces no llega más que para comer.

 

-->
-->

ÉSTA ES UNA VERSIÓN BETA DEL SITIO WEB, aún en pruebas. Si se da cuenta de cualquier error en el funcionamiento o para cualquier otro asunto relacionado con el sitio, por favor, póngase en contacto con el WEBMASTER.