logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

¿Recuperación económica?
Jueves, 12 Febrero 2015 08:24

¿Qué dicen los indicadores económicos acerca de la recuperación?

Por 

2015, el año de la recuperación. Desde el gobierno y un sector de expertos se señala que el camino de la recuperación económica ha echado a andar. Por otro lado, desde las filas opositoras y otro sector de especialistas en economía se insiste en que la recuperación no es tal o que sólo está alcanzando a una pequeña parte del conjunto de la sociedad. Posturas encontradas en un año electoral como éste, en el que la subjetividad es aún mayor. Con la atención puesta en los indicadores económicos, Francisco Ferraro, presidente del Observatorio Económico de Andalucía nos ayuda a desentrañar su significado y las posibilidades de recuperación económica.

Con elecciones autonómicas, municipales y generales en el calendario de este año 2015, resultaría cuando menos temerario afirmar o negar, o matizar, la existencia de una posible recuperación económica ateniéndose solamente a lo que dicen los representantes de los partidos políticos. Cuando se intenta argumentar que hay recuperación económica o que continuamos en crisis, se presentan datos de distintos indicadores y que parecen entran en contradicción unos con otros. Crece el PIB y decrece el IPC. Se reduce el déficit de las administraciones del Estado pero la deuda pública aumenta. Pero, ¿qué muestra cada indicador, qué quiere decir cada cifra?


PIB

El Producto Interior Bruto (PIB) es un indicador económico que refleja la producción total de bienes y servicios asociada a un país durante un determinado periodo de tiempo. Cuando se habla de crecimiento económico, es el indicador de referencia. Se calcula sumando el consumo, la inversión, el gasto público y las exportaciones y se le resta las importaciones.


DEUDA PÚBLICA

Es el conjunto de deudas que mantiene un Estado y condiciona forma de obtener recursos financieros por el estado o cualquier poder público mediante la emisión de títulos de valores. También se la conoce como deuda soberana.

En el caso de España, ha pasado a tener una de las deudas públicas más bajas de Europa a una de las más altas en los últimos 10 años, como se puede observar en la gráfica comparativa.


DÉFICIT PÚBLICO

Se trata de la diferencia entre lo que un estado gasta y lo que ingresa. Si el gasto es mayor que los ingresos, se considera déficit. Es uno de los indicadores que desde las instituiciones comunitarias se vigilan de manera más estricta desde el comienzo de la crisis y el que ha levantado más contriversia política en los últimos años, ya que un pacto entre PP y PSOE llevó a la reforma del artículo 135 de la Constitución Española para incluir un límite de déficit marcado por las directrices europeas, algo que sería criticado desde muchos sectores en cuanto afecta a la soberanía económica nacional. También ha sido el motivo expuesto para los recortes en el gasto social.

En lo que respecta a este indicador, muestra una evolución positiva desde que marcase su máximo histórico en 2009, aunque se mantiene alejado del superávit del 2% del año 2007. Los últimos datos de un año completo, el 2013, lo situaban en el 6,8% del PIB.


PRIMA DE RIESGO

De ser prácticamente un indicador desconocido para la opinión pública antes de la crisis a ser el más nombrado cuando se encontraba en su punto más alto. Como señala Wikipedia: "En economía, la prima de riesgo es la cuota que los inversores pagan al asumir el riesgo de comprar bonos de un país con menos fiabilidad económica que otro. La prima se calcula como la diferencia entre el interés que se paga por la deuda de un país y el que se paga por la de otro. El dinero que piden los países entre sí se conoce como deuda pública, y como todo préstamo este tiene unos intereses que se calculan dependiendo de la fiabilidad del país. Si un estado puede pagar sus préstamos sin problemas tendrá menos intereses que uno que pueda tener problemas de dinero".

Es el indicador que mejor comportamiento ha tenido a lo largo de la crisis económica. Si tenemos en cuenta que marcó su máximo histórico a mediados del 2012, con 638 puntos básicos y que en este momento es de 126 puntos, cinco veces menor, se puede afirmar que es el indicador que más ha mejorado en términos relativos.


IPC

Es el Índice de Precios al Consumo y se le conoce como "inflación", si es un índice positivo, o "deflación", si es negativo. Aunque pueda parecer que mientras los precios sean más bajos es una ventaja, en una economía basada en el crecimiento, la deflación es síntoma de una baja actividad económica y puede tener consecuencias como la reducción de salarios y del poder adquisitivo. Los últimos datos del INE señalan una inflación interanual del -1,4 por ciento.


TASA DE PARO - AFILIADOS A LA SEGURIDAD SOCIAL

La crisis ha supuesto un aumento espectacular de la tasa de desempleados de España, que además posee un paro estructural elevado. De hecho, a mediados de los años 80 y 90 superó también el 20 por ciento. Febrero y abril de 2013 marcarían su máximo histótico del 26'3% y a partir de ahí, la reducción ha sido muy leve. Según el Instituto Nacional de Estadística, el último dato recoge un 23'7 %. Aunque en el último año ha tenido un comportamiento relativamente positivo, con más de 400 mil nuevos afiliados a la Seguridad Social.


La economía resulta muchas veces difícil de entender y si hablamos de macroeconomía, más aún. Gracias a Francisco Ferraro, catedrático de Economía Aplicada y presidente del Observatorio Económico de Andalucía, hemos podido desentrañar parte del significado de estos indicadores en el contexto de la economía española y si ofrecen señales de recuperación. Aquí se puede escuchar la entrevista completa:

francisco ferraro